Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Artículos (Lecturas: 6238)
Fecha de publicación: Mayo de 2003

XIII Semana de Cine Fantástico de Málaga

Nueva edición de este importante festival internacional.

Sara Rodríguez Mata



Registro de marcas

Bookmark and Share

Fotografías: Sara Rodríguez y Miguel Rodríguez (fotografías digitales)

Cartel del festivalDice mi hermana Noemí que quienes gustan del cine de terror no deben ser personas muy "normales". Y ojo, aquí salgo en su defensa, que lo dirán en calidad de Pedagoga que es; porque de Psicología sabe la parte que le corresponde. Nunca le he preguntado a ella porqué opina eso ni me he puesto a discutir su idea porque cada vez que dice eso, no puedo reprimir una gran risa y entonces, siempre le contesto: «mírame a mí, ¿crees que soy anormal? ¿Tengo alguna perturbación?» Y ella me mira, se calla y nos reímos. Creo que se calla porque no sabe realmente si ya pertenezco a ese inframundo de degenerados y desvirtuados en el que ella y mucha más gente nos cataloga. Supongo que mi hermana Noemí se basa en el hecho de que alguien vaya al cine a ver una película de esta categoría, demuestra tener un tipo de desviación de la conducta o alguna perversión oculta.

Pues bien, viene esto a colación por que el otro día en la XIII Semana Internacional de Cine Fantástico de Málaga, mientras esperaba para entrar a ver una de las películas que se exhibían, me puse a observar al personal allí presente. Para serles sinceros yo no encontré ningún espécimen que pudiera incluirse dentro de la categoría a la que mi hermana se refería, aunque, sí que había algunos que iban un poco más en el estilo que se espera encontrar en este tipo de festivales. Me refiero al estilo Juanma Bajo Ulloa (que ya ha aparcado la estética a la que nos tenía acostumbrados por una más convencional) o al estilo Tinieblas González (qué ganas de encontrártelo en una solitaria y oscura noche al doblar una esquina) o, incluso porqué no, al estilo Santiago Segura – ahora más "light", en ambos sentidos del término- o Alex de la Iglesia. Pues bien, entre aquel personal asistente, me alegré de encontrar allí a lo lejos, entre la multitud, a Rafael Robles, más conocido como Rafatal, un artista (fotógrafo y director de cine) además de gran admirador de Alaska, y al que ojalá pronto tenga el placer de entrevistar.

Y es que el público congregado en este festival podía ser de lo más heterogéneo ya que la programación que presentó la organización del festival era de lo más suculenta, pues en ella se podían encontrar muchos y muy diversos ciclos. Así, desde el ciclo "Asesinos que hicieron historia" - en el que no sólo se disertó sobre el tema de los asesinos, sino en el que se proyectaron películas tan célebres como FRENESI o DE NOCHE VENÍA EL DIABLO - pasando por el ciclo dedicado al maestro Lon Chaney o al fantástico trío 'Poe-Corman-Price', etc., el público tenía donde elegir.

La XIII Semana Internacional de Cine Fantástico de Málaga comenzó el día 5 de marzo con la presentación del libro Lon Chaney: El hombre de las mil caras, de José Miguel Pallarés y José Luis Torres Murillo. Dicha presentación tuvo lugar en el salón de actos del Rectorado de la Universidad de Málaga y corrió a cargo del Director de la semana, D. Ramón Reina López, de la Vicerrectora de Cultura y Proyección Exterior la Universidad de Málaga, Dª Mercedes Vico Monteoliva y de D. Félix Vergés, del Centro de Ediciones de la Diputación, y como protagonista principal acudió uno de sus autores, José Miguel Pallarés.

Para Félix Vergés, «este libro aporta una documental exégesis de las dotes interpretativas y profesionales de Lon Chaney, para permitir realizar una crítica ácida de las miserias humanas y sociales de la época.»

Ramón Reina, director de la Semana Internacional de Cine Fantástico, quiso agradecer los esfuerzos de los autores para que el libro saliera a la luz y porque se trata de un trabajo muy singular.

José Miguel Pallarés disertó sobre la figura de Lon Chaney, realizando un breve recorrido por la persona y sus películas; para quien Lon Chaney significa uno de los más grandes actores de la historia del cine. «Chaney consiguió ser uno de los actores más queridos del star system y precisamente, lo que le caracteriza es su habilidad para transformarse, su gusto por los personajes malos o de lado oscuro y también, porque él al final nunca se quedaba con la chica», comentaba Pallarés.

Con el EL JOROBADO DE NOTRE DAME empezamos a ver algunas de las características: ese hombre capaz de no tener piernas, de no tener brazos, de faltarle un ojo y de interpretar todo tipo de papeles sobre la base de ser un excelente maquillador y autodidacta, lo cual tiene mucho mérito, con el riesgo de que al público no se le podía engañar con ningún efecto especial. Y supo importar al cine la magia para hacer cualquier cosa: realmente, cuando lo veías sin piernas, no le veías el truco.

