Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 13119)
Fecha de publicación: Abril de 2003

El Cerebro del Planeta Arous

Completa reseña de una de las más sugerentes películas de Cerebros Espaciales Malignos.

• Página 1 • Página 2

Ken Begg



Bookmark and Share

Artículo publicado en Jabootu

Hmm, como nuestros lectores regulares saben, usualmente inicio estas cosas con una disertación inútil acerca del tema que nos ocupa. Sin embargo, ya discutí las películas de ciencia ficción clase B de los '50 en mi reseña de FROM HELL IT CAME, así que ahora toca... Las películas de Cerebros, supongo. Las películas de Cerebros ha sido un micro-género sorprendentemente popular a lo largo de los años (esto sin contar las varias películas sobre "Cabezas Vivientes"). Las podríamos dividir en dos categorías:

1) Cerebros subyugados son cautivos de algún Científico Loco con propósitos nefastos.
2) Películas sobre Cerebros Malvados.

Con la excepción de SPACE CHILDREN, en la que un Buen Cerebro Gigante Espacial (BCGE) llega a salvar a la Humanidad de su extinción nuclear, y el heroico pero subsidiario BCGE llamado Vol de la película que nos ocupa, los "Cerebros Vivientes" tienden a dedicarse al mal.

Presumiblemente este género echa raíces del mismo temor que conllevan los Científicos Locos en general: una habilidad mental extraordinaria, sin restricción por la creencia en Dios o del corazón humano, invariablemente se vuelva a la maldad. Después de todo, el mundo real está muy lleno de pruebas de que la viveza y el conocimiento son dos cosas muy distintas. Por instancia, Jean Paul Sartre se dedicó a la defensa de Josip Vissarionovich Dujasvili (alias Stalin), el más grande asesino de masas que nuestra especie haya producido.

Por el otro lado, este temor también conduce a cierto anti-intelectualismo, por cierto ridículo. Tomemos por ejemplo, esas noticias periódicas que cuentan como la clase de segundo grado de tal escuela envían dibujos a la Casa Blanca, urgiendo al Presidente para terminar con las armas nucleares o con el racismo, o con algo similar. Estos reportes invariablemente terminan cuando algún lector de noticias dando el visto bueno a la voluntad de los niños.

¿Y qué acerca de esas historietas del Capitán Planeta, presentando un superhéroe cuyos poderes provienen de cinco anillos que representan la Tierra, el Viento, el Agua, el Fuego y el Corazón? ¿Por qué no tiene un anillo extra que represente el 'Cerebro'? Por su parte, los Científicos Locos y los Cerebros Malvados tienden a divorciarse de sus inferiores en conocimiento. Y ya que las personas normales son demasiado estúpidas par comprender lo que sus superiores intelectuales perciben a través de su vasto aparato mental, es que tienen esa pequeña compulsión en ingnorar esas objeciones de moralidad y no se que que surgen de los cerebros de habichuela. De hecho, como sabemos, el Científico Loco estándar está usualmente llevado por su deseo de demostrar su superioridad a todos aquellos intelectos que "¡me llamaron loco!"

La más influencial obra en el género de Cerebros Malvados es la novela de Curt Siodmak "Donovan's Brain". Relata el caso de un científico que guarda con vida el cerebro de un financista fallecido. Con el tiempo, el cerebro va tomando control del científico. El relato fue con frecuencia adaptado a la radio, por ejemplo, a través del clásico episodio de SUSPENSE con Orson Welles. La primera adaptación al cine fue en 1944, con THE LADY AND THE MONSTER (La Dama y el Monstruo-1944), protagonizada por Nancy Davis (quien luego se convirtiera en Nancy Reagan). El libro fue subsecuentemente adaptado con DONOVAN'S BRAIN (1953) y más tarde con THE BRAIN (El Cerebro Viviente-1962).

Películas de este género llegan a las alturas de FORBIDDEN PLANET (El Planeta Prohibido-1956), que no es estrictamente hablando una película de Cerebro Viviente, pero que plantea con correción los peligros de ser tan listo que uno se olvida de donde viene y tiene un piso con THE BRAIN (El Cerebro-1988), película canadiense con la presencia de un Cerebro Gigante (con una cara) que come gente y que causa a las personas que cometan suicidio con sus inmensos poderes mentales.

