Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Artículos (Lecturas: 65666)
Fecha de publicación: Abril de 2005

Monstruos en el Cine: Piegrande (un asunto peludo)

Un extenso recorrido por el cine y la TV que nos mostró a Piegrande, (Sasquatch para los amigos), tal vez un viejo recuerdo de nuestra época prehistórica o simplemente un mito.

Darío Lavia



Bookmark and Share

HARRY AND THE HENDERSONSUna de las cosas que, querrámoslo o no, más obsesiona a los seres humanos es la posibilidad de la existencia de animales semejantes a los humanos. Los simios y sus diferentes ramas, relacionadas de alguna manera con nosotros, es un tema sumamente delicado a pesar de su aparente ingenuidad. La existencia de chimpancés, mandriles, babuinos y (especialmente) gorilas, no toca en un nervio muy íntimo: el de la prominencia como dominadores de la creación. No vamos a analizar las connotaciones psicológicas del tema ni nos vamos a meter en el estudio de la zoología, pero recordemos a través del cine la gran continuidad que el personaje del "gorila" ha tenido a través de miles de películas, en las que casi siempre es mostrado como un animal de gran inteligencia o como un ser humano deficiente o primitivo. En cualquier caso la impresión que se nos intenta dar de los gorilas tiende a dejarnos tranquilos y bien ubicados a la cabeza del árbol evolutivo, tanto física como mentalmente. Distinta es la aproximación que el cine hace de un inusual primate prehistórico, al que la ciencia ha llamado genéricamente como "Gigantopiteco".

¿Qué es un "gigantopiteco"? Esta denominación no es nueva. Se le ocurrió al holandés Ralph Von Koenigswald, paleontólogo que a mediados de los años '30 se recorrió todas las farmacias de Hong-Kong en busca de ciertos "dientes" a los que los chinos les atribuyen cualidades curativas. Luego de encontrar un molar de 2,5 cm de diámetro, se abocó a la búsqueda de la dentadura completa de quien creyó sería un "simio gigante" o "Gigantophitecus". Con el correr de los años y el hallazgo de varias docenas de dientes e incluso mandíbulas, se pudo esbozar la teoría de la existencia de un simio de unos 2,5 o 2,7 mts de altura. ¿Pertenecerían a tal especie la conocida leyenda de los Sasquatch o Pie Grandes?

Sasquatch significa "hombre peludo". Su denominación más corriente es Big Foot ("Pie grande") y a pesar de que hoy en día cuando se nos sugiere la palabra "Piegrande" la tomamos entre risas, hay toda una historia detrás de la misma, especialmente en el folklore de los Estados Unidos y de toda Norteamérica. En Alaska se hablaba de seres antiguos y gigantes llamados "tornait" (no debe ser confundida esta denominación con "tunarat", que en Alaska Septentrional designa los poderes del shamán). Estos seres eran feroces, muy fuertes y evitaban contacto con otros seres humanos, tenían brazos y piernas largas, mirada opaca y podían levantar rocas pesadas. A diferencia de los "inuit" (los esquimales), los "tornait" no fabricaban kayaks ni arcos ni podían limpiar las pieles de foca. Los "tornit" también aparecen en historias de los esquimales del Estrecho de Smith, y hasta Groenlandia. Al norte de la Tierra de Baffin se habla de los "toonijuk", seres cuya descripción concuerda con la de los "tornit" de Alaska. Pero eran muy temerosos de los humanos y estúpidos, y se refiere la historia que los esquimales les seguían uno por uno y los cazaban como trofeos. En la región del Río Peel, Yukón del Norte, tenemos historias de "mahoni", gigantes peludos de ojos rojos que comen carne humana y pueden comer abedules de un bocado. En la Columbia Británica se los denomina "Sasquatch", seres de 2,50 m de estatura y pelaje oscuro. En el Mackenzie superior se dice que habita un hombre gigante de cara negra y ojos amarillos. En el área de la tundra se habla del "weetigo", un caníbal de rostro ennegrecido por el frío y con dientes largos y afilados.

