Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 25296)
Fecha de publicación: Abril de 2002

London After Midnigth: La Historia Oficial

La verdadera historia del "filme perdido más famoso de la historia".

Jon Mirsalis



Registro de marcas

Bookmark and Share

Traducido de The Lon Chaney Home Page con permiso de Jon C. Mirsalis.
Traducción Darío Lavia

Estrenada el 12 de marzo de 1927 por Metro-Goldwyn-Mayer; Director: Tod Browning; Asistente de Dirección: Harry Sharrock; Guión: Waldemar Young, basado en "The Hypnotist" cuento de Tod Browning; Fotografía: Merritt B. Gerstad; Montaje: Harry Reynolds; Títulos: Joe Farnham; Escenarios: Cedric Gibbons y Arnold Gillespie; Vestuario: Lucia Coulter; 6 bobinas (5692')
Reparto: Lon Chaney (Inspector Burke / El Vampiro), Marceline Day (Lucille Balfour), Henry B. Walthall (Sir James Hamlin), Percy Williams (Williams, el Mayordomo), Conrad Nagel (Arthur Hibbs), Polly Moran (Miss Smithson), Edna Tichenor (Luna), Claude King (El Extraño), Jules Cowles (Chofer), Andy McLennan (Detective)

Chaney como el vampiro Sinopsis: Roger Balfour es hallado muerto en su hogar de Londres. El inspector Burke de Scotland Yard interroga a cada uno de los ocupantes de la casa: al mayordomo, a Sir James Hamlin, y a su sobrino Arthur Hibbs. Burke halla una nota de suicidio de Balfour y cierra el caso. Cinco años después la casa, que queda vacía, recibe a sus primeros inquilinos. Miss Smithson y Thomas llegan para abrir la casa y ven una luz en la ventana. Ven dos espantosas criaturas: un hombre que tiene colmillos y una mujer que asemeja un fantasma, caminando desde la casa al parque. La pareja huye despavorida. Sir James escucha que Miss Smithson asegura haber visto vampiros en la casa Balfour. Sir James, que vive en la casa contigua, está convencido que Balfour fue asesinado y que estas extrañas criaturas tuvieron de alguna u otra forma, algo que ver en esta muerte. Lucille, la hija de Balfour, vive con Sir James y cree haber escuchado la voz de su padre en el jardín. Burke y Sir James entran a la tumba de Balfour y descubren que el ataúd está vacío. Smithson grita desde la planta alta y jura haber visto aparecer un vampiro en la habitación de Lucille. Arthur, que está enamorado de Lucille, promete protegerla. Burke le dice a Lucille que está convencido de que su padre fue asesinado. Esa noche, desde la casa Balfour, se escuchan sonidos y se ven misteriosas luces. Burke y Sir James van a investigar y se encuentran con Roger Balfour, que está vivo y aún ocupa la casa. Luego, Burke pone a Hibbs en trance y lo retrotrae a la noche del crimen. Poco después, una figura encapotada entra al cuarto de Hibbs; Burke, que está atento, saca su pistola y dispara, pero la criatura escapa. Burke encuentra una mancha de sangre, lo que significa que ha conseguido herir al intruso. Hibbs despierta de su trance y va al cuarto de Lucille. Allí se encuentra que todo está revuelto y que Lucille ha desaparecido. Luna, la misteriosa mujer cadavérica, lleva a Lucille a la Casa Balfour, donde ella se encuentra con el vampiro. Burke envía a Sir James a la casa Balfour, mientras que Hibbs intenta ir a rescatar a Lucille, pero es detenido por los hombres de Burke. Sir James llega y enfrenta al vampiro, que lo hipnotiza y lo sume en trance. Sir James encuentra a Lucille con Roger Balfour, que en realidad es un extraño disfrazado como Balfour. El vampiro se quita el disfraz, revelando ser Burke. Le dice a un detective que un criminal puede reconstruir su crimen estando bajo hipnosis. Sir James revela que dijo a Balfour Marceline Day y Henry B. Walthallque quería casarse con Lucille, pero Balfour se negó a tal cosa. Sir James entonces obligó a Balfour a escribir una nota de suicidio, y luego le disparó. Burke entonces, saca a Sir James del estado de trance y lo arresta. Luego descubre un vendaje en el brazo de Sir James, demostrando que había sido herido la noche anterior. Fuera del hall, el asistente de Luna lleva una maleta que dice "Luna, la Chica Murciélago" y dice "¡Aw! ¡Ganamos más con esto que todo el mes pasado en el teatro!" Hibbs sale del armario donde estaba encerrado y comprende que todo era parte de una trama elaborada por Burke para atrapar a Sir James. Lucy besa a Burke en la mejilla y luego él se va.