Otra prominente película de Cerebros es la divertida FIEND WITHOUT A FACE (El Monstruo Sin Rostro-1958), con una horda de cerebros saltarines (animados con el proceso de stop-motion); también está JOURNEY TO THE 7th PLANET (Viaje al Séptimo Planeta-1961), con un Cerebro Espacial Gigante Malvado que plagia "The Martian Chronicles" (Crónicas Marcianas) de Ray Bradbury; y el delirante opus del Cine de Luchador mexicano NEUTRÓN EL ENMASCARADO NEGRO (1962) y subsiguientes; hasta nuestra FRANKENSTEIN ISLAND (1981), que presenta un cerebro viviente como una de sus tres ridículas e inconexas sub-tramas.

Tengo pocas dudas de que el más claro de estos productos es THE BRAIN FROM PLANET AROUS (El Cerebro del Planeta Arous-1958). Esto es en parte, al hecho que el Cerebro Malvado aquí, Gor, es una gran masa flotante con ojos y que puede hablar. Esto le da una personalidad y una presencia física, mucho más amenazante que aquella tradicional del 'cerebro en la pecera'. Gor también, como podremos ver, es uno de los cerebros más lascivos de la historia del cine.

Más allá de esto, THE BRAIN FROM PLANET AROUS es una de las más emblemáticas películas de ciencia ficción de los '50. Del, literalmente hablando, más de un centenar de tales películas estrenadas durante la década, pocas han representado mejor que esta la progenie. El temerario desprecio por las leyes científicas, la abyecta seriedad de la presentación, las connotaciones sexuales (atrevidas para su época), la presentación de inadecuadamente intrépidos efectos especiales, la tendencia a intentar acometer historias que atañen a una destrucción del mundo entero (aquí, de hecho, también de la galaxia) con un corto presupuesto, todas son características en el campo.

Además, la película presenta un par de nombres que son muy conocidos para, al menos, el aficionado a las películas malas. Comencemos con el director, Nathan Juran. Habiendo comenzado como director artístico, Juran trabajó en películas clase A, como HOW GREEN WAS MY VALLEY (¡Qué Verde Era Mi Valle!-1941) y en WINCHESTER '73 (1950). Luego, con el thriller gótico THE BLACK CASTLE (El Castillo del Ogro-1952), protagonizado por Boris Karloff, se pasó a la dirección. Juran realizó varias películas del género fantástico, como los mini clásicos 20 MILLION MILES TO EARTH y THE SEVENTH VOYAGE OF SINBAD, ambos con trucos de Ray Harryhausen.

También produjo algunas películas clase B. Bajo su propio nombre dirigió la aparentemente inevitable THE DEADLY MANTIS. Y bajo el alias cómico de Nathan Hertz, no solo dirigió THE BRAIN FROM PLANET AROUS, sino la seminal ATTACK OF THE 50 FOOT WOMAN (El Ataque de la Mujer de 9 Metros-1958) y el filme bélico con Ronald Reagan y Nancy Davis HELLCATS OF THE NAVY (1957).

Nuestro siguiente reseñado será John Agar, tan bien apreciado por todos los aficionados, al que uno de los pioneros de nuestro campo, nominado por los pioneros de nuestro campo que fueron los Medveds (autores del libro "Golden Turkey Awards"), como el peor actor de todos los tiempos. Agar no ganó el premio, pero cuando su competencia incluía nombres como los de Tony Curtis, Victor Mature y el que finalmente triunfó, Richard Burton, la sola nominación es un honor.

Agar llamó la atención del público como ex sargento del ejército que se casó con la por entonces diecisieteañera Shirley Temple. Al principio esto ayudó su carrera, y la publicidad resultante le posibilitó un contrato para aparecer en películas con John Wayne hoy en día estimadas como clásicos: SHE WORE A YELLOW RIBBON (La Legión Invencible-1949), FORT APACHE (Fuerte Apache-1948) y THE SANDS OF IWO JIMA (1949).

Al tiempo que su matrimonio naufragaba, Agar tenía que tolerar las burlas de quienes lo consideraban "Mr. Shirley Temple". Su matrimonio terminó en divorcio, y Agar se dio por entonces a la bebida, tratando de explicar este abuso como consecuencia de su matrimonio infeliz. Esto resultó en la ira del juez, quien le advirtió: "¡No trate de acusar de esto a Shirley Temple!"