SASQUATCH: THE LEGEND OF BIGFOOT (1978)Entre los Nahanni se hablaba de los "Hombres Montaña", cazadores de cabezas colosales, y entre la tribu de los Dogrib, ubicada en las inmediaciones del Gran Lago del Esclavo, se contaban historias de un ser denominado simplemente "El Enemigo", un ser imaginario que los acechaba desde la espesura del bosque. Entre los Micmac, indígenas que habitan Nueva Brunswick y Nueva Escocia, hay relatos en los que se alude a los "gugwes", "caníbales de manos grandes y caras velludas como osos". En el Maine, donde habitan los Penobscot, se contaban historias sobre el "kiwakwe", un gigante caníbal, ser cuya descripción concuerda con la del "strendu", un gigante presente en las tradiciones de los Hurones y los Wyandot. "Los Gigantes de Piedra", de las historias de los Iroqueses, son en cambio, seres primitivos cubiertos de sílice, que no conocen el arco y usan piedras como armas. También eran caníbales. Son los indios Algoquino que tienen entre sus leyendas al "windigo" (también denominado "atshen", "kokotshe", "witiko", "wendigo" y "wittiko"), tradición que se propagó por vastas áreas del Canadá y está bien documentada. Tal vez el "chenco" de los indios cree sea el mismo que el "witiko". "El witiko no lleva vestimenta, va desnudo tanto en verano como en invierno... su piel era oscura como la de un negro." Se refiere una extraña costumbre de este hombre-fiera, que es la de frotarse contra abetos y otras coníferas resinosas, para luego revolcarse en la arena, operación que le daba la impresión de estar hecho de piedra. Los "windigos" tienen una boca espantosa y carecen de labios. Emiten un silbido macabro y aullan como si fueran lobos. A aquellos aficionados a la literatura de terror victoriana les será familiar, ya que Algernon Blackwood utilizó el tema en su obra "El Wendigo" (1910).

Otras criaturas reseñadas en las tradiciones son el "misabe" del Gran Lago Victoria; el "menegwicio", presente en el folklore de los Ojibwa de Minnesota del Norte; los "hombres de la maleza" de los Chipewa de la reserva de Snowdrift, cerca del Gran Lago del Esclavo; los "nakani", temidos entre los indios del Gran Lago del Oso, pero también en Yukón y Alaska; los "dzoavits", o gigantes de piedra, en las tradiciones de los Shoshones; los hombres de pelaje áspera de los Kaska, en la Columbia Británica; los "hombres oso" de los Sinoyne, de la región del Athabasca; los "haitló laux" de los Lillooet, también de la Columbia Británica... los ejemplos parecen interminables, pero nos ilustran a la perfección para comprender que la obsesión nuestra por seres prehumanos no es una moda exclusiva de la actual civilización occidental.

En tiempos modernos, los reportes de criaturas gigantes en Norte América comenzaron a afluir en los años '50, y al día de hoy ascienden a 2.000 informaciones, que envuelven testimonios de más de 3.000 personas. La fiebre por Pie Grande surgió en toda su potencia en 1967 con 8 metros de película filmados por Roger Patterson y Robert Gimlin. El primero había escrito un libro acerca de Piegrande llamado "Do Abonimable Snowmen Of America Really Exist?" (¿Existen realmente los abominables hombres de las nieves en América?, editado en 1966). Gimlin era un campero y amigo de Patterson, quien accedió a acompañarlo en una expedición. Equipados con una Kodak 16 mm de mano, con película Kodachrome 25, en octubre de 1967 salieron a cabalgar en zonas septentrionales de California, concentrando su búsqueda en la zona de Bluff Creek, casi en la frontera entre California y Oregon. Eligieron ese lugar debido a la gran cantidad de hallazgos de huellas enormes, descubiertas especialmente a partir 1957, año en que se inició la construcción de una carretera que atravesaba el área. Luego de uno de estos descubrimientos (en 1958), la prensa tituló el hallazgo como de un "Pie Grande" y ahí se acuñó la frase para denominar al supuesto autor de tales pisadas. Las huellas encontradas tenían diferentes dimensiones, desde 31 cm hasta 43 cm de longitud.

