Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Entrevistas (Lecturas: 5709)
Fecha de publicación: Diciembre de 2004

Cine fantástico se busca: jóvenes realizadores uruguayos de cine fantástico

Un recorrido por varios de los realizadores cinematográficos uruguayos que hacen cine fantástico.

Alejandro Yamgotchian



Bookmark and Share

 

Hasta mediados de la década del ´80 el cine fantástico uruguayo no existía. En tiempo presente, y dentro la floreciente producción nacional, la situación ya no es la misma aunque tampoco puede darse el lujo de considerarse prolífica ni mucho menos. Un panorama que a partir de la culminación de la dictadura militar comenzaba a ser testigo de contados ejemplos que ya venían echando raíces en el campo de la animación (el maestro Walter Tournier) e incluso dentro del terror (Ricardo Islas en Colonia). El formato en video dio la posibilidad a muchos creadores, con y sin experiencia, de lanzarse al terreno audiovisual, del mismo modo que durante la década del ´90, donde la creación de la Escuela de Cine del Uruguay (ECU) constituyó un paso sacrificado, fundamental, acompañado paralelamente por el impulso y el cultivo de las carreras audiovisuales en distintos institutos y universidades públicas y privadas, aparte de la fundación del Instituto Nacional Audiovisual (INA) y el FONA (Fondo Nacional del Audiovisual), para promoción y lanzamiento de producciones uruguayas.

El cortometraje LOS ÚLTIMOS VERMICHELIS (1988), de Carlos Ameglio y Diego Arsuaga, demostró ser un notable ejercicio de ciencia ficción que pasó algo desapercibido en su momento, cosa que no ocurrió con posteriores trabajos de Ameglio (la extraña, surrealista EL HOMBRE DE WALTER) y Arsuaga (el cine negro de OTARIO, la travesía de CORAZÓN DE FUEGO), eso sí, alejados del género fantástico. También hubo algunas obras hechas por aficionados y que incluso tuvieron su lugar en las distintas secciones de "Espacio Uruguay", que precede al Festival Internacional Cinematográfico del Uruguay, organizado por Cinemateca Uruguaya, pero que luego quedaron fuera de la selección para competir. El único que logró ganar y todavía dos veces el premio máximo, siempre dentro del género que nos ocupa, fue el coloniense Ricardo Islas, la primera compartido (por PLENILUNIO y con LA HISTORIA CASI VERDADERA DE PEPITA LA PISTOLERA, de Beatriz Flores Silva) y luego por MALA SANGRE (1996), que posteriormente presentó en su actual lugar de residencia, Chicago.

La televisión también dejaba lugar para alguna producción valiosa, como SUBTERRÁNEOS (1997), con Osvaldo Laport y dirigida por Gabriel Drak, quien cuatro años más tarde haría un llamativo ejercicio de intriga y suspenso titulado LOS DESCONOCIDOS y que incluso tuvo exhibición comercial en el cine Casablanca. Otra labor pero hecha para la pantalla chica americana (más precisamente para el canal de abonados TNT) fue LA BESTIA (2002), de Pipe Durán (el del corto JUEZ DE LÍNEA), más bien a modo de encargo pero que supo estar a la altura de los requerimientos, para tratarse de un producto filmado en Uruguay (el presupuesto fue de 100.000 dólares). Precisamente el fallecido director Daniel Arijón era uno de los defensores del cine concebido para mercados internacionales y de ahí que llegara a filmar (aunque nunca se llegó a exhibir) el largo EL OJO DEL EXTRAÑO, a propósito de un monstruo espacial enfrentado al poderío de una nación. El film fue producido a principios de los ´60 y según un boletín informativo de ASOPROD (Asociación de Productores y Realizadores de Cine y Video del Uruguay) los negativos todavía podrían recuperarse. Probablemente hubiéramos estado ante la primera película fantástica uruguaya.

Ni qué hablar que la obra de un maestro como Walter Tournier es número puesto; su brillante trabajo NUESTRO PEQUEÑO PARAÍSO (1983) fue elegido entre las 100 mejores animaciones de la historia, se han hecho sobre él numerosas muestras y ha ganado incontables premios en festivales nacionales y extranjeros. El excelente corto anitbélico A PESAR DE TODO (2003) lo ha vuelto a poner en el plano internacional (del mismo modo que en su momento lo hicieran los notables cortometrajes NAVIDAD CARIBEÑA y en especial EL JEFE Y EL CARPINTERO).

