Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Biografías (Lecturas: 2744)
Fecha de publicación: Agosto de 2011

James Bernard y la música de la Hammer

A pesar de haberse escrito mucho sobre el potente caudal visual y temático de los filmes de terror desarrollados por la Hammer, aún queda mucho por indagar en la contribución musical que compositores como James Bernard efectuasen al interesante resultado integral de cada película.

Edgardo Castagna



Bookmark and Share

Artículo originalmente publicado en el Libro de Oro Cinefania

James BernardNo se puede negar la importancia que tiene la música en las películas y mucho mas cuando se trata de films de horror, terror o ciencia ficción. En el caso particular del notable estudio británico Hammer, gran parte del éxito que estas películas tuvieron y siguen teniendo, se debe a sus notables partituras musicales, especialmente aquellas creadas por el genial James Bernard. Sus composiciones, junto con los argumentos (recreaciones de las míticas y góticas de películas de horror de los estudios Universal), ambientaciones (castillos, cementerios, laboratorios, pirámides), actores (Peter Cushing, Christopher Lee, Oliver Reed) y directores (Terence Fisher, Val Guest) dieron a estas películas un sello distintivo y único.

Basta recordar la potente música compuesta por Bernard para Drácula (Horror of Dracula-1958), dominada por tres golpes musicales de los bronces y percusión, que simulan las sílabas del nombre del vampiro (DRA-CU-LA), otorgándole así un carácter diabólico. Como contraparte, Bernard compuso un tema de cinco notas para orquesta de cuerdas, cuyo etéreo y dulce sonido representa la gente de bien que se opone al maligno. Durante todo el film, los dos temas se suceden y a veces entremezclan, reforzando las acciones. Este es uno de los mejores ejemplos que caracterizó la música de los films del estudio, que apostó a un muy acertado y juicioso uso de la música para darle a sus films una jerarquización poco usual para este tipo de cine.

Christopher Lee en Dracula
Percusion y bronces van bien con castillos y colmillos:
Christopher Lee en Dracula

Quizás lo mas notable sea que, en vez de quedarse en el uso efectista de misteriosas disonancias y aterradores sonidos y ruidos, apeló a la utilización de fluídas melodías góticas, llenas de una dinámica sensual, representativa del grado de poder y pasión, algo que muchas películas del género jamás habían podido conseguir antes.

Para no menospreciar la música clásica utilizada en las películas de horror de la Universal de los '40 y '50 (que, a pesar de su eficacia, era por lo general encargadas a un equipo de compositores que trabajaban en la etapa de montaje del film) la música de horror de la Hammer consiguió un sentido de maestría y pasión nunca antes escuchada en el género, una obra que clamaba por vida propia fuera de la pantalla.

El uso de registros graves progresivos en las cuerdas, disonancias misteriosas, golpes de percusión e instrumentos poco usados hasta ese entonces (címbalo húngaro, instrumentos de percusión orientales, etc.) produjo partituras únicas y novedosas que hicieron que estas obras fueran consideradas como piezas fundamentales de la música de los films de terror.

James Bernard (1925–2001)

James Bernard, compositor de origen británico, fue reconocido por su fundamental aporte musical en 23 películas de los estudios Hammer durante los años ‘50, ‘60 y ‘70. Sin lugar a dudas su mayor éxito fue Drácula (Horror of Dracula-1958), con su música caracterizada por los golpes orquestales. Otros títulos memorables son La Maldicion de Frankenstein (Curse of Frankenstein -1957), El Beso del Vampiro (Kiss of the Vampire -1962), La Plaga de los Zombies (The Plague of the Zombies - 1966) y The Devil Rides Out (1968).

The Gorgon
Bernard, un sinónimo de goticismo:
Patrick Troughton y Peter Cushing en The Gorgon

Curiosamente Bernard, al igual que el futuro actor Christopher Lee, era alumno en el Colegio de Wellington, pero ellos no llegaron a conocerse sino hasta el ingreso a los estudios Hammer. Quiso el destino que ambos trabajaran juntos en muchísimas películas de horror convirtiéndose en verdaderas estrellas del mismo. Bernard ingresó al servicio militar de la RAF en 1943, permaneciendo hasta 1946. Benjamin Britten se mantuvo en contacto con él durante este período y le animó a aprender los principios de composición musical. Una vez terminada la II Guerra Mundial ingresó al Colegio Real de Música y se graduó en 1949. Luego de su graduación conoció al escritor y crítico Paul Dehn con quien inició una relación profesional que culminaría en una relación de vida juntos. Paul Dehn pidió a James Bernard de colaborar en la escritura de un guión original para la película de los Hermanos Boulting Londres en Peligro (Seven Days to Noon-1950). Esta colaboración resultó tan fructífera que en 1951, ambos recibieron el premio de la Academia de Hollywood al mejor argumento (en ese entonces se premiaban al mejor argumento, mejor guión original y mejor guión adaptado).