Críticas:

"Es una narrativa algo incoherente la que, sin embargo, da a Lon Chaney oportunidad de ponerse un disfraz escalofriante y también manifestar sus poderes como experto hipnotista de Scotland Yard. Ud. se verá sorprendido por estos globos oculares de Mr. Chaney, que felizmente no ejercen influencia sobre la platea."
The New York Times

"Hay momentos de esta presentación de Metro-Goldwyn-Mayer que uno siente que aquellas cosas que son esenciales para el misterio y la intriga han sido llevadas hasta un punto superior en lo hasta ahora conocido... El excelente trabajo de Mr. Chaney se ve respaldado por la gran maestría actoral de Mr. Walthall."
Movin Picture World

"No agrega nada al prestigio actoral de Chaney ni tampoco incrementa su valor de taquilla. Con el nombre de Chaney en cartel sin embargo, esta o cualquier película, se convierte en un gran éxito. Young, Browning y Chaney han logrado una buena combinación en el pasado, pero la historia en la que esta producción está basada no es de la calidad que se ha visto en otros filmes más célebres."
Variety

Notas: LONDON AFTER MIDNIGHT es una película perdida, quizás la más famosa de todas las películas perdidas. Se ha convertido en el Santo Grial de los archivistas y coleccionistas de todo el mundo. El último registro conocido de su existencia data de mediados de 1950. Historiadores del cine como William K. Everson y David Bradley han visto la película a principios de los '50, y un inventario de MGM de 1955 mostraba que el filme estaba en la bóveda Nº 7. En los años '60 (quizás 1967) esa misma bóveda sufrió un incendio y supuestamente esta copia se habría destruido, ya que tiempo después cuando todo el material con soporte de nitrato fue donado a la Eastman House, la copia y el negativo de LONDON... no estaban. Con toda la publicidad que la película recibió, se duda que duda que haya copias en otros archivos. En los '70 la MGM realizó una extensiva búsqueda, cuando decidió echar copias de todos su nitratos, pero el filme en cuestión no apareció. La película nunca fue vendida a distribuidores independientes, ni sus derechos pasaron a otros estudios para remakes, así que ninguna otra empresa echó copias más que la propia MGM. Al contrario de muchos independientes, el estudio fue muy diligente con respecto a las copias distribuidas, haciendo improbable que algún Lon como el Inspector Burkeproyeccionista retirado pudiera conservar alguna copia olvidada en su ático. Sin embargo las películas tienen el hábito de surgir en lugares peculiares y siempre se tienen esperanzas. El copyright expirará en 2022 (recientemente se extendió por el Acta de Extensión de Copyright, ya que tenía que expirar en 2002), y si algún coleccionista privado posee alguna copia oculta, entonces aflorará. Sin embargo esta idea parece haber surgido en los años '70, cuando Cecil Miller, una casa de alquiler de Nueva Inglaterra, listó LONDON... entre sus próximos títulos, quizás como una humorada. Versiones de esta broma han aparecido en la TV por cable con el anuncio de su emisión en Turner Classic Movies o en la Internet con las reseñas de su visión en la Internet Movie Database.

A pesar de toda la mitología y excitación sobre LONDON... (quizás iniciada por Forrest J. Ackerman, quien difundió por a los cuatro vientos que era una obar maestra), todo nos dice que sería desilucionante si apareciera. Ambos, Everson y Bradley admitieron que la película era inferior al remake que el mismo Browning filmó en 1935 titulado THE MARK OF THE VAMPIRE (La Marca del Vampiro), que estelarizó Bela Lugosi y Lionel Barrymore, compartiendo el rol doble jugado por Chaney. Los críticos de su tiempo fueron igualmente templados, y hasta la caracterización de Chaney tuvo menos repercusión en los medios. Los sugerentes decorados de Cedric Gibbons y Arnold Gillespie y el sobrecogedor maquillaje de Chaney que vemos en las fotos fijas, dan una idea de una pequeña parte del filme, el resto del cual pareció consagrarse a la interpretación cómica de Polly Moran, y a los pasajes sonoros entre el detective Chaney y Walthall. Quizás es una película vista con más reverencia que la que merece simplemente por el hecho de que está extraviada.

Rodada en 24 días al costo de 152.000 dólares, fue el filme de MGM filmado en menos tiempo y con menos presupuesto de los que Chaney actuó para MGM. Las recaudaciones en el extranjero fueron magras, pero la del mercado norteamericano ($721.000) superó las espectativas, siendo una de las más taquilleras del año, detrás de WHITE SHADOWS IN THE SOUTH SEAS, THE COSSACKS, y THE STUDENT PRINCE IN OLD HEIDELBERG. Como resultado la película brindó un beneficio de más de medio millón de dólares para el estudio.

© Jon C. Mirsalis