Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 715)
Fecha de publicación: Octubre de 2016

Christopher Lee a través del afiche de cine

En la iconografía de Christopher Lee sobresalen sus ojos inyectados en rojo y la omnipresente amenaza de sus personajes diabólicos.

Página 1Página 2Página 3 • Página 4 •

Darío Lavia



Bookmark and Share

Los años setenta

Taste the Blood of Dracula
Erotismo, geometría, impresionismo y horror, todo eso concita este acertado afiche italiano de Pruebe la sangre de Drácula que supera un original francés que combinaba fotografía y collage!

Scars of Dracula
Otro afiche italiano que supera en arte a sus pares británicos y americano, para Las cicatrices de Drácula, con una composición tan elocuente que habla por si misma!

Jess Franco's Dracula
En El conde Drácula, el afichista argentino quitó al Christopher Lee de bigote que venía en el afiche americano y lo reemplazó con una imagen proveniente del afiche de Drácula 1972 DC que la ventura de las proporciones hace que tenga más de un aire a Jack Palance.

I, Monster
Otro afiche italiano que aporta un toque de distinción a las versiones anglosajonas, El monstruo de Londres, con un animalizado Christopher Lee acechando puñal en mano en las inmediaciones del Big Ben...

Dracula A.D. 1972
Esta vez, a pesar que bien intencionado, el afichista italiano de Drácula 1972 D.C. torna lo que debió ser poster de un film de terror en casi la tapa de una revista de interés general!

The Satanic Rites of Dracula
No sabemos si hay mucho respeto por las normas de la composición y medidas áureas, pero el rostro inyectado de sangre, colmillos y un amasijo de jóvenes vampiresas encadenadas son motivo suficientemente claro para que el ciudadano japonés adquiera tickets para Los ritos satánicos de Drácula.

To the Devil... A Daughter
A pesar que el protagonista técnicamente era Richard Widmark, el diseñador del poster de Una hija para el diablo prefirió otorgar la responsabilidad de llamar la atención a Christopher Lee en expresión adusta y mimetizada con una calavera. ¿Qué más se puede pedir?

Página 1Página 2Página 3 • Página 4 •