A comienzos de los '50, durante su relación como aprendiz del compositor inglés Benjamin Britten, recibió de la BBC su primer trabajo por encargo: se trataba de la música para la dramatización radial de la obra "La Muerte de Héctor" del poeta Patrick Dickinson. Luego siguieron otros encargos musicales para el mismo estudio radial tales como: "Doctor Fausto" y "La Duquesa de Malfi". A raíz de su excelente desempeño fue invitado a colaborar con los estudios Hammer. Su primer trabajo fue componer la partitura para el film de ciencia ficción Pánico Mortal (The Quatermass Xperiment-1956) dirigida por Val Guest, versión cinematográfica del serial televisivo de BBC sobre el Dr. Quatermass, que perseguía a un astronauta que había sido sometido a una fuerza extraterrestre durante su estadía en el espacio, que lo hacía transformarse en una horripilante masa gelatinosa. Según dijo el director del film, en el libro Guinness de los Récords de esa época se puede encontrar que un niño "murió de miedo" durante el estreno del film en un cine de la ciudad de Illinois.

Por tratarse ésta de su primer intervención en músicas de películas, solo compuso las partes correspondientes a la sección de cuerdas y percusión, quedando a cargo del director musical,  John Hollingsworth, el resto de las partes. Recién un año mas tarde, con La Maldición de Frankenstein (Curse of Frankenstein-1957), Bernard fue autorizado a componer la música integral de la película, utilizando para ello una gran orquesta.

Curse of Frankenstein
No es una momia, pero lo será:
Christopher Lee en Curse of Frankenstein

Su música era distinta a las demás, especialmente por el uso de leitmotivs con armonías superpuestas y el uso de sonidos muy agudos. Su música también era frenética y de ritmos muy rápidos, con frecuencia haciendo uso magistral de la percusión. La Novia del Diablo (The Devil Rides Out-1968) y La Maldicion de los Zombies (Plague of the Zombies-1966) son ejemplos buenos de esto. Sin embargo, también podría escribir melodías exuberantemente románticas, tales es el caso de las utilizadas Y Frankenstein Creó a la Mujer (Frankenstein Created Woman-1967), Prueba la Sangre de Drácula (Taste the Blood of Dracula-1970) y Las Cicatrices de Drácula (Scars of Dracula-1970). A diferencia de la mayoría de compositores de película, Bernard orquestó él mismo casi todo su trabajo . Su música se convirtió definitivamente el "sonido Hammer". Este fue solo posible gracias a estilo de composición complejo y original, utilizando frases orquestales distintivas y dramáticas que producen un efecto formidable al sincronizarse con las imágenes. Sin duda alguna el éxito perdurable de estos films a lo largo del tiempo es, en gran parte, gracias al aporte de sus bandas sonoras.

Se puede aseverar que el famoso tema que introduce al Conde transilvano en Drácula es, junto al de Psicosis de Bernard Herrmann y el de Tiburón de John Williams, uno de los temas de films de terror más reconocibles. En este film también podemos evidenciar el efecto hipnótico que Drácula tiene sobre sus victimas, a través de la sugerente música que acompaña estas escenas. También la atracción sexual que el ejerce sobre las victimas y la sugerencia de un acto sexual en los momentos en que el vampiro se alimenta de sus victimas, es reflejado por la música, en una combinación de mesmerismo, amenaza y sensualidad.

Horror y romanticismo siempre fueron una combinación exitosa para el arte: la bella y la bestia, amor y muerte, la rosa exquisita con sus espinas. La música no es la excepción y tenemos el mejor ejemplo en las dulces sonoridades de Liszt las cuales son fuente de inspiración para una rapsodia macabra o un cautivante concierto sobre la noche. Este también es el caso de la música compuesta por James Bernard para el film El Beso del Vampiro (Kiss of the Vampire -1962), basada en la premisa de una música que intoxique, que seduzca, que genere desánimo. De esta forma el aristocrático Dr. Ravna, quien al igual que sus hijos, es vampiro, atrae una pareja de recién casados a su sombría mansión para robarles su vital fluído. El joven hijo del Dr. Ravna, apuesto, sofisticado y seductor, toca el piano para los invitados, intentando mesmerizarlos. Los sonidos que se oyen son irresistibles, cautivantes e hipnóticos. Sonidos fantasmales producidos por el vibráfono acompañado por la marimba invaden la escena. La música es al mismo tiempo, ardiente y profana con un perverso sabor lisztiano.

