Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Entrevistas (Lecturas: 265)
Fecha de publicación: Octubre de 2017

Cinezoico: Entrevista a Octavio López Sanjuán

Sinónimo de lo monstruoso pero también de arcana fascinación que magnetiza el ojo del espectador, "Cinezoico" nos permite una completa recorrida por los grandes saurios en el cine.

Darío Lavia



Registro de marcas

Bookmark and Share

Octavio López Sanjuán, autor de "Cinezoico"Los grandes saurios fueron, intermitentemente, centro de atención del espectador de cine desde la época silente cuando los hechiceros de la animación Winsor McCay y, poco después, Willis O'Brien los hicieron resucitar luego de un aletargamiento de eones. A partir de aquellos tiempos precámbricos, intervinieron tanto en obras maestras como filmes populares y entrañables, casi siempre desde un rol secundario pero, claro, su imponencia anatómica no les permite pasar desapercibidos o quedarse meramente al margen de la acción, cobrando automático protagonismo ni bien asomar un ojo. En las últimas décadas el nuevo alquimista de los gustos populares, Steven Spielberg, sintetizó su esencia para el gran mercado con Jurassik Park, que se convirtió no solo en pingüe franquicia que aún vive sino en referencia iniciática para varias generaciones desde la década del noventa hasta la actualidad. Y a partir de ahí, es que un nuevo libro, Cinezoico, nos permite seguir el recorrido de estos seres que conmovieron nuestra Pangea durante millones de años a lo largo de más de cien de historia del cine. Para ampliar algunos conceptos, entrevistamos a su autor, Octavio López Sanjuán, especialista en cine fantástico que además, lo es en carisma, al responder pacientemente todos nuestros interrogantes tras su reciente presentación oficial en el marco del Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges.

Cinezoico

– Comencemos por el principio, aunque no hace millones de años, sino al momento en que por primera vez en tu vida observaste a un dinosaurio.  ¿Cómo varió tu percepción de aquellos grandes saurios desde aquel momento hasta el momento de terminar Cinezoico.

– El primer recuerdo sobre dinosaurios y cine que tengo se remonta a la película King Kong, de 1933. La descubrí en algún pase televisivo, y la grabé en un VHS. Luego, la volvía a ver una y otra vez, especialmente cuando me tomaba el desayuno antes de ir a la escuela. A decir verdad, sigo relacionando el sabor de la leche con galletas con los dinosaurios en blanco y negro. Pero ciñéndonos a la película, la forma en que Carl Denham y la tripulación del S.S. Venture descubrían las distintas especies de animales prehistóricos, me dejaba fascinado. Esa atmósfera de ensueño que envuelve el filme, hizo que se desatara mi imaginación y mi adoración por estos animales. A la hora de abordar Cinezoico, quise que esta fascinación quedara patente en sus líneas (creo que especialmente se puede detectar en el capítulo dedicado a esta película), y cuando lo terminé, creo que se completó y afianzó la evolución que han sufrido estos animales desde sus primeras plasmaciones en pantalla, con los dinosaurios retratados de forma más pesada, de sangre fría, hasta los animales activos, más enérgicos, que el cine retrata en la actualidad. En ese sentido, el libro ha cubierto en mí ese paso de los dinosaurios “analógicos”, hasta los “digitales”, pudiendo entender su dinámica y comportamiento.

– ¿Por qué los dinosaurios, desde su popularización en el siglo pasado, fascinaron tanto a los niños  y hoy en día, a pesar de la cantidad de atracciones fantásticas, esa fascinación sigue vigente?

– Pues es una respuesta compleja, y no sé si seré capaz de responder. Por un lado creo que los grandes carnívoros como Tyrannosaurus o Allosaurus, poseen la capacidad innata de estimular cierto sentido de la supervivencia del ser humano, algo atávico que nos remonta a tiempos donde los hombres prehistóricos tenían que luchar por no ser devorados. Algo que por ejemplo, también creo que está vinculado al éxito del filme Jaws. Además, me da la sensación que se crea una atmósfera de misticismo en torno a estos animales, al comprender que, a pesar de su fiereza, de los tamaños descomunales que algunos poseían y de su reinado aparentemente interminable, desaparecieron hace 66 millones de años. Creo que los niños se preguntan ¿de verdad estos fabulosos animales existieron? ¿cómo fueron? ¿cómo vivieron? ¿por qué ya no están aquí?. Como digo, esa serie de preguntas estimula una zona de nuestro cerebro que busca la maravilla, lo secreto, pero a la vez, lo real. Y por último, creo que cuando eres un niño, y te dicen que esas fantásticas criaturas tenían nombres tan rimbombantes, encantadores y con tanta fuerza como Tyrannosaurus rex, Brachiosaurus o Velociraptor, es la guinda del pastel. ¿Cómo poder resistirse a memorizar todos los nombres posibles?