La bonanza profesional de Agar se extendió a lo largo de los '50 y '60 con sus roles protagónicos en películas de ciencia ficción de buena factura, para la Universal, tales como TARANTULA (Tarántula-1955), THE MOLE PEOPLE (Bajo el Signo de Ishtar-1956) y REVENGE OF THE CREATURE (El Regreso del Monstruo-1955), primera secuela de la Criatura de la Laguna Negra. Luego de esto, bajó un poco la puntería, con DAUGHTER OF DR. JEKYLL (La Hija del Médico y la Bestia-1957), ATTACK OF THE PUPPET PEOPLE (Ataque Diabólico-1958), INVISIBLE INVADERS (Invasores Invisibles-1959), HAND OF DEATH (1962), JOURNEY TO THE SEVENTH PLANET (¡otra película sobre Cerebros Gigantes Espaciales Malvados!), WOMEN OF THE PREHISTORIC PLANET (Mujeres del Planeta Prehistórico-1966) y hasta hizo un cameo en la KING KONG (1976) producida por Dino De Laurentiis.

Y estos son solo filmes de ciencia ficción, y aquellos que nos son familiares. El Cielo sabe de su listado de westerns clase B es similar, como por ejemplo STAR IN THE DUST (1956), western para Universal con Mamie Van Doren y Richard Boone. ¡Qué reparto! Además de esto, ¿cuántos actores pueden animarse a protagonizar dos películas de Larry Buchanan y no considerarlas como las peores películas de su filmografía? Aparentemente mientras rodó ZONTAR, THE THING FROM VENUS (Zontar, el Monstruo de Venus-1968) y CURSE OF THE SWAMP CREATURE (El Monstruo del Pantano-1966), Agar también tuvo tiempo de aparecer en la realmente oscura NIGHT FRIGHTS, una película de la que no había escuchado nada hasta hace, digamos, tres meses. Compré una copia de Movie Unlimited y me asombré de encontrar una película que pude considerar como imitación de las de Larry Buchanan.

Ustedes creerán que estoy bromeando. Sin embargo, una rápida consulta a la invaluable "Psychotronic Video Guide" de Michael Weldon, confirma que esa película fue rodada por el asistente de dirección de Buchanan. ¡Qué credenciales! ¡Imagínense siendo asistente de dirección de Larry Buchanan!

Para comenzar con nuestra película, abrimos con una toma de una montaña, acompañado por una ominosa partitura de tuba. Los títulos de créditos se desenrollan y aparece en la escena, algo así como un OVNI, que se viene aproximando hacia la mole pétrea desde el cielo. Luego hay un corte y vemos una explosión, lo que presumiblemente nos informa que dicho OVNI ha aterrizado. Luego vamos a Steve (John Agar), entre las usuales colecciones de aparatos de radio y equipamiento científico electrónico que intentan representar un laboratorio. Examina superficialmente su equipo y exclama "esto no tiene sentido", una declaración que podremos recordar a lo largo de la película y que podría ser el lema de la misma. Luego vemos al colega Dan (Robert Fuller), quien está leyendo una revista de ciencia ficción. Presumiblemente es un guiño para los aficionados.

Como Dan no está prestando atención, Agar se acerca rápidamente y le arrebata el magazine. Supongo que lo tirará en su escritorio y lo guardará hasta el siguente semestre. Steve nota que el contador Geiger ha estado "subiendo y bajando toda la mañana". Luego, el "Nucleómetro [?] confirma esos resultados". Hmm, si hubiera chequeado su Cerebrómetro este científico se habría figurado lo que iría a pasarle.

Dan también prueba ser bien astuto. Primero pone de su lado al público diciéndole a Steve que "suena como un hombre con rocas en su cabeza". Sin embargo al principio se equivoca y dice que la "radioactividad es algo constante." Luego se escucha el ruido de la radiación. Dan es interrumpido por el sonoro ruido del contador Geiger, y finalmente tiene que admitir que algo está pasando. Intenta potenciales explicaciones, incluyendo la multipropósito "rayos cósmicos del Sol". Steve replica que estas emanaciones provienen de un mismo sitio, a treinta millas de allí, en la (¡bum Bum BUM!) Montaña Misterio. No voy a preguntar como se pudo figurar que las radiaciones provenían desde ese punto.

