Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Artículos (Lecturas: 6281)
Fecha de publicación: Diciembre de 2001

Dobles programas, dobles terrores

Como fanático del cine de terror, ciencia ficción y misterio, puedo confesarlo: uno no es suficiente, pero la idea de "dobles programas" no comenzó con películas de estos géneros. Durante los años '30, las películas baratas de clase "B" eran ofrecidas como complemento de programa de una película más prestigiosa y de clase "A" del mismo estudio.

Joe Winters



Bookmark and Share

Artículo publicado en Horror-Wood
Traducción de Darío Lavia

Como fanático del cine de terror, ciencia ficción y misterio, puedo confesarlo: uno no es suficiente, pero la idea de "dobles programas" no comenzó con películas de estos géneros. Durante los años '30, las películas baratas de clase "B" eran ofrecidas como complemento de programa de una película más prestigiosa y de clase "A" del mismo estudio. Eran dos películas por el precio de una, una buena chance de luchar contra la Gran Depresión y hacer que la familia fuera al cine. La práctica continuó durante los años '40, pero con las películas de los estudios menores, como Monogram o PRC, y mayores-menores como Universal. En 1944, por ejemplo, estrenaron la orgía monstruosa HOUSE OF FRANKENSTEIN (La Zíngara y los Monstruos) junto con THE MUMMY'S CURSE (La Maldición de la Momia). Al año siguiente, Drácula, el Monstruo y el Hombre Lobo regresaron con HOUSE OF DRACULA (La Guarida de Drácula-1945) y el estreno fue acompañado por THE DALTONS RIDE AGAIN (bien, ¡no todo doble programa es perfecto!).

Durante los años de la Guerra, Hollywood siempre dio ganancias. Pero hacia el fin de la misma década, los estudios grandes comenzaron a tener serios problemas legales por acusaciones de monopolio, los cuales a la larga determinarían el fin de su reinado. Durante esta época Paramount, MGM, RKO, FOX y Warners comenzaron a ver mermar su poder, pero otro estudio, Columbia, comenzó a moverse al amplio campo de la televisión. Esta productora seguía invirtiendo presupuesto en películas clase B, así que los dobles programas permanecieron en su plan de estrenos. En 1955 lo demostró con IT CAME FROM BENEATH THE SEA y CREATURE WITH THE ATOM BRAIN.

A fines de los '50 había ya unos 5000 autocines en los Estados Unidos. Durante el mismo período, cerca de 5000 cines con techos y paredes cerraron sus puertas, debido sin ninguna duda a la erosión en sus negocios que provocó la popularización de la televisión. A pesar de esta tendencia negativa en el mercado, continuó habiendo gente como James Nicholson y Samuel Z. Arkoff, de American International Pictures, que vieron el gran potencial comercial en los llamados autocines. Los adolescentes de la época, tanto pidiendo prestado el auto de papi o teniendo la suerte de poseer uno propio, iban en bandadas a ver las películas, aunque muchas veces lo menos que se hacía era "ver" la película.

Durante esta época el cine se filmaba para ellos y tenemos el grupo de películas de adolescentes: hombres lobo adolescente, Frankenstein adolescente, zombies adolescentes, cavernario adolescente, y otros rebeldes adolescentes, con o sin causa, todos hablando a la juventud en una manera que nunca antes se había dado. Esto, por supuesto, daba el marco ideal para las actividades amorosas. Incluso, estando dentro del automóvil, los ocupantes podían ver la película sin necesidad de estar vestidos. Podían reclinar los asientos y taparse con una frazada. También podían comer, tomar aire fresco, un refresco... y también ser picados por mosquitos o mojarse con un aguacero.

Los autocines dieron a los distribuidores de películas la posibilidad de atraer al público con dobles programas, agrupados por géneros o temas. La primera película pertenecía usualmente al género de terror, ciencia ficción o era de naturaleza sexploitation. Siempre había películas con similar tipo de trama o monstruos, películas de la misma compañía o del mismo director, que también podía ser productor, guionista y estrella.

Los nativos estuvieron sin descanso en un doble programa de Allied Artists de 1957 con THE DISEMBODIED, película de magia y vudú con Allison Hayes y FROM HELL IT CAME, en que un místico árbol viviente, Tabonga, amenazaba a los protagonistas. El director Richard Cuhna lanzó en 1958 un doble programa inolvidable: SHE DEMONS, con Irish McCalla (de la serie de TV Sheena) amenazada por un científico nazi y loco y sus espantosas "monstruas", y GIANT FROM THE UNKNOWN (El Gigante de Otro Mundo), donde unos arqueólogos desentierran a un conquistador español de varios siglos de antiguedad que aún está vivo. Cunha seguiría acechando a los autocines con FRANKENSTEIN'S DAUGHTER (1958) y MISSILE TO THE MOON (1959).

La Distributors Corporation of America y la Eros Film (firma británica) se aliaron para THE CRAWLING EYE (1958) y COSMIC MONSTERS (Monstruos Cósmicos-1958), ambas protagonizadas por el actor norteamericano Forrest Tucker. En la primera tuvo que luchar contra ojos gigantes del espacio exterior, y en la segunda contra insectos mutantes del campo. Poco después, como cortesía de Hollywood Pictures Corporation, se estrenó el siguiente terrorífico doble programa: THE KILLER SHREWS (1959) o unos perros enmascarados y THE GIANT GILA MONSTER (1959) o una lagartija de tamaño normal puesta sobre maquetas para simular tamaño dantesco. Ambos filmes presentaron a damiselas muy bonitas en desgracia y fueron dirigidos por Ray Kellogg y producidos por Ken Curtis.

