Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Entrevistas (Lecturas: 8452)
Fecha de publicación: Junio de 2001

Habla John Carradine

John Carradine nos cuenta todo lo que se acuerda de Drácula, Frankenstein, Boris Karloff, Bela Lugosi, el vodka con hielo y sus películas de terror.

• Página 1 • Página 2

David del Valle



Registro de marcas

Bookmark and Share

Traducida de la revista Famous Monster of Filmland

Durante los últimos años '70 no había mejor lugar para conocer al "viejo Hollywood" que un Pub en Sunset Boulevard llamado Cock and Bull. Allí se daban cita con gran frecuencia para beber un trago un maravilloso grupo de actores, agentes y escritores. Uno de los más frecuentes era John Carradine, quien solía llegar a las seis y media de la tarde, comenzaba a beber sus copas, recitaba a Shakespeare y se quedaba hasta que el establecimiento cerraba sus puertas a medianoche. Usualmente John estaba acompañado por un largo vaso de vodka con hielo. Una vez le pregunté si había considerado alguna vez rebajarlo con soda, pero él replicó:

- Jamás sufro resacas, ya que nunca pervierto la bebida.

Esta entrevista tuvo lugar la noche del 16 de Noviembre de 1984, en la residencia de Carradine en Montecito, California. John había acordado aparecer en un talk show llamado "The Sinister Image", que yo tenía en un canal de cable. Así que acordamos tener una reunión previa en la que discutiríamos principalmente acerca de sus películas de terror. Por la tarde John había asistido al estreno de una de las películas de NERDS de su hijo Robert. Lamentablemente John nunca apareció en mi programa, debido a otros compromisos que se interpusieron con las fechas de grabación. Pero me siento feliz de poder compartir esta transcripción de mi entrevista con una de los más grandes de Hollywood.

David del Valle: Desde que vengo preparando mi programa que me pregunto acerca de sus días en Universal.

John Carradine: Bien, aquellos días en Universal fueron muy sacrificados, ya que de día trabajaba en otras cosas y de noche hacía teatro. Hice una obra en 1930 titulada "Window Panes" con un desconocido Boris Karloff, un año entero antes de FRANKENSTEIN.

Valle: ¿Es verdad que usted rechazó el papel de Frankenstein?

Carradine: Si, es una historia real. Ahora bien, nunca hice una prueba con el maquillaje como Boris. En aquel tiempo mucha gente me decía, especialmente gente como Cecil B. De Mille, que mi rostro era muy filoso y la cámara no podría grabar nada de mi cara. Naturalmente, cuando supe que no tenía diálogos, no me interesó el papel. Y hasta el día de hoy no me arrepentí.

Valle: ¿A pesar que convirtió a Karloff en una estrella?

Carradine: ¿Pero a qué precio? Boris era un excelente actor y el papel en Frankenstein lo encasilló para siempre en la industria. ¿Quién es para decir que grandes papeles dramáticos y oportunidades perdidas hubo a causa del Monstruo? Supongo que fue el destino. Por otro lado, Bela Lugosi, quien ya era la estrella del estudio en 1931, pudo haber tenido ambos roles clásicos.

Valle: ¿Lugosi tuvo rencores por FRANKENSTEIN?

Carradine: Nunca habló acerca de ello. Conocí a Bela bastante bien. Era un hombre muy culto. Lo conocí mucho durante la época de Monogram, en los años '40, filmando películas que me gustaría olvidar. Bela tenía una gran jarra de vino tinto en su camerino y yo siempre le rechazaba la invitación de beber con él hasta terminar la filmación del día. Nunca bebí mientras trabajaba. John Barrymore me explicó la insensatez de tal cosa.

Valle: Volviendo a Universal, ¿qué puede recordar acerca de THE BLACK CAT (El Gato Negro-1934), THE INVISIBLE MAN (El Hombre Invisible-1933) y BRIDE OF FRANKENSTEIN (La Novia de Frankenstein-1935)?

John Carradine, en la época en que era un escultor free lanceCarradine: Tu no me pudiste ver realmente en THE BLACK CAT. Yo tocaba el órgano durante la misa negra.

Valle: ¿Usted recuerda algo sobre esta película, específicamente?

Carradine: Recuerdo que estaba rodeado por una gran cantidad de extras, todos muy grotescos, con smoking y hasta túnicas. Pero todo eso fue cortado. En BRIDE OF FRANKENSTEIN yo, con otro actor, encontraba al Monstruo con un ermitaño ciego que era interpretado por O.P. Heggie. Heggie era un fino actor teatral y Whale uno de los mejores directores de la Universal de aquella época. Whale filmó THE INVISIBLE MAN también. En la escena en la que yo digo "¡ahí va el Hombre Invisible!" era divertida a causa de los efectos. Por entonces yo tenía trabajo como escultor y como actor en el teatro. Yo era escultor, free lance, trabajé para De Mille y Ford. Esto me mantenía conectado de lo que estaba pasando en Hollywood como ningún otro agente podía hacerlo.

Valle: Creo que CAPTIVE WILD WOMAN fue su primer protagónico en Universal, en 1943.

Carradine: Si, creo que estás en lo cierto. Recuerdo a la chica, Acquanetta. Creo que estaba siendo publicitada como una nueva Maria Montez, Dios la guarde. Pero ella, en realidad, no podía actuar mucho. Muy bonita y muy dulce, pero con esto solo camuflaba su carencia de experiencia, así que no le daban diálogos.

Valle: Un año después usted se convirtió en el tercer actor de Universal en personificar a Drácula.

John Carradine, un Drácula Shakespeareano

Carradine: Por aquella época estaba de gira con mi compañía de Shakespeare. Cuando regresé me enteré que había sido elegido para el papel de Drácula. Yo sabía de antemano que Bela Lugosi había rechazado el papel a causa de que tenía otros compromisos para estudios como Monogram y RKO, así que lo tomé.

Valle: Algunos especulan que siendo Boris Karloff estrella del filme HOUSE OF FRANKENSTEIN (La Guarida de Frankenstein-1944), pudo haber sido un factor decisivo en la negativa de Lugosi.

Carradine: Oh, no. Trabajo es trabajo. Bela estaba muy bien profesionalmente con Boris. Ellos tenían personalidades diferentes. Bela estaba muy orgulloso de su Drácula, y estoy seguro que él hubiera interpretado el papel sin importar quienes fueran sus co-estrellas. Conociendo a los de Universal, supongo que ellos se habrían percatado de la agenda de Lugosi y tomaron ventaja de ello. No me acuerdo cuando leí el papel, pero recuerdo una prueba fílmica para ver como me veía.

• Página 1 • Página 2