Sally (Joyce Meadows), la novia de Steve entra en escena. "¿Hay alguien aquí?" pregunta, a pesar del hecho que Steve y Dan están casi frente a ella. Pretendiendo retarlos, proclama que son casi las tres de la tarde y que aún no han comido. Cada laboratorio necesita una chica así para cuidar ese tipo de menesteres. Sin embargo, me pregunto porque ella no les trae ningún café. Dan exclama "¡Con razón mi estómago me ha estado dando mensajes con insultos!" Hmm, también estoy teniendo mensajes con insultos de un órgano, pero no es mi estómago. De hecho, parezco tener esos mismos mensajes cada vez que reseño películas como estas.

Luego se vuelven sobre un mapa en la pared, y Steve explica que "algo muy extraño está pasando en la Montaña Misterio". "¡Montaña Misterio!" exclama Sally. (El nombre de ese accidente geológico suena como si allí fueran a encontrar algún grupo de contrabandistas de esos que solían ser apresados gracias a los Hardy Boys).

En caso de que nos preguntemos el porque de tal nombre, Dan expone que es el "lugar más olvidado por Dios del desierto". Sí, supongo que eso lo explica todo. "No ha sido visitado por nadie desde 1900," continúa Dan, "cuando los buscadores de oro abandonaron el área." Bien, si señor, suena como el lugar que escogería un Cerebro Gigante Espacial Malvado para aterrizar.

El contador Geiger se pone a sonar nuevamente. Me pregunto si estos muchachos no deberían poner pantalones de plomo o algo así. "¡Mira esta aguja! ¡Veinte milirinks!" excalama Steve. "¡Dan, vamos a ir a la Montaña Misterio!" ¡Zoinks! ¿Y si mejor llaman a Scooby Doo y su pandilla? ("Jinkies, el Cerebro Gigante Espacial Malvado, es Mr. Jenkins el guardián"; "eso explica la pintura fosforescente que encontramos"; "y yo me habría salido con la mía si no fuera por ustedes, chicos mequetrefes, y su perro!")

Dan y Sally protestan ante ese plan. "¡No sin antes comer!" replica Dan. "¡No," adhiere Sally con horror, "ya tengo las brasas de la barbacoa lista!" Sally le pone un casco de explorador a Steve en la cabeza y este accede a sus peticiones y le sigue.

El porque había no uno si no dos cascos en las mesas donde Steve tiene su equipo es un misterio. Especialmente porque hemos visto claramente hacía unos minutos que solo había un casco. Por supuesto, estoy seguro que los productores de películas como estas no tenían idea al momento de realizarlas que habría personas que aún las seguirían viendo por cuarenta años más, y mucho menos que estos tipos se dediquen a avanzar y rebobinar las mismas escenas en busca de errores de continuidad.

Corte y aparece Dan, oliendo las hamburguesas en la parrilla; Steve en tanto, está cerca con un aperitivo. Dan intenta atacar los saladitos, pero Sally golpea sus nudillos con una cuchara. Ella pregunta a Steve que espera encontrar allá afuera. "Fantasmas," intercala cómicamente Dan, "serán fantasmas". Este muchacho tiene gracia.

Ahora llega Mr. Fallon (Thomas B. Henry), el padre de Sally. Fallon se sorprende al escuchar los planes de visitar la Montaña Misterio. "¡Debe hacer al menos 120 grados en el desierto!" advierte. Dan está de acuerdo con ello. En realidad, ya que sabemos que hay una base de las Fuerzas Armadas en la zona, que se dedican a realizar experimentos y pruebas nucleares, me pregunto porque ellos no han tenido noticia del fenómeno. O porque Steve no los llama para que vayan a investigar.

"Hay una fuerte radiación de Gamma proveniente de la Montaña Misterio," explica Steve. "¡Esto es motivo suficiente para que cualquier científico se aventure al desierto!" A no ser que Ud. sea científico militar, supongo. "Afortunadamente es intermitente," continúa. "¡Si no fuera así, estaríamos fritos!" Dan se queja nuevamente de tener que afrontar el calor del desierto y Steve ofrece marchar solo. Dan estaba solo bromeando, y le advierte a Steve de no intentar ir sin él. "Por favor, Steve, recuerda que soy tu cerebro," nota. Ahora, esto es bien irónico. Y yo que pensaba que Shakespeare era el maestro de la profecía siniestra. Luego de algunos 'cómicos' entremeses sobre el lunch, pasamos a Steve y Dan conduciendo a través del desierto en su jeep. Yo... YAAHHHHHH!!!!

