Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 6451)
Fecha de publicación: Noviembre de 2006

El Laberinto del Fauno: la supervivencia de la inocencia

Guillermo del Toro vuelve a dar el marco de la España de Franco a su última película, en la que combina la trágica realidad de la Guerra Civil con la fantasía infantil.

Carlos Díaz Maroto



Bookmark and Share

Nota publicada en Pasadizo

Doug Jones en una de sus caracterizacionesCuando Guillermo del Toro llegó a España para dirigir la magnífica El espinazo del diablo (2001), decidió establecerse en nuestro país, lo cual hizo pocos años después; no obstante, no rechazaba el volver ocasionalmente a Hollywood para rodar alguna (super)producción. Así, en Estados Unidos dirigiría Blade II (Blade II, 2002) y Hellboy (Hellboy, 2004), sendos tebeos visuales muy superiores a otras muestras coetáneas; también en ese ínterin, se frustró (esperemos que no por siempre) el llevar a las pantallas la novela de Howard Phillips Lovecraft En las montañas de la locura (At the Mountains of Madness, 1931) cuando los productores americanos exigieron suavizar su potencial de horror primigenio e introducir una imposible y convencional historia de amor. Por suerte, Guillermo de vez en cuando vuelve a España, y rueda películas con mucha mayor libertad creativa (1) y, así, optó por rodar este El laberinto del fauno a partir de un guión propio -cuya génesis procede de la época de Mimic (2)-, si bien en este caso la producción se reparte con México (uno de los productores es su amigo y también director Alfonso Cuarón) e incluso Estados Unidos (con distribución de la Warner).

Tal como sucedía con El espinazo del diablo, aquí Del Toro regresa a territorio español en tiempos pasados, mas si bien en aquélla la trama se centraba sobre nuestra nefasta Guerra Civil, aquí han pasado unos años, situándose en tiempos de posguerra, y de nuevo se nos ofrecen enfrentamientos entre los dos bandos, fascistas y maquis.

Ivana Baquero y Doug JonesRodada entre el 11 de julio y el 15 de octubre del año pasado en Segovia en su mayor parte (y con una exhaustiva postproducción en México), lo cual le impidió participar en la serie televisiva Masters of Horror como tenía previsto ­esperemos que retome su proyecto en la segunda temporada­, lo largo de su rodaje queda explicado por el motivo de que él siempre rueda todo el material de la película, careciendo de director de segunda unidad (durante la filmación de Mimic llegó a despedir a dos de éstos); así, asoman como lógicas estas afirmaciones: "Me gusta meter el hocico en todos los aspectos de una película, no porque no me fíe de cada uno de los técnicos sino porque me gusta aprender cosas nuevas en cada trabajo que hago" (3).

Como decíamos, la acción tiene lugar en la posguerra, en 1944, con los maquis ocultándose en los bosques cercanos a un pequeño pueblo, y la guardia civil partiendo en su busca ametralladora en ristre, tal como veíamos en El corazón del bosque (1978), de Manuel Gutiérrez Aragón. A ese pueblecillo llegan una chica de trece años (Ofelia: Ivana Baquero) y su madre (Carmen: Ariadna Gil), casada ésta de segundas nupcias, y embarazada, con un capitán de un puesto militar (Vidal: Sergi López). El hombre es un ser despótico que controla con mano firme a su séquito y descarga su crueldad con los detenidos. Mientras, la niña huye de esa realidad jugando en el jardín, y por esa senda incursionará en un otro mundo, otra realidad, plagado de seres feéricos y donde conoce a un fauno (Doug Jones (4), quien en Hellboy encarnaba a Abe Sapien, el hombre pez), quien la desvela que ella pertenece a ese mundo. Mientras la niña vive un viaje iniciático a su verdadera personalidad, en este mundo el capitán Vidal hace frente a los maquis refugiados en los montes; de manera paulatina, ambas realidades irán confluyendo.

A través de una mirada infantil ­una constante de su obra­, Del Toro nos hace ver la monstruosidad, oculta no en aquel que es distinto, sino en el propio ser humano. Una historia con ecos de relatos como "El gran dios Pan" de Arthur Machen, o una visión más oscura y más perversa de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll, pero que, una vez más, es fiel reflejo del mundo personal de Guillermo, tomando pequeños detalles dispersos, enclavados en otros universos, y conduciéndolos al suyo propio. Así, inclusive, nuestro director erigirá una metáfora donde el franquismo supone el elemento de aniquilación de los sueños de todos los españoles, ese mundo interior que será devastado por la barbarie.

