Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Biografías (Lecturas: 10627)
Fecha de publicación: Abril de 2004

Medio siglo de Roger Corman: los Corman menores

El célebre autor de la frase "como producir cientos de películas sin perder un centavo" comenzó con filmes entrañables para todo acérrimo del fantástico.

Darío Lavia



Bookmark and Share

Roger CormanLarga es la carrera y ascenso que se puede observar en aquel botones y mensajero que en 1948 trabajaba en la FOX, más tarde ascendido a lector de guiones. Roger Corman ha ostentado posteriormente el dudoso honor de haber producido cientos de películas sin nunca perder un centavo; desde sus inicios podemos adivinar la figura de un buscavidas que tiene que pelear contra la falta de dinero de mil y una maneras ingeniosas, y así es que en 1951 se convierte en representante literario. Es en 1953 cuando Corman logró su primer hito: el joven de 27 años logró vender un argumento (HIGHWAY DRAGNET) a la Allied Artists. Desde sus comienzos Corman vio salidas comerciales donde otros no veían sino obstáculos, y un ejemplo de ello fue cuando ofertó publicidad gratuita para el inventor del principal artefacto mostrado en una de sus primeras películas (un minisubmarino). El filme al que nos referimos fue THE MONSTER FROM THE OCEAN FLOOR, y fue el que inició una larga serie, aún no finalizada, de incursiones de Corman (tanto en faz de productor como director) en el género fantástico. ¿Se debió esto a un gusto personal de Corman por el género? ¿Asociamos a Corman con cine fantástico por su continua presencia en los títulos de películas de terror y ciencia ficción? ¿O no será que el fantástico es un género sumamente rentable, al igual que en su momento el cine de vaqueros, los dramas del rock and roll y las juventudes soberbias, los policiales violentos y las aventuras prehistóricas? Tal vez la respuesta a todas estas preguntas sea afirmativa en los tres casos. Corman no se fidelizó a ningún género en particular, sino que se hizo fiel al género llamado "monetario", sea este el de terror o el de automovilistas rebeldes.

Roger CormanLuego de su aprendizaje Corman se dio cuenta que había una fórmula para satisfacer sus expectativas gananciales y esta consistía en rodar con el presupuesto mínimo indispensable en el menor lapso de tiempo posible ("el tiempo es dinero"); mostrar protagonistas jóvenes y carnosos ("la juventud vende"); desarrollar una trama en no más de 60 o 70 minutos ("ante todo, concisión"); llamar la atención desde el vamos con un título espectacular ("un buen título vende toda la película"), aunque el resultante no cumpla después con este título y hacer gran énfasis en la promoción y publicidad. Corman se especializó en aprovechar las modas del momento para sus películas, si la opinión pública hablaba del peligro de la guerra atómica, el director lanzaba una película sobre ese tema, si el rock y la juventud rebelde sin causa estaban en el tapete, se lanzaba con alguna "quickie" sobre jóvenes indómitos. Esto, si bien no le atrajo en un principio alabanzas de ningún crítico, por lo menos le permitió tener una sanidad financiera que más tarde le permitiría volcarse a proyectos más personales.

Se ha dicho que Corman dirigió sus primeras películas con la intención de ahorrarse el salario del director, lo que tal vez sea cierto, por lo menos en cuanto a sus primeros filmes fantásticos. Lo que parecería ser cierto es que podía ahorrar unos dólares brindando la posibilidad de escribir guiones y dirigir a sus actores (Bruno V. Sota, Leo Gordon, y otros). A lo largo de este dossier pretendemos dar un pantallazo a sus películas fantásticas y para ello dividiremos su carrera en etapas.

Los Corman Menores

THE MONSTER FROM THE OCEAN FLOOR (1954): Dirigida por Wyott Ordung, producida por Roger Corman para la Palo Alto, distribuída por Lippert. Primera producción de Roger Corman (quien, al igual durante toda su carrera, recuperó aquí los 12.000 dólares invertidos), en la que una joven (Anne Kimball) que gusta nadar y bucear con fondo musical de arpas y pianos, se obsesiona con la existencia de una criatura monstruosa en el fondo de una caleta mexicana. Un oceanógrafo (Stuart Wade) que se vale de un minisubmarino para explorar el mar, descree de esa creencia, por más que se hayan producido desapariciones de una persona y una vaca. Empeñada en probar su teoría, la protagonista descubre algo que parece un pulpo cíclope pero que resulta ser una ameba mutada por las radiaciones de las pruebas atómicas. Wyott Ordung, guionista de ROBOT MONSTER (1953), no solo dirige sino que interpreta de manera alcornoqueica a Pablo, un antihéroe muy particular. A rescatar: la fotografía submarina y los trajes de baño de la caderona protagonista. Corman interpreta a un asistente del protagonista.