"Cinezoico"

– ¿Qué opinan, si se me permite la curiosidad, tus propios hijos al respecto, si es que acaso los has sometido ya al prehistórico influjo?

– Es curioso que lo menciones, porque precisamente el libro va dedicado a ellos dos. El pequeño sólo tiene dos años, y de momento sólo le llaman la atención las películas de Cars, aunque cuando se hace con un dinosaurio de juguete, imita su rugido. El mayor, que ya tiene siete años, si que ha visto varias películas relacionadas con el tema. Le gusta mucho por ejemplo toda la franquicia de Jurassic Park. Creo que su favorita es Jurassic World, pues me ha comentado que le encanta ver las secuencias de los visitantes jugando con las crías de dinosaurio, como las de Parasaurolophus o Triceratops. Por otro lado le tiene un poco de respeto a la versión de King Kong de 1933, que le llama la atención a la vez que le atemoriza. En general, según me dice, le llaman la atención los dinosaurios por su diversidad, pero especialmente por el tamaño de sus dientes.

– ¿Qué premisa seguiste para confeccionar el libro? A partir de Crichton y Spielberg, el consciente colectivo identifica “jurásico” con “dinosaurio” ¿te planteaste corregir esa identificación ya desde el título?

– Mi idea para confeccionar el libro era hacer un recorrido por las distintas producciones que han abordado el mundo de los dinosaurios, y que además tuviese una vertiente paleontológica. Algo así como utilizar estas películas para verter unos datos esenciales sobre estos animales. Así utilizamos las distintas producciones para tratar temas como su inteligencia, su desaparición, y las últimas novedades descubiertas alrededor de su mundo. Por poner un ejemplo, creo que es muy interesante descubrir que los grandes saurópodos, estos dinosaurios de cuatro patas con largos cuellos y colas, eran capaces realmente de realizar interminables migraciones, que duraban millones de años en algunos casos. Todo eso mientras leemos el capítulo dedicado a Land Before Time, que trata precisamente del viaje de “Piecito”, uno de estos animales, por el peligroso mundo del Mesozoico.
   En cuanto al tema “jurásico” que mencionas, pues no había reparado en ese detalle, pero lo cierto es que en los primeros capítulos tratamos de dejar claro que los dinosaurios vivieron en tres períodos distintos: Triásico, Jurásico y Cretácico. Así que supongo que la respuesta a tu pregunta es un sí.

"Cinezoico"

– Luego del libro de los Cazafantasmas, que incluía el testimonio de Bob Burns, ¿cuál es la joya de la corona que ofrendará Cinezoico a sus lectores?

– Pues en comparación con el libro de ¿A quién vas a llamar?, éste es un libro muy diferente. Mientras que aquel era muy específico, y contaba con entrevistas exclusivas a los artistas involucrados en el mundo de Los cazafantasmas, éste está redactado de otra forma. No hay entrevistas, y está pensado para cualquier interesado en el mundo tanto de los dinosaurios como del cine fantástico, de todas las edades. He tratado de hilar una historia cronológica entre capítulo y capítulo, estableciendo puntos esenciales de la evolución del dinosaurio a través de la historia del cine, para intentar que el lector tenga una visión total del viaje cinematográfico de estos series. Cómo maravillaron a los espectadores de los años veinte y treinta con filmes como The Lost World, o la citada King Kong, para convertirse poco después en representaciones de amenazas más peligrosas con películas como El monstruo de tiempos remotos, o especialmente, Gojira. Sin olvidar por supuestos las fantasías encantadores de One Million B.C., o The Valley of Gwangi.
   En ese sentido, Cinezoico supone también una retrospectiva en clave de homenaje a esos artistas que durante cien años han devuelto la vida de estos animales. Winsor McCay, Willis O'Brien, Ray Harryhausen, Jim Danforth, Phil Tippett, Stan Winston o Dennis Muren son algunos de los nombres propios que citamos en el texto, que creo son esenciales para completar esta visión. El relatar qué aportó cada uno de ellos o cómo plasmaban sus diferentes criaturas, me pareció que merecían un libro.