Otro que cae de maduro en la lista de realizadores es Ricardo Islas, con su prolífica, virtuosa y laureada labor a nivel local e internacional, actualmente radicado en Estados Unidos y siempre fiel al buen cine de terror, desde su debut en el largometraje (a los 17 años) con CROWLEY (1986) hasta la más reciente y estupenda PARA MATAR A UN ASESINO (2004), quizá el mejor trabajo (técnica y conceptualmente) de su realizador, sin olvidar LA TRAMPA, codirigida junto a Julio Porley y que se dio a conocer en 1994.

No nos olvidamos, claro, de Alberto Monteagudo, del que se pueden ver algunos trabajos en DIBUJOS ANIMADOS URUGUAYOS (la pueden conseguir en Cinemateca Video de Pocitos), de la dupla Gabriel Carvallo (actualmente postproduciendo su obra LO QUE MATA ES LA HUMEDAD) y Raúl Monzón (SANGRE Y HARINA: MUERTE EN LAS PANADERÍAS, EL BESO DE LA MUJER GUADAÑA) cuyas labores ya fueron vistas en ediciones del Buenos Aires Rojo Sangre (el interesante corto LAPSUS, a modo de ejemplo), y del joven Guzmán Vila (el cortometraje TODO POR 10 PESOS, visto en Montevideo Cómics, el mediometraje que está por finalizar SANGRE EN LA MONDIOLA), mezclando su pasión por el cine, la música y el fútbol.

Actualmente el programa La mano que mira, conducido por el reconocido Tunda Prada y emitido por el canal para abonados Tevé Ciudad, muestra numerosas labores animadas nacionales, por lo general vinculadas al área del dibujo y el comic.

Quizá contrariando un poco la considerable marginación que sufre el género fantástico, tanto por la crítica como por ahí algunos lugares donde se aprende a hacer cine, aparece la inquieta gente de Área 4, compuesta por egresados y estudiantes de la Escuela de Cine del Uruguay. Guillermo Kloetzer acaba de recibir el premio a Mejor Cortometraje en la reciente edición del Buenos Aires Rojo Sangre por REDRAT (2004), de Maximiliano Contenti pudo verse el corto MIEDO (2002) en el BARS 2003, y Manuel Facal y Pablo Praino están preparando el largo ACHURAS, del cual ya se han visto algunos avances. El grupo de Área 4 ha hecho numerosos trabajos y apunta básicamente al fantástico y al bizarro.

La cosa está empezando a rodar, enhorabuena. Y quizá estemos, ahora sí, ante una nueva generación de jóvenes decididos a cultivar un género necesitado de obras. A continuación los dejamos con un pequeño cuestionario hecho a algunos de los realizadores uruguayos, quienes nos dicen en qué andan y también sus impresiones vinculadas a la producción nacional, entre otras cosas.

1) ¿Qué es tu última película?

2) ¿Qué significado tiene dentro de tu obra?

3) ¿Cómo ves el futuro inmediato del cine nacional?

4) ¿Cuáles son tus proyectos (cercanos o futuros)?

Gabriel Carvallo

N. del A.:
Filmografía:
CODE: PURPLE (2002) (Efectos especiales y Asesor en Sistemas de Información)
LAPSUS (2003) (Productor, Asistente de Dirección, Edición, Sonido y Asesor en Sistemas de Información)
LO QUE MATA ES LA HUMEDAD (2004) (Productor, Director y Escritor) -- En post producción

1) Una locura o sueño compartida con otros seres denominada LO QUE MATA ES LA HUMEDAD.

2) Un escaloncito más y una mejora notoria en los medios técnicos.

3) Cada vez menos nacional. No hablemos de políticas de Estado ni de unidad nacional. Como país todavía no entramos al siglo XX (sí; dije 20). Depende de la habilidad que tengamos para captar inversores extranjeros y de la iniciativa privada. Nosotros tenemos mucho material esperando el momento adecuado. Actualmente elegimos lo que podemos realizar dejando en espera proyectos más ambiciosos. El mundo va para un lado y nosotros hacia otro. Por supuesto que también es una excelente oportunidad de hacer arte, de expresar nuevas ideas y valorar los básicos (fotografía, sonido, guión, etc.) El nivel de entrada es más accesible ahora ya que no es muy dificil, para un estudiante, acceder a una camarita digital y la platea es el mundo entero. Cada día hay más gente para aterrorizar, seducir, cautivar o aburrir.

