Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Artículos (Lecturas: 74)
Fecha de publicación: Octubre de 2016

La iluminación misteriosa de Koffman

La iluminación poco ortodoxa es el secreto para obtener efectos fotográficos de amenaza y horror para ilustrar momentos dramáticos de películas de misterio y aventura.(traducción de Darío Lavia)

Herbert Aller



Bookmark and Share

Fuente original: International Photographer Vol X No. 8 (12/09/38)

Pariente cercano de la fotografía de silueta es la de efecto macabro y misterioso. Ambos tipos dependen fundamentalmente de una iluminación poco ortodoxa. Mientras la silueta depende casi enteramente de la iluminación por detrás del objeto a destacar, el efecto siniestro se consigue por la iluminación contrapuesta y desde abajo.

La fabricación de stills para el cine clase B independiente y de estudios requiere con frecuencia esa clase de fotografías más que cualquier otra clase de películas de explotación, debido a que estas fotografías inspiran perfectamente el clima de misterio y aventura de sus temas. Experto en este campo de amenaza y horror es Jack Koffman, cuyo trabajo ilustra este artículo para Terror Universal. La mayoría de las fotos de Koffman fueron realizadas para producciones de Larry Darmour, estrenadas por Columbia. Koffman nos cuenta que raramente utiliza más de un foco de iluminación para estas tomas. Lo suele ubicar debajo, o a un lado u otro del actor, casi siempre con alguna inclinación. Koffman dice que este tipo de tomas requiere más cooperación por parte de los artistas y que estas fotografías ilustran perfectamente la buena voluntad para trabajar con el stillman. Dado que estas tomas deben ser obtenidas en momentos que el actor está "en carácter" -y hay que apresurarse en ratos libres durante las veloces agendas de rodaje de esta clase de filmes- Koffman usualmente trabaja en una improvisada galería muy cerca del plató.

Ojos y manos son fundamentales en la efectividad de estas tomas. El fotógrafo siempre debe tener alguna idea previa en mente, pero debe utilizar su criterio estético en acomodarse a las habilidades del actor para inspirar misterio o temor. Koffman prefiere utilizar una cámara Ansco 8x10 y todas las fotografías que publicamos fueron hechas con Agfa Superpan Press. Tal como otros especialistas (George Hurrell y otros), Koffman sostiene que mucho conocimiento técnico puede interferir con un trabajo fotográfico de buen acabado. Jamás utiliza medidores de luz y prefiere juzgar sus efectos por la experiencia de prueba y error en vez de cualquier dispositivo o artilugio mecánico. Por ende, se vuelca más por dos o tres modalidades favoritas en cuanto a obturadores y es bastante conservador al respecto.

Otra opinión que sostiene es repecto a los props como accesorio valioso cuando se lo ubica entre la fuente de luz y los actores, como los efectos de carcel o escalones, pero hay que utilizar con muchísima precaución para evitar excesivo detalle que pudiera distraer la atención o debilitar el efecto general buscado.