Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Biografías (Lecturas: 14657)
Fecha de publicación: Junio de 2001

Las películas perdidas de Boris Karloff

La filmografía del mayor intérprete de filmes terroríficos del cine sonoro tiene aún varios misterios por revelar.

Neil Pettygrew



Registro de marcas

Bookmark and Share

Extracto de un artículo de Famous Monster of Filmland

No parece haber muchas discrepancias en torno al número de filmes que Boris Karloff hubo filmado durante el período mudo. Serían 57 películas, entre 1916 y 1929, siendo solamente ocho las que han llegado a nuestros días:

LAST OF THE MOHICANS (1920)
DYNAMITE DAN (1924)
THE BELLS (1926)
OLD IRONSIDES (1926)
THE NICKELHOPPER (1926)
THE EAGLE OF THE SEA (1926)
TARZAN AND THE GOLDEN LION (1927)
SHARPSHOOTERS (1928)

Jackie Cooper, Boris Karloff, en YOUNG DONOVAN KID (1931)

Hay sin embargo algunos misterios en torno este grupo de filmes. Por ejemplo, no parece haber rastros de Boris en Old Ironsides ni en Last of the Mohicans, en tanto que Sharpshooters no es usualmente incluído dentro de la filmografía del actor. Su tiempo de mayor actividad como actor vendría con sus primeras películas sonoras (denominadas "talkies"), entre 1929 y 1932. se cree que durante esta época el actor llegó a participar en, cuanto menos, una treintena de películas, incluyendo algunos seriales. De este período solo hubo cinco películas de terror o suspenso:

FRANKENSTEIN (Frankenstein-1931)
BEHIND THE MASK (1931) - En realidad se trata de un primitivo filme de espionaje con Jack Holt.
THE OLD DARK HOUSE (El Caserón de las Sombras-1932)
THE MASK OF FU MANCHU (La Máscara de Fu Manchú-1932)
THE MUMMY (La Momia-1932)

El resto fueron filmes de gángsters, un género muy recurrente en los primeros años '30 (filmes como THE CRIMINAL CODE o SCARFACE), aventuras exóticas (tales como THE SEA BAT), westerns, seriales (como KING OF THE KONGO y KING OF THE WILD), y algunos roles cómicos como el de FIVE STAR FINAL. Gran parte de estos filmes han llegado a nuestros días.

Ciertas películas incluídas tradicionalmente en su filmografía, sin embargo no lo presentan realmente. Esto ocurre en MOTHER'S CRY (1930), DIRIGIBLE (1931) y ALIAS THE DOCTOR (1932). La primera, dirigida por Hobart Heinley, cita al actor como encargado del rol de una "Víctima de Asesinato". El único muerto que hay en realidad es una mujer, y es interpretada por Helen Chandler, misma quien hizo de Mina en el DRACULA de Bela Lugosi... ¿Habrá sido una escena editada del metraje final que presentaba a Karloff?

En el segundo caso, DIRIGIBLE, es una película de Frank Capra en la que se suele citar a Boris en el reparto, aunque no hay rastro de él por ningún lado. La Columbia pudo haberlo anunciado en el reparto, durante la publicidad previa, pero finalmente no fue convocado. ¿Aparecerá en alguna de las varias escenas de masas que posee el filme? Sería poco probable, ya que por la época del rodaje, Boris ya se había consolidado como intérprete de reparto (y ya había superado su etapa de extra).

El tema de ALIAS THE DOCTOR, un filme de Lloyd Bacon protagonizado por Richard Barthelmess, es más interesante. Se sabe que Boris rodó varias escenas caracterizado como médico forense. Fueron consideradas demasiado crudas para el público de la época, y el estudio decidió volver a rodar toda la secuencia, esta vez sin Karloff (quizás ocupado con otro proyecto), con el actor Nigel de Brulier. La escena resultante es de lo mejor de la película, así que uno no puede dejar de preguntarse como hubiera quedado con Boris.

Otra película no perdida, pero que es muy difícil hallar es THE BAD ONE (1930) de George Fitzmaurice, en la que el actor interpretó al guardia de una colonia penal, fue exhibido en 1972, durante un tributo a Karloff realizado por la Cinemateca de Bélgica. Otra película virtualmente inhallable es BUSINESS AND PLEASURE (1932), una comedia de la Fox con el inefable Will Rogers. Los fanáticos pueden ver escenas de tal película en el maravilloso documental emitido por A&E titulado «BORIS KARLOFF: THE GENTLE MONSTER».

Otros filmes parecen estar decididamente perdidos. Un western de Rex Lease (uno de las tantas estrellas del far west clase B de la década) titulado THE UTAH KID (1930) de Richard Thorpe; un melodrama policial con Richard Dix y el niño Jackie Cooper llamado YOUNG DONOVAN KID (1931); una aventura con Regis Toomey titulada GRAFT (1931) y dirigida por Christy Cabanne; un policial de gangsters con Leo Carrillo y Robert Young, THE GUILTY GENERATION (1931) de Rowland V. Lee; un musical con Gloria Swanson y Melvyn Douglas llamado TONIGHT OR NEVER (1931) y dirigido por Mervyn Le Roy; y una comedia familiar con Ben Lyon, THE COHENS AND KELLYS IN HOLLYWOOD (1932) dirigida por John Francis Dillon.

Hay rastros de otros filmes de Boris, que sin embargo, no se tiene certeza sobre si el actor aparece o no. Tal es el caso de THE LAST PARADE (1931), un filme policial de Erle C. Kenton (más tarde dirigiría el clásico ISLAND OF LOST SOULS). Con THE MAN WHO DARED, protagonizada en 1933 por Preston Foster y Zita Johann y dirigida por Hamilton McFadden, sucede algo similar. En 1972 Peter Underwood elaboró en su libro "Horror Man" una de las primeras filmografías del actor y citó el filme en cuestión en 1946 (dirigido en cambio por John Sturges), diciendo que Boris incorporó el rol de un "Asesino". En tal año hubo si un remake de The Man... Este informe ha sido muy debatido y se supone que Boris estuvo en la versión original. Dado que ambas versiones son hoy en día harto difíciles de hallar, no se puede confirmar ni lo uno ni lo otro.