Concierto bandas sonoras

Como viene siendo habitual en todas las ediciones de cine fantástico de Málaga, la Orquesta Sinfónica Provincial de Málaga y la Orquesta de Cámara de la Universidad de Málaga, ofrecieron un concierto en el teatro-cine Alameda. Este concierto es uno de los actos más esperados en todas las ediciones de la Semana de Cine Fantástico de Málaga, por lo que un año más volvieron a sonar las notas musicales bajo la dirección de Francisco de Gálvez. Interpretaron doce bandas sonoras, en las que se rememoraban a través de la música clásicos del género, como PSICOSIS, DESAFÍO TOTAL, VÉRTIGO o LA NARANJA MECÁNICA.

José Miguel Pallarés

Ciclo Asesinos que Hicieron Historia

La guinda de todas las actividades la puso el festival el día 8 de marzo, durante la celebración de la mesa redonda Asesinos que hicieron historia. Como declaró la vicerrectora de ordenación académica, Dª Mercedes Vico «se trata de la joya de la corona», ya que esta mesa redonda estaba compuesta por los mejores especialistas en el tema de asesinos: Luis Rojas Marcos, Psiquiatra y profesor de la Universidad de Nueva York; Vicente Garrido, profesor del Departamento de Psicología Social de la Universidad de Valencia; Luis Frontela, Catedrático del Departamento de Medicina legal de la Universidad de Sevilla, José Luis Díaz Ripollés, de la Universidad de Málaga y Gonzalo Herralde, director del documental EL ASESINO DE PEDRALBES de 1978. La mesa redonda estuvo moderada por Kike Mesa, realizador y criminólogo, quien se ha convertido en toda una institución dentro de la Semana de Cine Fantástico de Málaga.

Tras el visionado de la película, se dio paso a la charla coloquio que comenzó con la intervención del director, Gonzalo Herralde, que introdujo a los allí presentes en el proceso de creación. Herralde comentó que le interesaba hacer esta película y que la hizo a sangre fría. A sus manos llegaron los diarios de Cerveto, el protagonista de esta cinta y a partir de ahí se interesó por el asesino de Pedralbes. Entonces, decidió ir a la cárcel para conocerlo personalmente y consiguieron el permiso para rodar con completa libertad dentro de la cárcel, lo cual era la primera vez que se hacía porque nunca antes se había hecho; y además, hay que añadir que España estaba pasando por el periodo de transición a la democracia. A esto se debe añadir que por aquel entonces se vivía una situación conflictiva dentro de las cárceles ya que era la época de los motines por lo que la situación era tremendamente conflictiva desde todos los puntos de vista.

La película se había planteado como un autoanálisis y todo su testimonio se grabó en continuidad, por lo que no hay ningún cambio de orden. El estreno tuvo bastante repercusión mediática tanto en Barcelona como en los Estados Unidos y fue precursora de una serie de películas documentales que se empezarían a hacer a partir de finales de los setenta y principios de los ochenta.

Luis Frontela, toda una eminencia en la medicina forense, habló por experiencia propia porque él fue quien paró los pies al mayor asesino en serie de la historia de España, Manuel Delgado Villegas, que mató a 35 personas en España, además de en Francia y en Italia. Frontela introdujo la reflexión sobre qué es un asesino en serie y si por lo tanto, el asesino de Pedralbes, se le podía considerar como tal. Porque hay que diferenciar entre asesinos de muchedumbres y asesinos en serie. «Asesino en serie es el que mata a una o dos personas y repite esos crímenes a lo largo de meses o de años». ¿Es entonces el asesino de Pedralbes un asesino en serie? Para el doctor Frontela existen cuatro grupos de asesinos en serie con tres subgrupos: los asesinos visionarios o psicóticos, los asesinos por misión que matan a una serie de personas especiales, cuya característica especial es una excesiva educación, y los hedonistas (de placer sexual o los emocionales).

Luis Rojas Marcos dijo que esta película era un buen ejemplo de lo complicado del comportamiento humano y lo difícil que es encontrar explicaciones a lo que los seres humanos hacemos y las consecuencias que nuestras conductas tienen en nosotros y en los demás. Por su parte, Rojas Marcos, analizo la psicología de este criminal, cuestionándose si era locura o maldad lo que había conducido Cervato a cometer el crimen.

Homenaje a Eugenio Martín

Eugenio Martín y su esposa Lone FlemingEl domingo 9 de marzo, el director Eugenio Martín era homenajeado en el Festival de Málaga por su amplia trayectoria cinematográfica y por su aportación al fantástico español. Eugenio Martín es uno de esos directores que ha tocado todos los palos, como se suele decir: aventuras, comedia, musical y, como no, terror. Precisamente, una de las películas que o alzaron a la cumbre fue PÁNICO EN EL TRANSIBERIANO, como la cual obtuvo uno de los mejores reconocimientos internacionales. En una sala del cine Alameda de Málaga, repleta de público, asistimos al homenaje que le hacía la XIII Semana Internacional de Cine Fantástico de Málaga. Lo más emocionante de todo festival que se precie es poder escuchar de boca del director de la película en cuestión, sus palabras y comentarios sobre el rodaje. Este fue el caso de Pánico... Los allí presentes tuvimos la oportunidad de oro de ver la película con la presentación de Eugenio Marín.