Oh, perdón. La vista de un jeep a través del desierto me remiten a horas de material de archivo en filmes como COMMANDO GIRLS. Whew. Ok, ahora estoy mejor.

El jeep avanza por un rato; esto me trae reminiscencias de EEGAH! (1962), y finalmente llegan a... La Montaña Misterio. (¡bum Bum BUM!) Steve conduce hasta una gran roca, y luego nota que la piedra es muy pesada como para continuar con el vehículo. Ambos ensamblan su equipo y se alistan para marchar a pie. Mientras están en esa tarea, Steve pregunta a Dan por el 'sinilator' (o algo así). Esto es un artefacto con estilo secador de pelo Art Deco con una caja negra. Asumo que supuestamente es un contador Geiger direccional. Dan reporta que no hay lectura. Steve, sin embargo, apunta hacia determinado punto con sus binoculares. Luego se los pasa a Dan. "Una pila de rocas," nota él. "¡No estaban allí el último invierno!" replica Steve (¡bum Bum BUM!). Perfecto, en primer lugar, supongo que es imposible que un derrumbe o corrimiento menor de rocas haya ocurrido. Segundo, Steve parece tener un profundo conocimiento de un área que no había sido visitada por el ser humano "desde 1900".

Dan y Steve cargan con sus equipos (martillito para piedra, linterna, rifle, sinilator). Sin embargo, Dan, que se quejaba constantemente del calor, deja la cantimplora atrás. Esto a pesar del hecho que antes la había dejado apoyada sobre una roca durante toda la escena. Es difícil de creer que nadie tomara noticia del detalle, ya que caminaron por delante de la misma. Luego de una árdua jornada, nuestros héroes llegan a una caverna en la misma base de la montaña. Ahora entendemos porque llevaban linternas consigo. La locación en realidad es el Cañón Bronson, bien conocido por aficionados a las películas de ciencia ficción y a los westerns. De hecho creo que es la misma caverna que el Ro-Man de ROBOT MONSTER (1953) utilizaba como guarida. "¡Aquí ha habido una explosión hace poco!" nota Steve. "¡Eso explica aquella pila de rocas!" Si, es un verdadero científico, si señor.

Dan asume que alguien pudo haber tenido algún problema. Steve replica que no han habido personas en ese lugar, y da como evidencia la falta de huellas. Entran en la caverna, y una suerte de neblina otorga a sus linternas un atmosférico efecto de "sable de luz". Luego de un rato, Steve llega a un punto sin salida. De repente (como si no lo esperara) el contador Geiger se pone como loco. De hecho, dado que la aguja apunta para todos lados, asumo que ambos personajes ya están terminalmente contaminados.

Aparentemente indiferente, regresa y avanza hacia la fuente de la radiactividad. Hay una luz misteriosa y una música 'tétrica' nos predispone a que algo 'tétrico' va a ocurrir. Poco después, el contador deja de sonar. Steve y Dan apagan sus linternas y una luminiscencia se aprecia desde la izquierda. Ambos se encaminan hacia la misma. "Hola," grita Steve. "Somos amigos, salga." Esto habría sonado más confiable si fuera que Steve y Dan no tuvieran sus armas listas. La luz comienza a extinguirse. Extrañamente, ambos llegan rápidamente a otro punto sin salida.

Mientras discuten sobre este entuerto, el contador Geiger nuevamente se vuelve loco. Súbitamente aparece un Cerebro Flotante Gigante, con ojos ominosos, y semi-transparente. Para comprender mejor esta transparencia se puede consultar AMAZING COLOSSAL MAN (El Coloso Increíble-1957). Por supuesto, la primera reacción de Steve como científico ante este Cerebro Gigante Flotante es abrir fuego con su pistola. Steve cae al piso agonizante. Dan continúa disparando. Luego cae, y un rayo de luz nos indica que algo nefasto le ha ocurrido. En ese momento, el Cerebro se torna más transparente, se empequeñece y con un modesto truco visual, 'entra' en Steve (es superimpuesto sobre él y luego desaparece).