THE DAY THE WORLD ENDED (El Día del Fin del Mundo-1955): Dirigida y producida por Roger Corman para la Golden State Prod., distribuída por AIP. En un refugio en la montaña hay siete supervivientes del holocausto nuclear, entre los cuales hay un geólogo (Richard Denning), un gángster (Mike "Touch" Connors) y un científico (Raymond Hatton). Afuera notan como las plantas y animales han comenzado a mutar debido a las radiaciones, pero su supervivencia está en juego a causa de las fricciones entre ellos mismos (esto sin contar el acecho de monstruosos caníbales, liderados por el autor de los disfraces, Paul Blaisdell). Para esta película Corman invirtió 65.000 dólares.

IT CONQUERED THE WORLD (Conquistaron el Mundo-1956): Dirigida y producida por Roger Corman para la Sunset, distribuída por AIP. Un monstruo pepinoide (según Fernando Martín Peña, en el libro "Cine de Super Acción", con "forma de zapallo en su variedad porongo"), proveniente del planeta Venus, acecha a los científicos (Peter Graves y Lee Van Cleef) y demás protagonistas de esta baratísima película. El monstruo, cortesía del rey de los monstruos de bajo presupuesto, Paul Blaisdell. Roger Corman recuerda en su autobiografía: "En vista de mis conocimientos de física e ingeniería, razoné que un ser que viniese de un planeta con un campo gravitatorio muy fuerte, tendría que ser bajo en las plantas. Así que con mi hombre de efectos especiales, Paul Blaisdell, diseñamos una criatura que era muy pequeña. Justo cuando estábamos por rodar la escena del clímax, con Beverly Garland, ella se paró frente al monstruo y lo miró fijo, con los brazos en las caderas. "¿Así," dijo como refunfuñando, "que tu vienes a conquistar el mundo? ¡Bueno, toma esto!" Y ella lo pateó en la cabeza. De inmediato me di cuenta de todo. A la tarde ya habíamos reconstruído al monstruo, de unos diez pies más de altura. Lección 1: Siempre haz al monstruo más alto que tu heroína." El guionista fue Lou Russof, un regular de la AIP (era pariente de Samuel Z. Arkoff, principal productor de la empresa). La película tuvo diálogos más interesantes que las escenas de acción y que esa resolución con Lee Van Cleef venciendo a la criatura con un soplete. Parece mentira, pero en 1966 Larry Buchanan filmó ZONTAR, THE THING FROM VENUS, una remake de esta película.

NOT OF THIS EARTH (Emisario de Otro Mundo-1957): Dirigida y producida por Roger Corman para Los Altos, distribuída por Allied Artists. Un extraterrestre (Paul Birch) llega a nuestro planeta acuciado por la crisis de su propio planeta, que necesita sangre de los terrícolas en orden de sobrevivir. El alienígena mantiene sus ojos protegidos por lentes negros, que se quita para asesinar a sus eventuales víctimas. Una enfermera (Beverly Garland) le proporciona frecuentes transfusiones, pero al final resulta que la Tierra no es una lugar apacible para los peligrosos habitantes del espacio. El aspecto del personaje de Birch (gafas oscuras, trajes negros permanentemente) hace eco de los variados reportes de la presencia de "hombres de negro" en torno a varios casos de avistamientos de OVNIS o encuentros cercanos del 3er. tipo. En los años 1988 y 1996 se filmaron sendas remakes (producidas por el propio Corman).

ATTACK OF THE CRAB MONSTERS (El Ataque de los Monstruos-1957): Dirigida y producida por Roger Corman para Los Altos, distribuída por Allied Artists. Un grupo de personas es atrapado en una isla pesadillesca junto a unos cangrejos gigantes que tienen un especial gusto por los cerebros humanos. Tanto los efectos especiales como los diálogos son bastante penosos, pero la trama, que explica que esos cangrejos han mutado tan enormes por culpa de radiaciones atómicas, mantiene las omnipresentes críticas hacia el peligro de la proliferación de este tipo de armas, tema candente en el momento de su estreno. Como habilidad especial, estos cangrejos pueden asimilar las mentes de las personas que devoran, así que imagínense el resto.