Los personajes y los actores

OFELIA. IVANA BAQUERO

Ivana Baquero perdida en un laberíntico mundo feéricoDe trece años y confinada a la vida que su madre le ha dictado, Ofelia es una chica delicada y soñadora que no siempre vive en nuestra realidad. Su madre, a punto de dar a luz un nuevo hijo, la lleva a vivir con su nuevo marido, un capitán del ejército franquista por el que la niña no siente ninguna simpatía. Ofelia cree en algo más grande que la oscura realidad que la recibe en el cuartel del capitán, y conforme a distintos elementos sobrenaturales que empiezan a revelarse ante ella, Ofelia inicia una aventura en la que tratará de salvar a su madre y a sí misma, mientras cuestiona quién es su verdadero enemigo.

Ivana Baquero, pese a su juventud, ya tiene una larga experiencia en el cine, y en concreto en el fantástico. Ha trabajo en Cuento de Navidad (2005), el episodio de Paco Plaza para la serie Películas para no dormir, Frágiles (2004), de Jaume Balagueró, Rottweiler (2004), de Brian Yuzna, y debutó en Romasanta (2003), también de Paco Plaza.

CARMEN. ARIADNA GIL

Carmen es la madre de Ofelia. A la muerte de su marido, el padre de la niña, rehace su vida con el capitán Vidal, de quien espera un hijo. Está exhausta por un avanzado y complicado embarazo, por las sospechas de su obstinada hija y por la creciente tensión de su nuevo entorno familiar, tras el cual se escuda. A partir del momento en que llega al campamento de Vidal, el control de su cuerpo y su salud quedan en manos del capitán, cuyo principal interés no es la salud de ella, sino el bebé que viene en camino.

Ariadna Gil es una de nuestras más famosas y jóvenes estrellas. Debutó en el cine con la semi-fantástica Lulú de noche (1986), de Emilio Martínez Lázaro; en su filmografía cabe destacar también Belle Epoque (1992), de Fernando Trueba, Libertarias (1996), de Vicente Aranda, Lágrimas negras (1998), de Ricardo Franco, Obra maestra (2000), de David Trueba, La virgen de la lujuria (2002), de Arturo Ripstein o Alatriste (2006), de Agustín Díaz Yanes.

MERCEDES. MARIBEL VERDÚ

Mercedes es, en apariencia, una sirvienta leal a Vidal: le atiende y está pendiente de sus caprichos y exigencias. Su secreto es su alianza con la guerrilla, encabezada por su hermano, que busca librar a la región de las tropas franquistas y recuperar a España. Por las noches, Mercedes sale a escondidas a encontrarse con los guerrilleros en el bosque; el hecho de que Ofelia la descubra en una de sus salidas nocturnas crea un vínculo especial entre las dos "rebeldes".

Maribel Verdú es otra de nuestras grandes estrellas femeninas, y paulatinamente ha ido forjándose un prestigio. Debutó en el cine con El sueño de Tánger (1987), de Ricardo Franco, y también debemos citar la magistral El año de las luces (1986), de Fernando Trueba, Amantes (1990), de Vicente Aranda, Canción de cuna (1993), de José Luis Garci, Carreteras secundarias (1997), de Emilio Martínez Lázaro, Y tu mamá también (2000), de Alfonso Cuarón, Tuno negro (2001), de Pedro L. Barbero y Vicente J. Martín, o Tiempo de tormenta (2002), de Pedro Olea.

VIDAL. SERGI LÓPEZ

El capitán Vidal es un fascista sádico, cuyo enorme ego es idéntico a su crueldad. Dirige su tropa y su hogar con puño de hierro y un inquietante brillo de maldad en la mirada. Lo más importante para él, muy por encima de su esposa Carmen y su hijastra Ofelia, es el hijo que espera, que llevará su nombre y su legado. Para él, la crueldad es cosa de rutina, de protocolo, la única forma de castigar a quienes osan desafiarlo. Aunque siempre actúa con arrogancia, no logra ocultar del todo un cierto temor a las guerrillas que se esconden en el bosque y amenazan su orgullo militar.

Sergi López es uno de nuestros más sólidos actores, y en la actualidad posee un estatus entre los más grandes en nuestro país, habiendo trabajado también en Francia, donde debutó con La petite amie d'Antonio (1992). Otros filmes: Ciudad baja (1994), de Jesús Franco, Western (1997), de Manuel Poirier, Caricias (1998), de Ventura Pons, Harry, un amigo que os quiere (2000), de Dominique Moll ­acaso su consagración­, Dirty Pretty Things (2002), de Stephen Frears, Peindre ou Faire l'amour (2005), de Arnau Larrieu y Jean-Marie Larriu.

