Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 12078)
Fecha de publicación: Mayo de 2003

Frankenstein A.K. (Antes de Karloff)

Conozca la primera versión de Frankenstein, filmada en 1910 por la Compañía Edison con el primer monstruo de celuloide, encarnado por Charles Ogle.

Darío Lavia



Bookmark and Share

«Uno de los fenómenos que más me atraían era el de la estructura del cuerpo humano y la de cualquier ser vivo. A menudo me preguntaba de dónde vendría el principio de la vida. Era una, pregunta osada, ya que siempre se ha considerado un misterio. Sin embargo, ¡cuántas cosas estamos a punto de descubrir si la cobardía y la dejadez no entorpecieran nuestra curiosidad! Reflexionaba mucho sobre todo ello, y había decidido dedicarme preferentemente a aquellas ramas de la filosofía natural vinculadas a la fisiología. De no haberme visto animado por un entusiasmo casi sobrehumano, esta clase de estudios me hubieran resultado tediosos y casi intolerables. Para examinar los orígenes de la vida debemos primero conocer la muerte. Me familiaricé con la anatomía, pero esto no era suficiente. Tuve también que observar la descomposición natural y la corrupción del cuerpo humano. Al educarme, mi padre se había esforzado para que no me atemorizaran los horrores sobrenaturales. No recuerdo haber temblado ante relatos de supersticiones o temido la aparición de espíritus. La oscuridad no me afectaba la imaginación, y los cementerios no eran para mí otra cosa que el lugar donde yacían los cuerpos desprovistos de vida, que tras poseer fuerza y belleza ahora eran pasto de los gusanos. Ahora me veía obligado a investigar el curso y el proceso de esta descomposición y a pasar días y noches en osarios y panteones. Los objetos que más repugnan a la delicadeza de los sentimientos humanos atraían toda mi atención. Vi cómo se marchitaba y acababa por perderse la belleza; cómo la corrupción de la muerte reemplazaba la mejilla encendida; cómo los prodigios del ojo y del cerebro eran la herencia del gusano. Me detuve a examinar y analizar todas las minucias que componen el origen, demostradas en la transformación de lo vivo en lo muerto y de lo muerto en lo vivo. De pronto, una luz surgió de entre estas tinieblas; una luz tan brillante y asombrosa, y a la vez tan sencilla, que, si bien me cegaba con las perspectivas que abría, me sorprendió que fuera yo, de entre todos los genios que habían dedicado sus esfuerzos a la misma ciencia, el destinado a descubrir tan extraordinario secreto.»

Frankenstein de Mary Shelley.

Toda historia tiene su génesis. Y el Frankenstein cinematográfico tuvo la suya, dos décadas antes de la famosa imagen de Boris Karloff caracterizado como un ser monstruoso surgiendo en las pantallas de todo el mundo. Veamos como la brillante y asombrosa luz que ve surgir Frankenstein no es otra que la del proyector del cine, a principios de 1910, que hizo surgir en una pantalla común y corriente una historia aberrante sobre el doctor que crea vida a partir de podredumbre y restos humanos.

Charles Ogle como el Monstruo en FRANKENSTEIN (1910)
Charles Ogle como el Monstruo en FRANKENSTEIN (1910)

En 1931 Universal Pictures sorprendió a todo el mundo con una película que en un principio se la quiso hacer pasar como melodrama ("el más extraño de todos los tiempos"), pero que resultó ser un filme terrorífico. DRACULA (1931) proporcionó un nuevo significado al término "terror", además que sirvió para fundar la base primordial de lo que luego se convertiría en el Terror Universal. FRANKENSTEIN (1931), con Colin Clive y un signo de interrogación ("?") que luego se supo era Boris Karloff, resultó ser, para muchos críticos, el mejor filme de terror del estudio y el que marcó la ruta a seguir por gran cantidad de posteriores Frankesnteins cinematográficos, además de iniciar una fascinación del espectador por el terror que se transmitió a radio, teatro y (posteriormente) TV. Pero el gran público ignora que, previamente a este filme, hubieron al menos tres versiones de la novela de Mary Shelley.