Gimli y PattersonFue la mañana del 20 de octubre que Gimlin y Patterson divisaron a lo lejos un piegrande hembra caminando por un arroyo cercano. Patterson rápidamente tomó su cámara y logró impresionar 24 pies de film color. Durante ese tiempo la criatura caminó en dirección opuesta a la de los exploradores, ingresando en el bosque. Gimlin por su parte, observó la escena rifle en mano, en precaución de cualquier ataque, pero sin ánimos de tirar a no ser que fuera en defensa propia. Luego de la desaparición del ser, constataron huellas de 32 cm de longitud, calculándole un peso de 300 kg y una altura de 2,21 mts. Patterson y Gimlin creyeron innecesario perseguir a la criatura por el bosque, dado que ya tenían evidencia fílmica del avistamiento. Desde el momento de su publicación, la película atrajo (y sigue atrayendo) una ferviente polémica en torno a su veracidad. Ha sido estudiada por muchos académicos (varios de los cuales la han aceptado como verdadera) siendo considerada como un "hoax" por otros (que postulan que se trataría de la filmación de un hombre alto con disfraz de gorila). De un análisis cuadro a cuadro surge que la criatura que huía mirando a la cámara tendría una o más criaturas bebés colgando de su pecho. Además, en el entorno boscoso se pueden adivinar algunas criaturas más, observando la escena. Hoy en día, el propietario de los derechos del trozo original de celuloide lo vende al precio de 1 millón de dólares y escucha ofertas a través de Internet.

La ciencia en gran medida se mantiene escéptica debido a la carencia de huella fósil o de esqueletos. Sin embargo, ha comprobado la existencia del "simio gigante" sugerido por Koenigswald, que habría vivido en Indochina, fue bípedo y se extinguió hace medio millón de años (o, según cálculos más optimísticos, hace 300 mil años). ¿Será este Sasquatch un descendiente del Gigantopithecus, que al igual que el homo sapiens, cruzó el Estrecho de Bering y llegó de Asia a Norte América, durante la Edad del Hielo? El cine jamás se planteó dilemas criptozoológicos de tal envergadura, y una de sus primeras aproximaciones al tema fue dirigida por Massey Cramer, con corto presupuesto y aspiraciones. El filme resultante, LEGEND OF BLOOD MOUNTAIN (1965) tenía ya elementos que estarían presentes en posteriores películas del mismo tema. A diferencia de su pariente asiático, el Abominable Hombre de las Nieves (que fue mostrado en películas de calidad global superior y mejores resultados), las películas inspiradas en el Piegrande usualmente tuvieron mayor énfasis entre productores modestos, directores oportunistas y planteamientos semidocumentales o propios del "cine mondo". Durante los '70 hubo una verdadera oleada de Sasquatch, tanto en cine como en TV. En la pantalla grande solía acechar personajes rurales, adornar tramas de profesores y estudiantes en expediciones perdidas en el bosque, y ser el terror de lujosas colonias de vacaciones. El enfoque que se le brindó fue primitivo, directo y no se quedaba en medias tintas, sino que apostaban con tácticas propias del explotation. La pequeña pantalla lo tuvo como eje en varios episodios de la serie THE SIX MILLION DOLLAR MAN (El Hombre Nuclear), y hasta se le dio su propio espacio con la serie BIGFOOT AND WILD BOY. Como mérito de la primera, debemos reconocer que Sasquatch tenía un origen extraterrestre, recurso narrativo que hacía eco de ciertas teorías ufológicas muy en boga durante la época (y aún hoy en día) que consiste en darle un origen relacionado con los OVNIS a varios fenómenos aún no comprobados. Es curioso constatar que en un episodio de 1979 de la serie THE INCREDIBLE HULK (El Increíble Hulk) hubo un piegrande que resultó ser en la ficción un hombre disfrazado que quería impresionar a su hija. De esta manera, se mostró otra faz del fenómeno, basada en una visión escéptica, algo que nunca está de más.

LEGEND OF BLOOD MOUNTAIN, THE / DEMON HUNTER (1965): Un periodista (interpretado por George Ellis, de The Old Guitar) en su búsqueda de noticias sensacionales, comienza a sospechar que la ola de crímenes cometidos en la zona no sea causada por un asesino serial sino por algún animal salvaje. El responsable termina siendo un monstruo de piel blanca simil Pie Grande. Película filmada en locaciones en Stone Mountain y Lake Spivey, Georgia. Dirección: Massey Cramer.