THE UNDEAD (Los Muertos Vivos-1957): Dirigida por Roger Corman, producida por Samuel Z. Arkoff para la Balboa, distribuída por AIP. Una prostituta se presta a un experimento y sufre una regresión que la hace despertar en la Edad Media y como una bruja que está por ser ejecutada por la Inquisición. Si trata de escapar y evita su muerte, entonces alterará irremediablemente el futuro. Esta vez Corman, dándose un respiro de tanta ciencia ficción, se mete en el tema de la reencarnación, muy popular en esa época, insertando también elementos más habituales como jóvenes carnosas y algo de sangre.

WAR OF THE SATELLITES (Guerra de los Satélites-1958): Producida y dirigida por Roger Corman para la Santa Cruz Prod., distribuída por Allied Artists. Fiel a sus preceptos básicos, Roger Corman leyó la noticia del lanzamiento del Sputnik soviético y tal vez en ese mismo momento habría comenzado a idear una película que tratase sobre satélites artificiales. Para ello consiguió un cuento de Jack Rabin e Irving Block (a quienes asoció a la producción de la película) y rodó en dos semanas a un costo bajísimo. La trama plantea el desconcierto de todo el mundo con la amenaza de un extraterrestre que amenaza destruir el planeta si se realiza el lanzamiento de la primera nave espacial tripulada. La ONU decide seguir adelante con el proyecto y planean lanzar al espacio a un científico (el carón Richard Devon). Pero el científico muere en un accidente automovilístico. Aún así se escoge otro científico (Dick Miller) para reemplazar al anterior, pero el desconcierto aumenta cuando el primer sabio se muestra vivo en la mismísima ONU, para advertir del peligro de lanzar un ser humano al espacio.

TEENAGE CAVEMAN (Yo Fuí un Cavernario Adolescente-1958): Dirigida por Roger Corman, producida por Corman, James Nicholson y Samuel Z. Arkoff para Malibu Prod., distribuída por AIP. Un cavernario adolescente (Robert Vaughn) desafía las reglas de su tribu y sale en busca de respuestas. Se le había aleccionado que nunca intentase cruzar el río, ya que más allá del mismo hay un horrendo monstruo. Pero los adolescentes tienen una innata rebeldía, tanto en la actualidad como en la prehistoria. Así que cruza el temido río y se encuentra no con monstruos sino con un anciano que le otorga las respuestas tan buscadas y un giro de 180º sorpresivo. Corman se esmeró en optimizar sus gastos. Para ello utilizó metrajes de la clásica ONE MILLON B.C. (El Despertar del Mundo-1940) para las escenas de acción de dinosaurios. En tanto para hacer parecer que había más prehistóricos que lo que se supone, hizo que sus actores cubrieran varios roles. Beach Dickerson, por ejemplo, tuvo que hacer cuatro diferentes personajes.

THE BRAIN EATERS (Los Devoradores de Cerebros-1958): Dirigida por Bruno Ve Sota, producida por Roger Corman y Ed Nelson para Corinthian Prod., distribuída por AIP. Una extraña y colosal estructura extraterrestre es hallada en una prominencia de la Tierra. El senador Powers (Jack Hill) es comisionado a investigar el origen del misterioso objeto, y descubre que unos parásitos provenientes del centro de la Tierra se han infiltrado en el pueblo cercano, tomando control de las autoridades y de sus habitantes. Un científico (Ed Nelson) trata de convencer a las autoridades militares del peligro subyacente de ese pueblo. La solución que aplica para terminar con esta plaga es idéntica a la que se aplica en EARTH VS. THE SPIDER (La Araña-1958), filme también producido por la AIP. La idea básica de la película es "The Puppet Masters" (Amos de Títeres), novela de principios de los '50 de Robert Heinlein.