Volvemos a la casa de los Fallon. Aquí la cámara nos muestra a George, el enorme pero amigable pastor alemán de Sally. El teléfono suena y Sally responde. Es su padre, preguntando si ha tenido noticias de Steve o Dan durante la semana. Sally le dice que no, pero no está muy preocupada. Los muchachos suelen tener esa conducta cuando se van de excursión.

En este punto, la figura de Steve aparece a través de la ventana, a la derecha de Sally. Ella lo ve (a pesar que está mirando en otra dirección) y corre a abrazarlo. Steve le cuenta que no encontraron nada en la caverna. Luego se comienza a mostrar un poco más amable con ella, y le comienza a dar muchos besos, a pesar que aún no están casados (¡recuerden que estamos en los años '50!). Un poco sobresaltada, Sally replica que, "tu nunca me habías besado así antes, ¡wow!"

Sally pregunta por Dan. Steve le dice que él se fue a Las Vegas a recuperarse de su viaje. Sin embargo, su gesto al decir esto es tan exagerado, que es otra pista sobre el hecho que algo anda mal (en caso que la escena del cerebro desapareciendo en su cuerpo haya sido muy sutil). Sally, siendo una chica intuitiva, nota que Steve actúa diferente. Steve dice que "soy la misma persona que era antes," que es seguido de unas notas de tuba que nos hacen notar que esto no está para nada bien.

Steve trata de actuar como si nada hubiera pasado, pero Sally quiere la verdad. Steve, sin embargo, quiere más mimos. Sally parece disfrutar este desborde de pasión, si bien no desea que su novio vaya muy lejos. Cuando él comienza a forzarla, ella trata de luchar. Incluso él le rasga la blusa, revelando su sostén. Debo admitir que, para el año 1958, esta escena es un poco atrevida.

Afortunadamente George está cerca, y acude en auxilio de su ama. Finalmente Steve patea al perro (a pesar que claramente vemos que yerra su patada) y sale de escena. Sally expresa su opinión que tal vez él ha estado trabajando demasiado, la que es bastante benigna, teniendo en cuenta su reciente comportamiento. Ella le sugiere que vea a un médico. "No me digas lo que tengo que hacer, Sally" estalla Steve. Luego se marcha. Sally se conforma acariciando su perro (me gustan los perros, especialmente los grandes, y tengo tendencia a subir la calificación de las películas que los presenta).

Steve está ahora en su sala de estar, contorsionándose en su silla. Gor aparece y crece de tamaño (aunque sigue semi-transparente). Haciendo sonidos como las Máquinas de Guerra de WAR OF THE WORLDS (La Guerra de los Mundos-1951), el cerebro se presenta a sí mismo como Gor. Dice que espera que Steve lo apoye cuando se postule para presidente.

Gor explica que él necesita un cuerpo físico mientras está en la Tierra, y que Steve cumple con los requisitos. Después de todo, según Gor, Steve es un "reconocido científico nuclear." (¡Hey, este tipo es un científico nuclear!), y lo eligió antes de conocer a Sally: "una muy excitante hembra."

No hace falta decir que nuestro héroe está muy perturbado por el interés de Gor en su novia. Steve le advierte de mantener sus sucias... uh, quiero decir, sus propias sucias... bien, como sea, manos lejos de ella. "¿Por qué?" pregunta Gor. "¡Ella me interesa! ¡Hay algunos aspectos de la vida de un salvaje terrestre que son excitantes e gratificantes! ¡Cosas que no tienen los Cerebros de mi planeta, Arous!"

Enojado, Steve toma un adorno de su chimenea y se lo arroja a Gor. "Ninguna de tus insignificantes armas puede hacerme daño," dice el cerebro mientras el proyectil lo atraviesa sin mayores efectos para él.

Con aires de suficiencia, Gor le informa a Steve que el puede dar vuelta su "simple y pequeña voluntad como una llave en una cerradura." Luego lo ilumina con un haz de luz y Steve se retuerce en agonía. Esto es, según Gor, para dejar en claro quien es el jefe ahora.

Ahora pasamos a Mr. Fallon, que regresa a casa. Sally le comenta que está preocupada por Steve. "No puedo explicarlo bien... pero ha cambiado," nota ella. Si solo le hubiera dicho "como en INVASION OF THE BODY SNATCHERS," entonces él lo habría comprendido más de prisa.

• Página 1 • Página 2