Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Biografías (Lecturas: 88)
Fecha de publicación: Octubre de 2017

Lon Chaney rumbo a la cima

El intenso 1922 significó para Lon Chaney, el hombre de las mil caras, una notable sucesión de filmes, estudios, personajes y registros genéricos que le habilitarían el camino para su primer hito inmortal, el Quasimodo de "El jorobado de Notre Dame".

Darío Lavia



Registro de marcas

Bookmark and Share

Extracto de Lon Chaney, volumen I de la colección "Titanes del horror" de los breviarios de Cinefanía

Primera mención publicitaria del rótulo de 'Hombre de las mil caras'
Primera mención publicitaria del rótulo de 'Hombre de las mil caras'

En el antológico #21 de la revista argentina Film (08-09/1996), con un dossier sobre Lon Chaney, Octavio Fabiano reseña dos películas ambientadas en los agrestes bosques del Canadá, Nomads of the North (Nómades del norte-1920) y The Trap (Corazón de lobo-22/05/1922), argumentando que “en la filmografía de Chaney importan por ser las únicas en que el protagonista llega al final sin morirse y además logra quedarse con la chica”. De estos dos títulos, hoy disponibles (y fácilmente, cabe agregar), hay que mencionar el hito publicitario que constituyó el reclame con que Universal promocionó The Trap: “¡Llega el hombre de las mil caras!”

Voice of the City, policial con temas urticantes para la época
Voice of the City, policial con temas urticantes para la época

Por el contrario, el policial The Voice of the City (La voz de la ciudad-06/08/1922), tercera alineación de Lon con el director Wallace Worsley, tuvo una historia compleja y desapareció de las pantallas y los depósitos de la Goldwyn. La censura demoró meses su estreno, que se garantizó una vez que se hicieron ciertos cambios de montaje... los cuales, por desgracia, quitaron coherencia a la trama. La crítica, sin embargo, resaltó el trabajo de Lon como el villano principal, por sobre la protagonista, Leatrice Joy, lo que ya es decir.

Un nuevo personaje tullido, en Flesh and Blood
Un nuevo personaje tullido, en Flesh and Blood

Filme con elementos frecuentes en sus películas, Flesh and Blood (Arg: La mejor venganza / Esp: De carne y hueso-27/08/1922) implicó el regreso de Lon a los personajes tullidos (en este caso con una cojera simulada, como en The Unknown, para evitar ser reconocido por la policía); de nuevo con temática oriental, con los personajes rondando el barrio chino, como en Outside the Law (e incluso, un flashback rodado en color, con la intervención de intérpretes chinos que, desgraciadamente, no se conservó en las copias existentes hoy en día) y con relato de sacrificio personal en aras de la heroína y el galán de turno... como en tantas otras. Lon cumple su rol y el realizador Irving Cummings el suyo, imprimiendo interés y garra a su visionado hasta en nuestro actual siglo XXI.

Un nuevo personaje tullido, en Flesh and Blood
Lon interpreta en The Light in the Dark a un ladonzuelo sensible y de raza latina

De nuevo al servicio de una productora independiente, la de la estrella Hope Hampton, The Light in the Dark (Arg: La luz en las tinieblas / Esp: La copa milagrosa-03/09/1922) era otra película perdida hasta septiembre del 2003, cuando una copia casi íntegra se descubrió en el garaje de un veterano proyeccionista de cine. La copia hoy más sencillamente disponible es una versión de media hora de duración titulada The Light of Faith montada en la década del veinte para servir como material didáctico en escuelas religiosas y parroquias, que se ha mantenido con sus entintados y místicas secuencias de fe. El personaje de Lon, un ladronzuelo de alma sensible (y de raza latina), vuelve a ser ese personaje que se sabe demasiado desgraciado para tener el amor de la chica y prefiere que ésta sea feliz con el galán de turno.

Esta notable caracterización de Fagin estuvo perdida hasta la década del ‘70 en que el Oliver Twist de Jackie Coogan volvió a la vida
Oliver Twist: El propio Jackie Coogan participaría de su restauración

Oliver Twist (Oliverio Twist-30/10/1922) fue otro vehículo ajeno, esta vez para una estrella infantil, el eterno Jackie Coogan. Al ser una versión de la perenne obra de Charles Dickens, impondría su primera interpretación de un clásico de la Literatura. Estuvo perdida hasta la década del ‘70 cuando una copia sin intertítulos aparecida en Yugoslavia se restauró con asistencia del propio Coogan y su anciano productor Sol Lesser siendo... otro filme de Lon resucitado.