La revista Film Dope (Nº 29, marzo 1984) incluyó una noticia interesante sobre la versión en francés de THE UNHOLY NIGHT, filme dirigido por Lionel Barrymore en 1929. Aparentemente Boris habría estado en tal versión. Por esa época, con el comienzo del cine sonoro y la ausencia del doblaje o el subtitulado, se rodaban versiones en varios idiomas de una misma película. Esta película, conocida como LE SPECTRE VERT, fue estrenada en 1930 y dirigida por Jacques Feyder. No se conoce que hayan sobrevivido copias.

Una confusión existe sobre un filme de Oliver Hardy y Stan Laurel llamado PARDON US (Perdónenos-1931). No hay rastros de Boris en la película y sin embargo había una fotografía que lo mostraba vestido de recluso amenazando al Gordo y al Flaco. Es que esta foto pertenecía a la versión en francés de la cinta: Boris habla en francés (y sin doblajes), lo mismo que Laurel y Hardy.

El reciente hallazgo de THE GIFT OF GAB (El Don de la Labia-1934) de Karl Freund, solucionó uno de los grandes enigmas, el de la llamada "película perdida de Karloff y Lugosi". En realidad el filme no agrega nada a los logros conseguidos por el dúo de Titanes del Horror, ya que sus roles son secundarios y el filme es una comedia acerca de un locutor radial interpretado por Edmund Lowe.

El monstruo de Frankenstein

Los misterios en la filmografía de Karloff no se limitan a filmes perdidos o poco conocidos. En gran clásico del género terrorífico BRIDE OF FRANKENSTEIN (La Novia de Frankenstein-1935) poseía originalmente quince minutos más de metraje. Se sabe que en las secuencias cortadas no había mucho del Monstruo interpretado por Boris, sino algunas escenas del prólogo en el que aparecía Mary Shelley (encarnada por Elsa Lanchester) y Lord Byron, y toda una subtrama que se centraba en Karl, el asistente del Dr. Pretorius. Karl (Dwight Frye) asesinaba a sus tíos, y su crimen era atribuído al monstruo. Otra secuencia surpimida fue la que presentaba al llamado "Baby Karloff", un personaje interpretado por el entonces niño Billy Barty, durante la escena en la que Pretorius presentaba a sus "homúnculos".

En 1936 Karloff viajó a Inglaterra donde filmó un thriller llamado JUGGERNAUT, en el cual interpretaba al Dr. Sartorius. La escena final de la película en la que Karloff se inyectaba el mortal virus del tétanos y moría parece que fue cortada. Según el libro de Underwood contenía una bizarra escena de muerte. La copia que sobrevive nos muestra hasta que el personaje cae al piso, luego de pronunciar dos palabras: "Pero, espera..." A mediados de los años '30 tanto Inglaterra como los Estados Unidos vedaron la propagación de los filmes terroríficos. Se establecieron muchos tabúes que no podían ser exhibidos, y entre ellos el suicidio era uno de los principales. El filme tenía un final electrizante en el que Sartorius se sacrificaba para poder describir los efectos y síntomas de la enfermedad en su fase terminal.

Consideradas muy fuertes por el censor, hubo escenas que se amputaron de TOWER OF LONDON (La Torre de Londres-1939), un clásico en el que Karloff interpretaba el papel de Mord, el verdugo. DEVIL'S ISLAND (1940), filme de la Columbia también sufrió la poda varias, y THE BODY SNATCHER (1945), uno de los mejores filmes de la RKO y del cine norteamericano de los años '40, circuló mutilado durante mucho tiempo. La escena afectada fue la del final (lo más electrizante de todo) y se suprimieron todos los planos del fantasmal cadáver de John Gray (Karloff) cuando se encimaba sobre el Dr. Macfarlane (Henry Daniell), durante la desenfrenada carrera de la carreta bajo el aguacero.

IL MOSTRO DELL'ISOLA, filmado en Italia en 1952, tuvo el detalle adicional que el personaje de Boris fue completamente doblado para su estreno en el mercado italiano. Años después, cuando la película ingresó al mercado de distribución norteamericano, fue necesario volver a doblarla, pero esta vez al inglés. Pero, o bien Boris no se encontraba disponible, o bien su cachet era muy elevado, se contrató un actor que dobló todos los diálogos del su personaje. No sabemos quien hizo la labor, lo cierto es que logró un buen trabajo, imitando el inconfundible fraseo y agregando algunas inflecciones características londinenses.

El final de BLACK SABBATH (del maestro Mario Bava) originalmente era diferente. Probablemente haya sido considerado muy cómico respecto al tétrico desarrollo y se suprimió. Merced a la edición en DVD puede verse al viejo Boris cabalgando contra un fondo nocturno, y los árboles que van quedando atrás. Pero cuando la cámara se aleja, efectivamente se puede ver al actor montado en un equino de utilería y tenemos a varios asistentes que se encargan de mover el fondo de los árboles.

A medida que avanza la tecnología y las investigaciones, tenemos más películas de Boris Karloff para analizar intensivamente. Las ediciones en DVD vienen acompañadas por documentales y entrevistas muy esclarecedoras y regularmente salen a la luz viejos archivos con filmes "perdidos". ¿Conseguiremos algún día desentrañar algunos de los enigmas nominados en esta página? Solo el tiempo lo dirá.