4) Estamos haciendo unas cositas para TV y otros medios, pero corresponden a otros géneros. Esto es así por cuestiones de mercado y de débil metal. En cuanto a cine:
- Seguir escribiendo para que no se vuelen las ideas. O se las apropie alguien llamado Vil Gay.
- Seguir filmando, aunque sea la vida del bicho bolita (en versión fantástica), para no perder el touch y golpear puertas para mostrar nuestros productos.
- Seguir aprendiendo... aunque duela.
- Vivir a mil por hora... hasta que se den cuenta y me internen.

Ricardo Islas www.alphaflicks.com

1) Actualmente estoy post-produciendo Night Fangs (Colmillos de la noche), aunque quizá para español decida llamarla Baño de Sangre... veremos. Es una película de vampiros. Desde el ´89 que no hacía una de estas (precisamente con Las cenizas de Crowley) y el tema del vampirismo siempre lo he llevado cerca de mi yugular. Por lo tanto quise hincarle el diente este vez, con algo más de experiencia y un par de recursos que antes no tenía.

2) El mismo que la anterior y el mismo que la siguiente. Vos sabés que a mi me gusta contar historias. El significado de cada película que hago es las ganas que tenía de contar esa historia en ese momento. No soy trascendentalista ni en mis contenidos ni en mis aspiraciones. Espero de esta película lo mismo que espero de todo lo que hago, que quede bien, que me guste y guste (en ese orden) y que su difusión me permita aspirar a contar otra historia más tarde.

3) Está bravo para mi contestar esa pregunta siendo que he estado fuera del Rio de la Plata por ya casi una década. Creo que a nivel mundial, el cine y el arte en general, más que nunca, debe volverse minimalista y localista, para evitar la masificación que viene de la globalización. Si el cine nacional va a depender de los Ibermedias y los Fonas y las coproducciones en forma exclusiva y el precio a pagar par ello sera agradarle a un gallego, dos porteños, un norteamericano y dos montevideanos, entonces las peliculas van a tener un torero tanguero que se cree éeroe de guerra y a la vez europeizado... Y esos personajes y esas historias no existen... El futuro del cine nacional y mundial y el futuro del arte está en mirar hacia adentro y encontrar historias en nosotros mismos, en nuestras experiencias de vida y en nuestros infiernos o cielos interiores.

4) Estoy escribiendo una película que se llamará The Veil (El velo) y tiene que ver con soldados que vuelven de las guerras y son considerados héroes, pero encuentran un castigo vengativo en la figura de una mujer con velo que se les aparece poco antes de morir... Es una película de terror con mensaje anti-bélico...

Guillermo Kloetzer

1) RED RAT, una parodia a las películas de terror norteamericanas que tantas veces tuvimos que soportar en alguna noche de aburrimiento, berretas y dobladas a un español que no habla nadie...

2) Por las pocas películas que llevo hechas creo que todavía estoy en la parte ascendente de la curva, creo que es la mejor hasta el momento, al menos técnicamente lo es. Por otra parte es también un nuevo punto de encuentro entre mi vocación por la biología y el cine. Una ciencia ficción absurda.

3) Lo veo bien, con cada vez más propuestas y más gente, lo que nos acerca a tener una masa crítica de gente capacitada para lograr continuidad en la producción, aunque todavía estamos lejos de una industria. Pero vamos en camino...

4) Tengo demasiados, quizás los más factibles o más cerca de realizarse actualmente son el largo con Área 4, este verano 2005, para el que viene gente de Farsa a dar una mano. Habrá humor y pseudo-terror. Luego tenemos un largo escrito con Maxi pero para ese queremos encontrar una forma de producción más convencional. También tengo documentales en mente y otras cosas a medio escribir. La constante es la fantasía, siempre presente.

Guzmán Vila

1) Es un mediometraje de género, mitad policial, mitad fantástico (SANGRE EN LA MONDIOLA).

2) Es bastante más ambicioso que lo que venía haciendo (aunque sigo con presupuesto nulo)

3) Del cine de género, bien. Del cine comercial no estoy al tanto de nada.

4) Flash 28, para la segunda mitad de 2005, una comedia de serie negra.