Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 11449)
Fecha de publicación: Marzo de 2003

The Rocky Horror Show Picture

Historia de una de las más importantes películas de culto de los años '70 y el origen de ese fenómeno.

Daniel Vigide Agre



Bookmark and Share

A principios de los '70 Richard O´Brien compone la comedia musical Rocky Horror Show .Esta es una extraña parodia de las películas clase B de ciencia-ficción y terror entre los '30 y los ‘50 con música rockabily y una estética propia del glam rock que predominaba por aquel momento en Inglaterra y es estrenada en Londres con un éxito moderado, lo suficiente como para interesar a 20th Century Fox a filmar una versión fílmica de la obra. Para ello, se utiliza mayormente al elenco original del teatro (Tim Curry, el propio O'Brien, Little Neil, Patricia Quinn, MeatLoaf) salvo un par elegidos en el casting, entre ellos, la desconocida Susan Sarandon.

Al fin, la película se estrena con una muy pobre difusión y se transforma en un fracaso de taquilla y de critica. Aquello que funcionaba en el escenario evidentemente no se traducía en el celuloide.

Entonces ocurre lo que salva a la película: se la destina a las funciones de trasnoche de cines y autocines. Aquí ROCKY... se enfrenta a un nuevo publico compuesto principalmente por adolescentes que concurrían a dichas funciones generalmente con fines distintos de ver la película. Podría decirse que ellos redescubrieron el film, o mejor aun, lo vieron con otros ojos.

Nadie esta del todo seguro como sucedió. Cuenta la leyenda que en el medio de la escena de la lluvia en la que Janet Weiss (Susan Sarandon) se cubre la cabeza con papel de diario alguien grito "Buy an umbrella, you cheap bitch" (comprate un paraguas, perra barata). De ahí en mas, en aquella función la gente empezó a gritarle insultos y chistes a la pantalla. A partir de esa noche se formo lo que hizo de ROCKY... el film de culto más importante de todos los tiempos: gente disfrazada como su personaje favorito, tirándole objetos a la pantalla, bailando el "Time Warp" al costado de las butacas, cantando las letras de las canciones de memoria, y recitando los diálogos con sus respectivas respuestas como si de una misa se tratara.

Pero los fans no se contentan con eso. Cuando los cines dejan de programar el film y los autocines empiezan a desaparecer, elencos amateurs de actores y bailarines alquilan salas para proyectarlo dándole al espectáculo un valor agregado: lo presentan, reproducen bajo la pantalla los números musicales, inician a los "vírgenes " (aquellos que presencian por primera vez ROCKY... ) y preparan junto al publico el guión participativo del film. Este, que es por lo menos ligeramente diferente para cada grupo, contiene todos los chistes y cosas que se gritan a la pantalla, los momentos en que deben utilizarse los elementos (arroz, papel de diario, etc.), cuando cantar, y todo lo que debe saber cada espectador que quiera disfrutar la experiencia en su totalidad.

Con los años el culto a Rocky no hace otra cosa que crecer. Ha generado además de numerosos fanzines y fanfic en forma de prosa y de cómics, dos videogames, una adaptación oficial en cómics, una novela, unos cuantos libros e innumerables discos con versiones de su música. Actualmente gracias a Internet se puede encontrar muchisima información sobre la película, la obra, los elencos, la discografía, el merchandising y demás temas de interés. ROCKY es un fenómeno aislado del resto de los films de culto; tiene sus propias convenciones y muchas veces sus fanáticos la tienen como su único objeto de culto.

Desde Estados Unidos e Inglaterra el fenómeno se extendió aunque más modestamente al resto de Europa, notándose un fuerte interés en España, y al resto del mundo. En Latinoamérica el film es conocido por unos pocos. En Argentina fue estrenado en los '80 sin éxito alguno y hace unos años pudo verse en TV por cable varias veces. La obra se dio en los '90 con un elenco en el que estaban Jean Pierre Noher y Carolina Papaleo, también con pobres resultados. En 2001 y 2002 vuelve a representarse en nuestro país con una acertada versión. En cuanto a las funciones participativas hubo intentos en México y en Argentina que no pudieron concretarse, al menos por ahora. Esperamos poder disfrutar dentro de poco esta experiencia única.

Habiéndonos ocupado del culto, ¿qué puede decirse del film en sí? Si bien muchos creen que lo interesante es todo lo montado a su alrededor, ROCKY HORROR PICTURE SHOW es realmente buena. Algunas canciones (como Science Fiction Double Feature con gran cantidad de referencias de actores y películas clásicas del fantástico clase B de los '30 a los '50) además de divertidas son musicalmente valiosas. El guión esta fielmente adaptado, incorporando también interesantes elementos propios. La actuación del elenco va desde eficiente como Barry Bostwick hasta la gran actuación de Tim Curry como Frank N Furter, personaje que lo ayudo a hacer una carrera. También puede destacarse a Susan Sarandon en su primer gran papel donde canta (y bastante bien) por primera y única vez. Formalmente es correcta y hay varios hallazgos estéticos. En la película se derrochan humor, imaginación y sensualidad. Solo queda recomendarla. Hay varias ediciones disponibles pero se destaca el DVD con la versión completa y varios extras dignos del cinéfilo incurable. Desde aquí invitamos a todos a adentrarse en un mito que es a la vez, y lo más importante, una buena película.