The Devil Rides Out
Percusion y frenesi para misas negras:
Charles Gray en Devil Rides Out

James Bernard fue consultado por la Hammer para realizar una aproximación mas romántica en los próximos films de Drácula y vampirismo, ya que sus bandas sonoras anteriores sonaban demasiado disonantes. Bernard aceptó estas recomendaciones y compuso lo que, para el, fue su mejor trabajo. Se trata de Prueba la sangre de Drácula (Taste the Blood of Dracula-1970), cuya columna vertebral musical esta basada en un tema de amor de un romanticismo exacerbante. En especial hacia el final donde lo que se oye es la traducción musical de lo que vemos: la reafirmación del amor y la victoria del bien sobre el mal, en contraste con el oscuro principio del film. De esta manera la historia concluye en un resplandor de gloria.

 

Otros compositores

Malcolm Arnold (1921 - 2006)
Hammer Films: Stolen Face, Wings Of Danger, Four-Sided Triangle
Su educación musical transcurrió en Inglaterra e Italia. Se desempeño como trompetista en la Orquesta Filarmónica de Londres. Compuso además el ballet "Homenaje a la Reina" para la celebración de la coronación y varias bandas sonoras de películas, dentro de las cuales cabe destacar "Un Puente sobre el Rio Kwai", que le valió un Oscar en 1957

Edwin Astley (1922 - 1998)
Hammer Films:  Visa to Canton, The Phantom Of The Opera.
Compositor británico mas conocido por sus aportes musicales en series de TV como "Hombre en Peligro" y "El Santo".

Don Banks (1923 - 1980)
Hammer Films:  Captain CLegg, The Evil Of Frankenstein, Nightmare, The Brigand Of Kandahar, Hysteria, Rasputin-The Mad Monk, The Reptile, The Mummy's Shroud.
Compositor australiano que compuso bandas sonoras de películas como medio de sustento mientras que le permitían dedicarse a la composición de música clásica. Su música con estilo jazz compuesta para la película "Hysteria", demuestra el manejo de diversos estilos musicales.

Richard Rodney Bennett (1936 - )
Hammer Films:   The Man Who Could Cheat Death, The Nanny, The Witches.
Nacido en  Kent, Inglaterra, curso estudios musicales en Academia Real de Música de Londres. Es un compositor versátil que ingreso al mundo de las músicas de películas a los 20 años y se estableció como uno de los distinguidos talentos que contribuyeron al 7 arte, especialmente en películas de John Schlesinger. Desde la década de los 80 trabaja asiduamente para televisión.

Stanley Black (1913 -  2002)
Hammer Films:  : Further Up The Creek, Hell Is A City, The Full Testament, Maniac.
Compositor prolífico, conductor, director musical conocido por sus composiciones para radio, TV y cine. También incursiono en las comedias musicales y en la música clásica asi como en grupos de jazz junto a Coleman Hawkins y Harry Roy.

John Cacavas (1930 - )
Hammer Films:   Satanic Rites Of Dracula.
Compositor norteamericano mas conocido por la música de la serie de TV "Kojac" y las bandas de sonidos de los films "Aeropuerto 1975" y "Aeropuerto 1977".

Benjamin Frankel (1906 - 1903)
Hammer Films:  I Only Arsked, The Curse Of The Werewolf, The Old Dark House. Notable compositor británico responsable de la efectiva música de Curse of the Werewolf. También conocido por sus músicas para los films "El Septimo Velo" y "La Noche de la Iguana".

Richard Hartley (1944 - )
Hammer Films:   The Lady Vanishes
Compositor británico mas reconocido quizás por su aporte a la comedia musical de culto "The Rocky Horror Picture Show".

Laurie Jonson (1927 - )
Hammer Films:  Captain Kronos-Vampire Hunter
Prolífico compositor y director musical británico. Su trabajo mas conocido es el realizado para la serie de TV "Los Vengadores" y "Los Nuevos Vengadores". Durante mucho tiempo fue amigo de Bernard Herrmann y  responsable de la regrabación de la partitura del clásico de Hitchkock "North by Northwest" en 1979 y de la adaptación de las músicas de "It's Alive" e "It's Alive 2". Autor de la banda musical de la película de Ray Harrihausen "Firtst Men in the Moon".

Carlo Martelli (1935 -)
Hammer Films:   The Curse Of The Mummy's Tomb, Slave Girls.
A pesar de su apellido, Martelli es un compositor británico autor de títulos como  "IT!", Withcraft", "Catacombs" y "The Murder Game".

Mario Nascimbene (1913 – 2002)
Hammer Films:  One Million Years B.C., The Vengeance Of She, When Dinosaurs Ruled The Earth, Creatures The World Forgot.
Compositor italiano especializado en films épicos como "Alexander the Great", "Solomon and Sheba Barabbas" y "The Vikings".

Franz Reizenstein (1911 - 1968)
Hammer Films:  The Mummy.
Compositor y pianista alemán responsable de la música de un solo film del estudio Hammer, al cual logro crearle una atmósfera ideal con los distintos tipos de músicas (oriental, clásica, etc.).