BIG FOOT (1972): El legendario Pie Grande aparece desde el bosque en busca de mujeres (jóvenes y bonitas) con las que luego se alimenta (culinariamente hablando). Un dúo de motociclistas (Chris Mitchum, hijo de Robert y Lindsay Crosby, hija de Bing) ruedan en ayuda de una chica secuestrada (Joi Lansing). Al mismo tiempo, un dúo de cazadores (John Carradine y John Mitchum, otro de la familia) tratan de capturar al bicho. En el reparto también figura Ken Maynard. Dirección: Robert Slatzer.

LEGEND OF BOGGY CREEK (La Leyenda del Arroyo Boggy-1972): Una especie de docudrama acerca de las apariciones del Piegrande en los pantanos de Arkansas. El director logra mantener un clima de interés... hasta que presenta a la criatura. Este filme provocó un gran éxito de taquilla y fue origen de varias secuelas. Dirección: Charles B. Pierce.

BEAUTIES AND THE BEASTBEAUTIES AND THE BEAST (1974): Unas chicas de un campo nudista (establecimientos tan frecuentes en el cine picaresco de los años '60 y '70) son observadas y acechadas por un Piegrande. Hay hippies, chicas bañandose desnudas, parejas que hacen el amor en los yuyos y otras viñetas emotivas de esa época tan linda. Dirección: Ray Nadeau y Marius Mazmanian.

SHRIEK OF THE MUTILATEDSHRIEK OF THE MUTILATED (El Aullido del Mutilado-1974): Unos estudiantes van en busca del abominable hombre de las nieves en los bosques de Norteamérica. Son acaudillados por su profesor, quien se propone a toda costa tomar fotografías o capturar un ejemplar del yeti. Este filme tan abominable como el monstruo que lo protagoniza, carece de lógica, continuidad, posee actuaciones realmente malas, los personajes duermen con los anteojos puestos, los ángulos de fotografía son lamentables, el día soleado y la lluvia se suceden sin solución de continuidad, y malogra cada posibilidad de suspenso posible. Sin duda, se lo habrá tenido seriamente en cuenta entre los finalistas del premio a la peor película (que se lo llevó la mucho más graciosa PLAN 9 FROM OUTER SPACE). Dirección: Michael Findlay.

CURSE OF BIGFOOT (1975): Bajo el slogan de "¡La historia de cinco estudiantes que jamás volverán a ser los mismo!", Universal Entertainment publicitó esta película que en realidad estaba constituída por secuencias de una película nunca estrenada de los '60 con una trama de "jovenes en viaje de estudios al bosque se topan con un monstruo". El nuevo metraje incluyen escenas de un profesor narrando esa historia a sus alumnos. Dirección: Don Fields.

MYSTERIOUS MONSTERS / BIGFOOT THE MYSTERIOUS MONSTER (1975): Una investigación sobre los misterios del monstruo Pie Grande, el monstruo del Loch Ness, el Abominable Hombre de las Nieves y otros, narrada por Peter Graves con toda la onda, tratando de establecer si todos estos monstruos son mitos o verdades. La tendencia de la película (a desacreditar a todos aquellos que planteaban que Sasquatch bien podía ser nada más que una mistificación), hizo la película enormemente popular entre la generación crédula de los '70. Dirección: Robert Guenette.

SIX MILLION DOLLAR MAN: THE SECRET OF BIGFOOT (El Hombre Nuclear, El Secreto de Piegrande-1976): Episodio doble de la serie de Lee Majors, con la aparición de un Pie Grande encarnado por el enorme André The Giant. Steve Austin realiza una investigación sobre terremotos en los bosques de California. Pero la rutina se quiebra con la aparición de Piegrande, que secuestra a dos científicos. Un grupo de extraterrestres domina en verdad al monstruo y están realizando experimentos para exterminar a los seres humanos. Memorables escenas de catch entre Sasquatch y Austin. Dirección: Alan Crosland Jr.

RETURN OF BIGFOOTSIX MILLION DOLLAR MAN: THE RETURN OF BIGFOOT (El Hombre Nuclear, El Regreso de Piegrande-1976): Segunda entrada del personaje (ahora encarnado por el querido Ted Cassidy, Largo en THE ADDAMS FAMILY) que consistió en un episodio doble, pero con la particularidad que el primero capítulo perteneció a la serie de El Hombre Nuclear y la conclusión a la de La Mujer Biónica, con Lindsay Wagner, por entonces tan popular como Majors. Dirección: Barry Crane.