– ¿Qué significa enfocar un libro sobre los dinosaurios en el cine en el actual mercado español? ¿Representó una idea temeraria o era un tema que esperaba a una pluma que pudiera combinar pasión por el cine con nociones ajustadas de paleontología?

– Existía un libro titulado Cinesaurios, escrito por Adolfo Blanco. Es una joya que actualmente cuesta mucho encontrar, y que está datado de 1993. Así que me pareció buena idea abordar un proyecto que reuniese los elementos que antes he descrito, ya que en los últimos años no existía nada parecido en el mercado español, con la salvedad del especial del fanzine de Back to the Future sobre la trilogía de Jurassic Park. De ambos textos me he servido para documentarme, al igual que me ha sido de mucha utilidad el Weird Western: Libro de oro, publicado en 2015, que incluía una estupenda reseña de The Beast From Hollow Mountan, una de las películas que poseen un capítulo.
    En cuanto al propio libro de Cinezoico, como imagino que suele ocurrir, el proyecto fue evolucionando y se encontró con  varios obstáculos, pero por fortuna ya existe físicamente. Además, gracias a la enorme colaboración de José Luis Sanz, uno de los más prestigiosos paleontólogos del país, he podido aunar tanto la vertiente científica con los datos cinematográficos, conformando el objetivo que me había propuesto de realizar un texto ameno y cargado de datos interesantes sobre el mundo de los dinosaurios y las películas que han protagonizado.

"Cinezoico" de Octavio López Sanjuán

– A punta de pistola, ¿cuál es tu película de dinosaurios preferida y por qué?

– Aún habiendo dicho que probablemente si no hubiese visto King Kong mi fascinación por los dinosaurios no hubiera sido la misma, he de confesar que todo explotó en mi cabeza cuando vi Jurassic Park. Antes de asistir al estreno, me pasaba noches enteras dibujando estas bestias. Recuerdo que cuando salí del cine, con mis once años, me temblaban las piernas del impacto que me había producido la visión perfecta de estos animales. Spielberg consiguió resucitar a estos animales de forma gloriosa, lo que acompañado de esa música esplendorosa, consiguió que mi amor por los dinosaurios quedara sellada de por vida. De hecho, el detonante final que me impulsó a escribir el libro fue cuando vi Jurassic World, y me asaltaron de nuevo todos esos recuerdos. Así que podría decir que Jurassic Park es mi película favorita de dinosaurios.

– ¿Cuál es tu próximo proyecto editorial (siempre y cuando se pueda revelar)?

– Te lo voy a contar en absoluta primicia Darío. Mi proyecto más inmediato es una colaboración con mi amigo Jonathan Bellés, recién nombrado doctor en base a una tesis que ha elaborado sobre la relación entre la amenaza nuclear y Godzilla. En dicho trabajo incluso ha producido y dirigido su propio documental sobre Godzilla rodado en Japón. Basándonos en esa investigación monumental que le ha servido a Jonathan para obtener el grado “cum laude”, queremos convertirlo en un libro que ahonde en ese vínculo, sirviéndonos de las entrevistas en exclusiva que Jonathan ha realizado alrededor del mundo con artistas de la talla de Akira Takarada, Haruo Nakajima o Koichi Kawakita, por citar unos pocos ejemplos. Godzilla fue lo que nos llevó a conocernos a Jonathan y a mí, y estamos muy ilusionados de poder llevar a cabo algo así.

– ¡Esta revelación sí que nos deja boquiabiertospatidifusos! En agradecimiento queremos recomendar a los lectores que no dejen de hacerse con Cinezoico que está disponible a través de la web de su casa editorial, Ediciones Rosetta, o bien del omnipresente Amazon.