Martín comentó sobre los recuerdos de aquel rodaje que fue «muy fluida, normal. Todo salió de acuerdo con lo previsto porque los actores tenían mucha seguridad». Precisamente sobre los actores comentó que «Lee y Cushing eran ingleses muy ortodoxos porque siempre se sabían muy bien el papel y en los ensayos siempre decían lo mismo. Pero, Telly Savalas, por el contrario, tenía ascendencia griega, era mediterráneo y más apasionado. Entonces, estaba buscando la forma de interpretar o de robarle la idea a otro. Pero lo que le gustaba era interpretar de una forma que tuviera siempre una originalidad, una improvisación. Yo me di cuenta, le ayudé y funcionó.»

eugenio Martín recibiendo galardón«Cuando llevábamos una semana rodando con Christopher Lee y Telly Savalas, la película iba muy bien. Entonces, el productor me dijo: "mañana voy a recoger a Peter Cushing". Fue al aeropuerto y llegó Peter Cushing. Peter Cushing era un perfecto gentleman, un hombre muy elegante, muy refinado, muy delicado –se ponía guantes para fumar, para no llenarse los dedos de nicotina- y era de una fragilidad y de una timidez extraordinaria. Entonces, nada más entrar en el coche con el productor me dijo. "mire, yo lo siento mucho, pero no hago la película."»

«Entonces, el productor le preguntó que por qué había venido expresamente de Londres y Cushing respondió: "no, es que me ha dicho el agente que venga a decírselo personalmente y yo, como soy digamos un bienmandado, vengo y se lo digo". Y el productor no se atrevía a decírselo a Eugenio Marín. Entonces, Lee le dijo al productor: "no te preocupes; le voy a invitar a una copa y nos vamos a sentar".En efecto, se sentaron y tomaron la copa. Y Christopher Lee le habló a Peter Cushing, no de que no iba a hacer la película; sino de banalidades sobre el rodaje. Peter Cushing en aquel momento acababa de perder a su mujer, que había muerto. Pero era la primera vez que salía de Inglaterra, después de la muerte de su mujer. No estaba habituado a estar solo. Tenía miedo de empezar la película, por si acaso no salía bien, porque estaba en una país extraño; estaba aterrado. Entonces, Christopher Lee, que lo conocía muy bien, lo que hizo fue hablarle de cualquier tontería, del rodaje, de amigos antiguos. Se bebieron una copa y de repente, Lee le dijo: "bueno, Peter, mañana nos vemos en el rodaje. Y Peter se levantó sin decir nada y al día siguiente Peter Cushing estaba rodando estupendamente". Luego, yo me enteré, que nos lo dijo Lee que Cushing tenía pánico a rodar. Entonces, yo lo que quisiera era dedicar la película. No a ese pánico del Transiberiano, sino al pánico de Peter Cushing.»

Eugenio junto al cartel de la semana.Otro de los directores invitados fue Agustí Villaronga (Palma de Mallorca, 1953) conocido por sus películas 99.9 o EL MAR y que vino a presentar su último trabajo: ARO TOLBUKHIN, EN LA MENTE DEL ASESINO (2002), la cual se enmarcaba dentro del ciclo Asesinos que hicieron historia. Villaronga definió su film como «un documental muy manipulado y que tiene poco de verdad». Agustí Villaronga explicaba que la idea de realizar esa película surgió a raíz de conocer la existencia de unos documentos de principios de los 80 sobre la pena de muerte en el mundo para una serie de televisión. En este material se encontraba Aro Tolbukhin, al que había entrevistado poco antes de morir en la cárcel. A partir de ahí surgió su film, el cual aunque parte de un hecho real, cuenta con mucha inventiva personal e incluso, muchas datos reales se cambian.

Premios de la XIII Semana de Cine Fantástico

Y finalmente llegó el día del juicio final, dicho sea de paso porque era el día en el que se entregaban los premios a las películas que entraron en concurso. El jurado de esta edición decimotercera edición de Cine Fantástico estuvo compuesto por el periodista Manuel Bellido, el director técnico del CTI, Javier Ramírez y los profesores de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Málaga, Marcial García y Rocío de la Maya.

La ganadora indiscutible fue una versión moderna del mito de Frankenstein. Se trata de MAY, una película que cautivó al jurado y a la que otorgaron cuatro premios, siendo éstos el de: Mejor actriz (Angela Bettis), Mejor Guión (Lucky McKee) y sendos premios al Mejor largometraje otorgado por el jurado oficial y el jurado joven.

No obstante también llamaron la atención del jurado otros films como RUSSIAN ARK. Se trata de una cinta experimental, plagada de movimientos técnicos y rodada en un solo plano-secuencia y que obtuvo el premio al Mejor Actor (Sergei Dreiden), Mejor Fotografía (T. Buettner) y Mejor Dirección (Alexander Sokurov).