LEGEND OF McCULLOUGH'S MOUNTAIN / BLOOD BEAST OF MONSTER MOUNTAIN (El Monstruo de la Montaña-1976): Animado por los ecos de BIGFOOT (1970) y THE LEGEND OF BOGGY CREEK (1972), el cineasta Donn Davison, de Kentucky, realizó su propia película de Piegrande. Pero Davison prefirió, en vez de filmar nuevo material, remozar material de archivo. Como víctima seleccionó la seminal THE LEGEND OF BLOOD MOUNTAIN. Davison se limitó a quitar las escenas en las que aparecía esta criatura y las reemplazó con nuevas tomas de otro monstruo más creíble. También agregó secuencias de entrevistas a supuestos testigos de Pie Grande, dándole tintes documentales a la cosa, y cambió por fin el título a LEGEND OF McCULLOUGH'S MOUNTAIN, adosando por fin la frase que iba a vender el producto: "¡Pie Grande está vivo! ¡Pruebas reales!" En 1999 Davison falleció, y la película quedó perdida hasta que Jeffrey C. Hogue la adquirió y le otorgó el título más comercial de BLOOD BEAST OF MONSTER MOUNTAIN. Dirección: Donn Davison. (Nota trivial: Cazador cazado, una película de Donn Davison, MOONSHINER'S WOMAN, también fue objeto de una carnicería, por parte del rey del cine C, Fred Olen Ray.)

IN SEARCH OF BIGFOOT (1976): Documental acerca de la búsqueda del mítico Piegrande, narrado por Phil Tonken.

THE LEGEND OF BIGFOOTLEGEND OF BIGFOOT (1976): Documental acerca del legendario Piegrande, que trata de inculcarnos la idea que puede ser el famoso eslabón perdido en la cadena evolutiva, a través de una variada colección de imágenes de las heladas planicies árticas y también de las boscosas espesuras norteamericanas.

CREATURE FROM BLACK LAKE (La Criatura del Lago Negro-1976): Unos estudiantes de antropología buscan a la célebre criatura del Lago Negro, en Louisiana. Pero luego los roles se invierten y los estudiantes se convierten en la presa. Dirección: Joy N. Houck Jr. Producción: Jim McCullough (dueño de la productora Howco).

RETURN TO BOGGY CREEK (Regreso al Arroyo Boggy-1977): La gente de una localidad pesquera se asustan al saber que una criatura asesina que ellos pensaban había desaparecido, ha regresado al pantano de Boggy Creek. Unos chicos se van de excursión y tienen un encuentro cercano con la bestia. Pero esta vez, el monstruo es bueno y no hace daño a nadie... es más, los salva de zozobrar en una tormenta. No tiene conexión con las películas de Boggy Creek, ni se plantea como falso documental. Película infantil con la entonces niña Dana Plato. Dirección: Tom Moore.

SIX MILLION DOLLAR MAN: BIGFOOT V (1977): Debido a la popularidad lograda por la inclusión del colosal Sasquatch, se volvió a requerir de los servicios de Ted Cassidy para este episodio de la serie del Hombre Nuclear, casi en el ocaso. Dirección: Rod Holcomb.

SNOWBEAST (1977)SNOWBEAST (1977): Telefilme en el que un terrible piegrande trata de alterar el normal desarrollo de un festival invernal en una colonia vacacionística en Colorado, matando a un esquiador. Al principio se cree que es un oso polar, hasta que un cazador (Robert Logan) avista una forma humana con pelaje blanco que se oculta en los bosques. La abuela del patrullero (interpretada por Sylvia Sidney), propietaria del resort, toma con escepticismo esta declaración, en contra de la opinión del comisario del pueblo (Clint Walker); pero como la vieja tiene la manija, afirma que el monstruo es una superchería y mantiene abierto el establecimiento turístico, cosa que no detiene al yeti americano para volver a atacar, pero esta vez dos campeones de ski (Bo Svenson e Yvette Mimieux) salen en su búsqueda. Dirección: Herb Wallerstein.