EL DOCTOR. ÁLEX ANGULO

El doctor es un personaje con quien simpatizamos por su enorme lealtad, no sólo con sus pacientes, a quienes atiende con esmero, sino también con sus creencias políticas y su valor, cuando se escabulle a media noche con Mercedes para atender guerrilleros heridos. Su compasión de médico y su rebeldía lo llevan a desafiar las órdenes de Vidal, lo que le permite salvaguardar su dignidad.

Álex Angulo es uno de nuestros más sólidos actores, y tan capaz de interpretar comedia como drama con igual naturalidad. Debutó en el cine con la excelente La fuga de Segovia (1981), de Imanol Uribe. Otros filmes: Todo por la pasta (1991), de Enrique Urbizu, Acción mutante (1993), de Álex de la Iglesia, El día de la bestia (1995), de Álex de la Iglesia, Sólo se muere dos veces (1996), de Esteban Ibarretxe, Carne trémula (1997), de Pedro Almodóvar, Muertos de risa (1999), de Álex de la Iglesia, Bosque de sombras (2006), de Koldo Serra.

Ficha Técnica

Director/guión: Guillermo del Toro / Productores: Berta Navarro, Alfonso Cuarón, Frida Torresblanco, Álvaro Agustín, Guillermo del Toro Para Estudios Picasso, Telecinco, Tequila Gang, Esperanto Filmoj, OMM, Sententia Entertainment, Warner Bros. / Productor ejecutivo: Edmundo Gil / Fotografía: Guillermo Navarro / Música: Javier Navarrete / Montaje: Bernat Vilaplana / Diseño de producción: Eugenio Caballero / Efectos especiales: David Martí (maquillajes), Reyes Abades / Intérpretes: Sergi López (capitán Vidal), Maribel Verdú (Mercedes), Ivana Baquero (Ofelia), Doug Jones (el fauno), Álex Angulo (doctor), Ariadna Gil (Carmen), Roger Casamajor (Pedro), César Bea (Serrano), Federico Luppi (Casares), Manuel Solo (Garcés), Sebastián Haro, Mina Lira, Iván Massagué, Chema Ruiz, Milo Taboada... / Nacionalidad y año: España / México / USA 2006 / Duración y datos técnicos: 112' C 1:1.85.

 

 

 

 

 

 

 

Notas:

(1) Con todo, en el caso de Del Toro hay que matizar. Es magnífico para llevar las cosas a su terreno, como demuestran sus tres aportaciones yanquis, con Mimic (Mimic, 1996), que casi sería una extensión espiritual de Cronos (Cronos, 1992), Blade II, un hiperbólico cuento de horror antes que thriller de acción macarra como las otras dos aportaciones de la trilogía, o Hellboy, casi un precedente de este Laberinto faunístico en su sentido de elaboración de criaturas imposibles, reflejo de un rico (sub)mundo interior. Así, resultan coherentes sus declaraciones en relación a ello: "Lo importante siempre es tu ilusión con respecto al trabajo que tengas entre manos. Los yanquis te dan mucha libertad si ven que estás muy involucrado y lo pones todo de tu parte. Como me gusta lo que hago, me da igual si lo tengo que hacer acá o en Estados Unidos" (Imágenes de actualidad nº 262, octubre 2006, pág. 73).

(2) "Lo que desató esta película fue mi estancia durante mi infancia en casa de mi abuela. ¡Cada noche, un hombre cabra salía del armario de mi cuarto! Este temor, esa imagen de un "hombre cabra" dio vida años después a un dibujo que devino en Pan, el personaje de la película. También las pinturas de Goya me inspiraron en términos de tono y atmósfera para el filme." (Entrevista publicada en la web www.ifmagazine.com). Igualmente: "Yo había escrito, hace muchos años, una versión de El espinazo del diablo ambientada en México. Más tarde, me encontré con un guión de Antonio Trashorras y David Muñoz que tenía elementos muy bonitos [...] y decidí coger esos elementos e integrarlos en un nuevo guión que no era ni lo uno ni lo otro. Algunos elementos de mi primer guión se quedaron en el camino, y yo tenía muchas ganas de usarlos en una película." (En Fotogramas nº 1956, octubre 2006, pág. 99).

(3) Imágenes de actualidad nº 262, octubre 2006, pág. 73.

(4) El maquillaje de fauno requería cinco horas de aplicación; una vez conseguido el efecto, el actor debía ver a través de los orificios nasales del monstruo.