NIGHT OF THE BLOOD BEAST (La Bestia Infernal-1958): Dirigida por Bruno V. Sota, producida por Gene y Roger Corman para la Balboa Prod., distribuída por AIP. Un astronauta regresa a la Tierra pero muere luego de ingresar a nuestra atmósfera. Su cadáver es revivido y utilizado como criadero de embriones por unos extraterrestres; esto no es más que parte de un siniestro plan de los alienígenas de dominación. Para contrarrestarlo, los científicos que son enviados a investigar, se enfrentar a este simple dilema: "para salvar la Tierra tendremos que matar al astronauta". Pero primero está la seguridad propia, así que corren a refugiarse a una estación (que en realidad era una radio), donde el astronauta convertido en monstruo los va atacando y asesinando uno por uno. Aquí Roger Corman utilizó el mismo disfraz de monstruo (también usado por el mismo actor: Ross Sturlin) que había utilizado en TEENAVE CAVEMAN (Yo Fui un Cavernario Adolescente-1958). Las locaciones fueron las del Bronson Canyon, que venía siendo escenario de varios ataques colosales, como en ROBOT MONSTER (1953), IT CONQUERED THE WORLD (Conquistaron el Mundo-1956) y varias más. Se estrenó en fascinante doble programa con SHE GODS OF SHARK REEF (Tangaroa, el Dios Tiburón-1958), ¿qué más puede pedir?

A BUCKET OF BLOOD (Un Cubo de Sangre-1959): Dirigida por Roger Corman. Comedia negra realizado en tan solo cinco días que es un digno precedente de THE LITTLE SHOP OF HORRORS (La Tiendita de los Horrores-1960), que fue rodada en solo dos días. Aquí Walter Paisley, un muchacho un poco retrasado (Dick Miller, con status de estrella de culto a partir de este filme), impresiona a los clientes del bar con unas esculturas muy realistas, demasiado realistas. A lo largo de poco más de una hora de metraje Roger Corman se permite una pequeña reflexión acerca del mundo del arte y las corrientes que intentaba marcar la generación beatnik de la época. En ese sentido "La Puerta Amarilla", el tugurio donde trabaja Walter como asistente de camarero, es un muestrario interesante, y la frase que recita el poeta interpretado por el grueso Julian Burton es suficientemente alegórica: "lo que no es creación son solo galletas".

ATTACK OF THE GIANT LEECHES (Sanguijuelas Gigantes-1959): Dirigida por Bernard Kowalski, producida por Gene y Roger Corman para AIP. Una especie de sanguijuelas gigantes infestan los pantanos y han desarrollado un gusto particular por la carne humana. Cuando el tabernero (Bruno Ve Sota) descubre que su esposa (Yvette Vickers) tiene como amante a uno de sus amigos (Michael Emmet), fuerza a punta de escopeta, a que ambos tengan que adentrarse en el pantano. Pero se presentan estas alimañas y secuestran a la pareja adúltera, sin que el buen tabernero tenga posibilidad de auxiliarlos. El sheriff (Gene Roth) no cree una palabra de la historia de las sanguijuelas y un guardabosques (Ken Clark), ayudado por su novia (Jan Shepard) y suegro (Tyler McVey), trata de descubrir la verdadera causa. Nada mal para ser una de las primeras películas de Bernard L. Kowalski. Lo más interesante es el injerto sexploitation que el actor metido a guionista Leo Gordon da a la trama, pero el producto final no es más que un complemento sin mayores méritos.

THE LAST WOMAN ON EARTH (Última Mujer Sobre la Tierra-1960): Dirigida por Roger Corman, producida por Roger Corman para The Filmgroup Inc., distribuída por Filmgroup. Un gángster (Antony Carbone), su esposa (Betsy Jones-Moreland) y un abogado (Robert Towne) asisten a una riña de gallos en una localidad de Puerto Rico. El criminal le reprocha a su señora porque no le interesan las peleas de gallináceos. En cambio el abogado sugiere la idea de buscar refugio ante el peligro que amenazaba por entonces a todo el mundo. Merced a guarecerse bajo el mar, a través de equipos de buceo de profundidad, logran salvar la vida. En tal oportunidad tiene lugar el cataclismo atómico (cuyos motivos nunca son explicados en la película). Al salir recorren las calles donde aún se ven los cuerpos sin vida de las personas y deciden refugiarse en una villa, donde el marido nota que su abogado tiene alguna fijación por su mujer. Efectivamente estalla un triángulo pasional en el que los dos hombres luchan por el territorio y uno expulsa al otro fuera de la villa. La situación se complica cuando la mujer huye con el abogado y el criminal (ningún perdedor) decide iniciar una persecución a muerte. En la filmografía de Corman representó su "última película sobre apocalípsis atómicos" (al menos como director). El guionista Robert Towne también protagonizó esta película utilizando el seudónimo de Edward Wain.