INCREDIBLE HULK: THE ANTOWUK HORROR (1978): Cuando Hulk hace su aparición en una pequeña comunidad del medio oeste, sus vecinos intentan promocionar un interés turístico, y uno de ellos (William Lucking) se disfraza como un monstruo piegrande. Pero un cazador se interesa en ambos como presas. El episodio donde Hulk lucha contra un falso monstruo. Dirección: Sigmund Neufeld Jr.

BIGFOOT AND WILDBOYBIGFOOT AND WILDBOY (1977-1978): Serie televisiva infantil con un joven llamado "Wildboy", criado en los bosques del noroeste de los Estados Unidos por uno de los míticos Piegrandes. Protagonizada por: Ray Young y Joseph Butcher.

SASQUATCH: THE LEGEND OF BIGFOOT (1978): Docudrama filmado en escenarios naturales de Oregon en que se narran varios encuentros con estas criaturas no afectas a la cercanía de humanos denominadas "pie grande", incluso una historia referida por el ex presidente Theodor Roosevelt. El filme repercute si se quiere del final de la era de los hippies y "amor y paz", ya que el tono que le otorga al Sasquatch es el de una criatura que ataca sin provocación, aterrorizando mineros, como broche de oro se incluye un metraje documental (borroso, pero metraje al fin) del monstruo. Dirección: Ed Ragozzino.

REVENGE OF BIGFOOT / RUFUS J. PICKLE AND THE INDIAN (1979): Un indio recibe cobijo de un amigable ranchero, pero unos intolerantes pueblerinos tratan de echarlo del lugar. La irrupción de un piegrande pone las cosas en su lugar. Filme rodado en Texarkana, en 1978. Dirección: Harry Thomason. Con Rory Calhoun.

THE CAPTURE OF BIGFOOT / LEGEND OF BIGFOOT (1979): Piegrande amenaza una colonia vacacionística y un hombre de negocios, el más poderoso de la zona, se plantea llevar a cabo aquello que se preanuncia el título de esta película solo por razones de publicidad. El monstruo presentado en esta película, para sorpresa de todos, tiene nombre y se llama "Arak". La presencia especial de George "Buck" Flower como trampero no logra elevar el dudoso status de esta película. Como bonus track tenemos un "Piegrande pequeño", que es cazado y utilizado como carnada para atraer a su padre. Dirección: Bill Rebane.

NIGHT OF THE DEMON (1980)NIGHT OF THE DEMON (1980): Un profesor se lleva a algunos de sus alumnos a una extraña isla, para buscar rastros del Piegrande. Una vez allí, el profesor les cuenta varios relatos de encuentros cercanos con la bestia. Dirección: James C. Watson.

BOGGY CREEK II / BOGGY CREEK II: AND THE LEGEND CONTINUES (1983): En realidad esta no es la segunda sino la tercera película relacionada con las expediciones para hallar al monstruo de Boggy Creek, luego de THE LEGEND OF BOGGY CREEK (La Leyenda del Arroyo Boggy-1972) y RETURN OF BOGGY CREEK (Regreso al Arroyo Boggy-1977). En esta oportunidad un profesor de Arkansas y algunos alumnos se internan en el bosque y son aterrorizados por criaturas desde las malezas. DIrección: Charles B. Pierce

HARRY AND THE HENDERSONS (Piegrande y los Henderson-1987): A la vuelta de una salida por el bosque, el automóvil de la familia Henderson (liderada por John Lithgow) se topetean con extraño ser. Al principio creen que era un hombre, pero luego se dan cuenta que es un velludo representante de la especie de los sasquatch. Como si fuera un perrito, la familia lo adopta como nuevo integrante. Luego de una década de que el personaje estuviera entregado al género exploitation más bastardo, aquí comienza la etapa familiar de Big Foot.

BIGFOOT (1987): Amable telefilm de Disney que tiene como elementos a una antropóloga, dos jovencitos aventureros y un sasquatch. Protagonizada por la buena de Colleen Dewhurst. Dirección: Danny Huston.

MacGYVER: GHOST SHIP (1987), episodio 48 de MacGyver en el que el protagonista (Richard Dean Anderson) se encuentra realizando una investigación para la Fundación Phoenix y se mete en un navío abandonado en el que se encuentra con una chica que le dice que el resto de los tripulantes fueron expulsados por un Piegrande (Ken Kirzinger).... pero luego resulta ser que el "Piegrande" es una pantalla para cubrir un caño de petróleo "pinchado" por los maleantes de turno. Dirección: Mike Vejar.