La novela, bien popular en el siglo XIX, no era desconocida a principios de siglo, ya que se sabe que entre 1890 y 1912 aparecieron nueve diferentes ediciones de la misma. Luego de más de una década, era extraño que el cine no produjera una versión de la novela, ya que se había extendido mucho la costumbre de versionar novelas "de manera que el público se entere en una hora y fracción aquello que le tomaría muchos días de lectura". La compañía Edison, que en breve llegaría a su fin, produjo la primer versión de FRANKENSTEIN entre el 13 y 19 de enero de 1910 y la estrenó el 18 de marzo, publicitándola como "una historia que alcanza el climax del horror y la sugestión"; interesante notar el detalle de que, a pesar que el género de "terror" aún no había nacido, ya se nombraba el término "horror". La historia difería, como luego sería usual, de la novela original. Tal vez estas modificaciones fueran "por el bien de la platea". El medio The Film Index de marzo de 1910 citaba: "Las situaciones realmente repulsivas de la versión original han sido cuidadosamente elmininadas en su versión visual, de manera que no quede posibilidad de asustar a ningún integrante del público. Pero la fuerza dramática de la historia sigue presente." Si bien la película (que duraba nada más que 16 minutos, es decir 975 pies o 297 metros), no tuvo un éxito memorable, pero cosechó buenas críticas en los periódicos y revistas de la época. The Film Index, nuevamente, citaba que la escena de la creación del monstruo "era probablemente la más remarcable jamás filmada." Moving Picture World, de abril de 1910, decía que "la historia de Mary Shelley aquí reproducida en forma de película, satisface tanto a quienes han leído la novela como a quienes no lo han hecho."

Otra imagen del monstruo compuesto por Ogle
Otra imagen del monstruo compuesto por Ogle

Su protagonista era Augustus Phillips como Frankenstein y Mary Fuller como Elizabeth. Phillips, un actor del que poco se sabe, había trabajado en teatro a principios de siglo, y participó en gran cantidad de obras que llegaron a representarse en Broadway. En 1910, en la Edison, protagonizó varias películas. A pesar que durante los años '10 continuó trabajando en el cine, nunca tuvo gran fama, y de hecho, se sabe que nació en 1874, pero se ignora su real fecha de muerte, y su última película se estrenó en 1921. Fue Charles Ogle que interpretó al Monstruo. Ogle, de 45 años, luego se convertiría en requerido actor de carácter durante los años '10 hasta 1926, que se retiró, falleciendo en 1940. Muy poco se conoce de su vida, en 1905 apareció con Chauncey Olcott en Broadway, en la obra "Edmund Burke", y más tarde en "Father and Son" (1908). Ogle se volcó al cine en 1908 o 1909. Tal vez su momento de mayor atención fue en 1920 con el estreno de TREASURE ISLAND (1920), dirigida por Maurice Tourneur, en la que Ogle encarnaba al villano Long John Silver (Lon Chaney tenía también un papel en tal largometraje), pero Ogle ya era popular, dado que en 1915 había salido en 10a. posición en la categoría de "Viejos Caballeros", según una encuesta realizada por la revista Motion Picture Magazine, sobre las preferencias de repartos de sus lectores. En los '20 Ogle apareció como actor de reparto en gran cantidad de filmes clase A, dirigidos por los hermanos De Mille o bien por James Cruze. El director fue J. Searle Dawley, quien había escrito obras teatrales hacia 1900 y trabajó en la misma compañía que integraba Augustus Phillips. Como empresario, compraba películas de la Waters Kinetograph Company para proyectar entre las obras. En una de estas operaciones, entró en contacto con Edwin S. Porter, uno de los pioneros olvidados del cine, director de GREAT TRAIN ROBBERY (1903). Interesado en participar de la producción de estas películas, Dawley ayudó a Porter como asistente durante un año, hasta que se largó primero como co-director, luego director. Así que para 1910 era uno de los principales directores en la compañía Edison, permaneciendo en tal status hasta 1913, que marchó a la Famous Players. En este período, Dawley dirigió películas de Mary Pickford, John Barrymore, Billie Burke, Pearl White y otras grandes estrellas de la época.