THE WASP WOMAN (La Mujer Avispa-1960): Dirigida por Roger Corman, producida por Roger Corman para Santa Cruz Prod., distribuída por Filmgroup. Una empresaria de cosméticos (Susan Cabot) temerosa del proceso de envejecimiento, utiliza jalea real de avispas para mantenerse siempre joven y lozana. Pero sufre algunos efectos colaterales, como que periódicamente se transforma en un monstruoso avispón que mata y absorve la sangre de sus víctimas. Permanentemente los personajes están en la búsqueda de motivos lógicos para sus acciones; el rumbo que sigue la historia, con la empresaria que se convierte en monstruo por no tener paciencia, no ayuda mucho. En un cénit de ahorrativismo, Corman resuelve el problema de como presentar la escena de la metamorfósis entre la mujer y la avispa... omitiendo tal escena. Fiel a sus convicciones comerciales, en los afiches mostró una gigantesca avispa con cara de mujer. La película muestra todo lo contrario... En los '90 se realizó un remake (producido obviamente por Corman).

THE LITTLE SHOP OF HORRORS (La Tiendita de los Horrores-1960): Dirigida por Roger Corman, producida por Roger Corman para Santa Clara Prod., y distribuída por Filmgroup y AIP. Seymour (Jonathan Haze) es un joven empleaducho que trabaja en una tienda de flores, propiedad del Sr. Mushnick (Mel Welles), ubicada en el bajo East Side de New York. Una noche, haciendo horas extras e intentando salvar una especie rara de su extinción, se corta un dedo y unas gotas de sangre caen en la planta. Para su sorpresa la planta comienza a aumentar de tamaño y requiere dosis cada vez mayores de alimento. Esta historia está reforzada por un brillante sketch sobre un paciente (Jack Nicholson) que acude con euforia enfermiza al dentista para que le haga dolorosos conductos sin novocaína. Para el crítico Joe Bob Briggs es la más popular de las películas de Roger Corman, y ciertamente es un filme de culto importante dentro del panteón del cine clase B. De hecho el génesis del mismo surge de una apuesta hecha a Corman de que no podría filmar una película en un plazo. Moraleja: "Nunca apuesten nada contra el 'rey de las Quickies'". En su momento la película pasó más que sin penas ni glorias, casi ignorada. Pero con el correr de los años adquirió ese status, siendo objeto de un remake PLEASE DON'T EAT MY MOTHER (1972), y una secuela LITTLE SHOP (1991). También se convirtió en un musical triunfador en Broadway (en 1982) y en el mundo entero, que tuvo posterior versión cinematográfica (en 1986).

CREATURE FROM THE HAUNTED SEA (El Monstruo del Mar Encantado-1961): Dirigida por Roger Corman, producida por Roger Corman para Filmgroup, distribuída por Filmgroup. Luego de la Revolución de Cuba (Roger Corman siempre tomaba detalles de sus películas de los periódicos) un dos generales intentan huir con el tesoro nacional del país. Para ello contratan a un grupo de gángster norteamericanos liderados por Renzo (Antony Carbone). Pero uno de los ladrones es un agente encubierto (Robert Towne) e intentará sabotear la operación. Es este oficial quien ofrece una narración estilo 'film-noir'. Sin embargo Renzo tiene su propio plan: atraer a los cubanos mar adentro y eliminarlos uno por uno, aduciendo luego el ataque de un monstruo legendario. Al principio lo intentan como un cuento de viejas para asustar niños ingenuos, pero el monstruo finalmente hace su aparición... El guionista Robert Towne tuvo un papel de reparto bajo el seudónimo de Edward Wain. Corman filmó esta película en 1959 durante un viaje a Puerto Rico, al mismo tiempo que otras dos: THE LAST WOMAN ON EARTH y

En la próxima nota, revisaremos la etapa clásica de Corman, es decir el ciclo (por orden alfabético) Corman-Poe-Price.

Ilustraciones: ShillPages