George Kennedy en DEMONWARP (1988)DEMONWARP (Pesadilla Demoníaca / Demonio Extraterrestre-1988): Increíble mixtura de numerosos tipos de film de horror (muertos vivos, pie grandes, hombres lobo, invasores extraterrestres), que no llega a encajar en ninguno de los anteriores sub-géneros nombrados. George Kennedy y su hija son atacados por algo grande y peludo en el medio del bosque. Se trataría de un Piegrande. Sin embargo, hay eventos que llevan a pensar la intervención de seres extraterrestres. Dirección: Emmett Alston.

HARRY AND THE HENDERSONS (Piegrande y los Henderson-1991-1993): Comedia de situación televisiva con los Henderson, una familia ya presentada en la película de mismo título estrenada en 1987, que adoptan a un Sasquatch como un integrante más. El protagonista fue Bruce Davidson.

En los últimos tiempos se han rodado algunas comedias acerca del Sasquatch, especialmente LITTLE BIGFOOT (1997), que tuvo dos secuelas, y SASQUATCH HUNTERS (1997) y SASQUATCH ODYSSEY: THE HUNT FOR BIGFOOT (1999), que nada agregan a nuestra filmografía. La única que vamos a reseñar es:

SASQUATCH (2003)UNTOLD, THE / SASQUATCH (2003): Un millonario (Lance Henrikssen) encabeza una expedición en busca del lugar donde cayó un avión de su compañía, en las remotas forestas del Noroeste de los Estados Unidos. En ese vuelo iba su propia hija, así que podemos comprender el ansia que guía sus pasos; sin embargo los que le acompañan comienzan a sospechar que el verdadero propósito es recuperar un artefacto de pruebas de ADN llamado el Proyecto Huxley, que ha costado varios millones a la empresa. Película centrada más en las personas que en el mítico piegrande. Dirección: Jonas Quastel.

La época de cénit del fenómeno Piegrande en la pantalla debe señalarse entre los años 1975 y 76, en que se suceden sin solución de continuidad, documentales, episodios televisivos de series fantásticas de gran repercusión y filmes de terror de bajísima calidad, todos con el común denominador de presentar en primer plano a nuestro monstruo estelar. El fenómeno va perdiendo fuerza y a principios de los '80 se difumina y desaparece, en los oscuros y abismales callejones del cine clase Z... Hasta el año 1987, en que, remozado para las audiencias mainstream, es relanzado con el simpático filme HARRY AND THE HENDERSONS (Piegrande y los Henderson-1987) producido por Steven Spielberg y con BIGFOOT (1987), telefilme de la compañía de Walt Disney. En ambas películas se trata de brindar una imagen amigable del monstruo y si bien debemos reconocer que fue sumamente trivial y ténue como gas en canasta de mimbre, las películas (y los disfraces) tenían una gran calidad técnica. En los '90 hubo incluso una serie televisiva en la que Piegrande ya no solo se trivializó sino que se convirtió en un nuevo Alf, una criatura diametralmente opuesta al monstruo (usualmente malo, eventualmente manejado por su instinto y raramente bueno) que se nos presentó en la década de los '70.

¿Que tanto habrían mejorado estas viejas peliculitas de contar con disfraces más realistas? No mucho tal vez, puesto que no tenían buenos guiones... Igualmente esto no interesa tanto, lo importante es remarcar que estas películas surgieron en un momento en que los públicos de todo el mundo, carentes de la diversificación de información que tenemos hoy día, estaban idealmente expuestas a ser atraídas por filmes sensacionalistas que prometían la verdad acerca del tan recurrente misterio o las últimas revelaciones científicas en torno al piegrande o el más reciente metraje documental tomado en el que se podían ver escenas sensacionales de la evasiva criatura... públicos que podían inquietarse viendo a una persona corriendo entre los árboles con un disfraz de gorila o que se maravillaban con los testimonios de los supuestos testigos. En última instancia, el efecto devastador que tenían aquel cine sobre la posibilidad de un acercamiento serio al misterio criptozoológico de Sasquatch, es similar al que hoy en día ha causado la moderna visión cómica del personaje.