Augustus Phillips como Frankenstein
Charles Ogle como el Monstruo
Mary Fuller como Elizabeth

Frankenstein, joven estudiante de medicina, saluda a su novia y a su padre, ya que debe partir para estudiar en la Universidad. Ahí se comienza a obsesionar con la creación artificial de vida. Una noche, en su laboratorio, dos años después de su partida, Frankenstein logra éxito y nace su criatura. Más tarde el monstruo mira a su creador a través de las cortinas de su cama y Frankenstein se horroriza. Regresa a su hogar para cuidar a su padre y reencontrarse con su novia, donde restablece su tranquilidad. Pero una noche, ve a través del espejo a ese monstruo, y lo convence de ocultarse tras las cortinas para que no sea visto por su novia. El monstruo guarda devoción a su amo y se pone celoso cuando otros le prestan atención. Monstruo y creador luchan y la criatura se detiene a observarse en el espejo. El monstruo escapa y tiempo después regresa por la novia de Frankenstein. Hay una nueva batalla y el hombre de ciencia es vencido. Luego de la lucha, el monstruo se queda mirándose nuevamente al espejo y desaparece. Frankenstein, recuperado, mira al espejo, pero ve su propio reflejo. La historia termina y él se abraza a su amada.

Es de remarcar que la película presenta hallazgos visuales de interés, como la escena en que el monstruo cobra vida. Hay una suerte de montaje en que se ve a Frankenstein que observa a través de una mirilla y un material extraño que va tomando forma de un cuerpo y una calavera, luego una cabeza, y surgen brazos... Los efectos especiales fueron realmente atrayentes para la época y suponemos que habrán causado revuelo. A diferencia de posteriores filmes, aquí el método de creación es menos científico que "alquímico". La publicación "The Edison Kinetogram" de marzo de 1910 alababa esa escena diciendo que era "la más extraña, mistificante y fascinante secuencia jamás mostrada en una película." Sorprendentemente hay otro aspecto original de esta primitiva versión, que reside en la extraña relación entre monstruo y creador. En posteriores películas, casi siempre se presentó en una suerte de "hijo que se rebela al padre;" en cambio aquí se intenta significar que el monstruo sería una especie de "doble" de Frankenstein. Las varias secuencias de espejos evidencian esto, así como también el final, en que el monstruo se desvanece, en una suerte de fantasmagoría similar a la que se dio en su nacimiento.

Una de las luchas entre Frankenstein y el monstruo: en el suelo, Elizabeth, desmayada.
Una de las luchas entre Frankenstein y el monstruo: en el suelo, Elizabeth, desmayada.

Edison lanzó la película con un acompañamiento sonoro o "música incidental". La secuencia inicial era acompañada por el andante llamado "Then You'll Remember Me" que luego trocó en una "Melodía en F" para la secuencia del laboratorio. El momento de la creación tenía como marco sonoro un agitato en tanto que la escena que el Monstruo visita a Frankenstein en su cama eran acompañadas con "Der Freischütz". El resto de la película iba rotando entre esta obra y el coro nupcial de "Lohengrin" (para la escena del casamiento de Frankenstein y Elizabeth).

Escena de la génesis del monstruo.
Escena de la génesis del monstruo.

En los años '60 fotos fijas de esta película asomaron a la luz y comenzaron a decorar las revistas de cine fantástico. La imagen publicitaria de Ogle caracterizado como el Monstruo envuelto en una particular vestimenta y con una cabellera como de paja e inconcebibles manos, se ha convertido en un ícono para los cinéfilos simpatizantes de Frankenstein. En los '70 se reportó el hallazgo de la película, en una copia de 35 mm, nitrato positivo, pero un coleccionista posesivo impidió la divulgación o difusión de la cinta, situación que continuó hasta hace pocos tiempo, en que la película fue liberada y dada a distribución, lo que constituye una rica fuente de estudio para los investigadores y de curiosidad para el resto de los aficionados.

Mayor información:

http://www.lrsmarketing.com: Sitio de la empresa que posee el copyright de la película. Esta empresa vende la película junto al Nosferatu de Murnau de 1922.
http://www.cinefania.com/movie.php/516: Poster e información sobre la película.
http://www.kjenkins49.fsnet.co.uk/fr1910.htm: Nota sobre la película y un fragmento en Real movie.