En 1960, la Miller Consolidated Pictures presentaría BEYOND THE TIME BARRIER y THE AMAZING TRANSPARENT MAN, ambas dirigidas por el maestro del cine de bajo presupuesto Edgar G. Ulmer. Ulmer había logrado excelentes resultados en filmes como THE BLACK CAT (El Gato Negro-1934), BLUEBEARD (Los Crímenes de Gastón Morel-1944) y THE MAN FROM PLANET X (El Hombre del Planeta X-1951), entre otras. Si de economizar se habla, luego de Cunha y Ulmer tenemos que citar a otro caballero, menos célebre, un "no-realizador" llamado Jerry Warren, quien puso su firma en el "doble fiasco" de 1960, con THE INCREDIBLE PETRIFIED WORLD (con John Carradine, Robert Clarke y Phyllis Coates) y TEENAGE ZOMBIES (filmada en 1957, pero inédita hasta tal fecha).

El director Kenneth G. Crane es el lazo entre una película de hombre abominable de las nieves llamada HALF HUMAN (1957) (con metraje robado de una película japonesa sobre tema idéntico y escenas de John Carradine agregadas luego) y MONSTER FROM GREEN HELL (1957) con avispas gigantes trayendo el caos al África.

Más tarde los médicos fueron el lazo en este fabusolo doble programa europeo, películas provenientes de Italia y con publicidad de "terror sin parangones": THE HORRIBLE DR. HICHCOCK y THE AWFUL DR. ORLOFF, dos especialistas con ideas diametralmente opuestas sobrel a muerte: Orloff es partidario de la reanimación, en tanto su colega está fascinado con la necrofilia.

Por la misma época no fue inusual el re-estreno bajo nuevo título. Tal fue la táctica llevada a cabo por Cari Releasing Corporation, que "estrenó" en 1963 SILENT DEATH (mejor conocida como VOODOO ISLAND, estrenada en 1957) y DOCTOR CADMAN'S SECRET (o THE BLACK SLEEP, filme dado a conocer en 1956).

¿Algún "auteur"? Las virtudes artísticas del guionista, director, actor, productor Ray Dennis Steckler cuya menos que ilustre carrera tuvo un cénit en 1964 con el doble programa de THE INCREDIBLE STRANGE CREATURES WHO STOPPED LIVING AND BECAME MIXED-UP ZOMBIES y su filme de compañía, menos extenso en título, pero no menos efectivo, THE THRILL KILLERS.

Por supuesto American International siguió a la cabeza absoluta en el mercado de los dobles programas en autocines, estrenando no solo películas norteamericanas, sino también extranjeras. THE PHANTOM PLANET, por ejemplo fue acompañada por SPACE MEN (también conocida como ASSIGNMENT OUTER SPACE) de Antonio Margheritti. Otro programa inolvidable fue PLANET OF BLOOD (o QUEEN OF BLOOD) y TRACK OF THE VAMPIRE (o BLOOD BATH).

La Hammer Films (a través de su distribuidora norteamericana Columbia) llevaría parte de responsabilidad en varios dobles programas atronando los cines de 1964 con un jingle jazzístico que rezaba "¡La Maldición de la Tumba de la Momia... y La Gorrrrrrrgona... sí, La Gorgoooooooona!" Otro doble programa fue DRACULA, PRINCE OF DARKNESS (Drácula, Príncipe de las Tinieblas-1966) y PLAGUE OF THE ZOMBIES (Plaga de Zombies-1966) a la que se le agregó el truco publicitario de regalar los anteojos de zombies a las chicas y los colmillos de vampiro a los chicos.

En 1971 el productor Jerry Gross necesitaba una película para acompañar un filme de caníbales hippies llamado I DRINK YOUR BLOOD. Así que le compró a Del Tenney una película de zombies que había filmado en 1964, llamada VOODOO BLOOD BATH, para retitularla como I EAT YOUR SKIN. ¡Y listo! Ya tenía su propio doble programa con títulos relacionados.

Lamentablemente los mejores días de los autocines y los dobles programas ha pasado ya. De todas maneras si uno tiene suerte, en alguna sala o cine club puede aún verse un ocasional combo doble, como por ejemplo DOCTOR X y MYSTERY OF THE WAX MUSEUM (dos gemas de principios de los años '30 que utilizaban un proceso primitivo de technicolor).

El número de autocines en Estados Unidos ha descendido de casi cuatro mil, en los '60, a unos 800 en la actualidad, aunque en ocasiones se restaura alguno y otro es construído de cero. Esto por supuesto ofrece la posibilidad de tener una vuelta nostálgica al pasado. A través del video hogareño tenemos posibilidad de revivir estas viejas películas, incluso las empresas reeditan en sus flamantes DVD los mismos viejos dobles programas, con trailers e intermedios para picar algo. ¡Así que no hay fin para las combinaciones de los dobles programas!