Shadows representa todo un legado de Lon para la posteridad
Shadows fue para Lon una actuación memorable

Tour de force actoral, el filme independiente Shadows (El espectro-11/11/1922) representa uno de los legados de Lon a la posteridad, por su compungido y emotivo retrato del maduro tintorero chino de una aldea pesquera de Nueva Inglaterra que es silencioso testigo del drama de codicia y fe que afronta la pareja protagónica y que, en el momento culminante, será quien lo resuelva. La crítica no fue especialmente unánime, pero los medios más importantes entendieron más las virtudes que los defectos. “Fred” escribió en Variety (03/11/1922) que Lon “ofrecía una interpretación sólida resistiendo exitosamente una agonía de dos mil pies de película”. Por su parte, el Moving Picture World (25/11/1922) lo elevó a la cúspide de dos grandes: “de vez en cuando, surge alguna interpretación de rara excelencia que eleva la calidad de una película. Pasó con John Barrymore en Dr. Jekyll and Mr. Hyde (1920); Lon Chaney lo hizo en The Miracle Man y Lon Chaney lo volvió a hacer en Shadows. (...) Al igual que Chaplin, ha ascendido desde un oscuro animador de music-hall a artista supremo”. Como sea, Shadows es hoy en día un filme impostergable cuya acertada bajada de línea contra el provincialismo, la hipocresía, los prejuicios raciales y la intolerancia de (y contra) la religión sigue tremendamente vigente a pesar de las décadas transcurridas.

A pesar de las apariencias, el segundo homínido de A Blind Bargain no fue interpretado por Lon
A Blind Bargain es uno de los filmes fantásticos más añorados por los amantes del género

Uno de los santos griales del fantástico, A Blind Bargain (Arg: Un pacto a ciegas / Esp: Obsesión de un sabio-10/12/1922), fue la cuarta incursión de la dupla Wallace Worsley y Lon Chaney. Y la pena de su pérdida se duplica al saber que Lon encarnaba dos roles, el del frío científico Dr. Lamb y el de su simiesco asistente jorobado para lo cual lleva a cabo toda una creación que, según atestiguan las numerosas stills y fotografías de la época, preanuncia en varios sentidos a su inmortal Quasimodo. Las reseñas de la época se concentraron en el protagonista principal, como C.S. Sewell escribe para el Moving Picture World (16/12/1922): "Como hombre simio, su retrato de un gran chimpancé provoca escalofríos. Como el eminente pero desequilibrado hombre de ciencia, con sus maneras distinguidas, aspecto mefistofélico y porte bien erguido, está también excelente. Ni por un momento llegamos a pensar que se trata de la misma persona que encarna ambos papeles". Un misterio insondable subyace y lo comenta Steve Joyce que cubrió A Blind Bargain en la inconmensurable American Silent Horror Science Fiction and Fantasy Feature Films 1913-1929: "El nombre del actor que personifica al segundo homínido sigue siendo una incógnita. Si bien podemos colegir que se trata de un tipo de talla notable, la identificación de este precursor de Chewbacca se hace harto imposible. En su reconstrucción del filme, Philip J. Riley apunta que el actor en cuestión fue Wallace Beery; sin embargo Michael J. Blake, en The Films of Lon Chaney remarca que tal afirmación ‘nunca fue confirmada’".

Lon como el villano de Quincy Adams Sawyer, incita la ira de Elmo Lincoln
Lon como el villano de Quincy Adams Sawyer, incita la ira de Elmo Lincoln

Quincy Adams Sawyer and Mason's Corner Folks fue una novela de Charles Felton Pidgin publicada en el 1900 de cuya popularidad un cuarto de millón de ejemplares y una adaptación teatral en un lapso de 24 meses, son insoslayable testimonio. El cine la dio a conocer en 1912 y, una década más tarde, con la publicación de un par de nuevas novelas sobre sus pintorescos personajes, Metro le hizo lo que actualmente es moneda corriente en la pantalla: una remake. Para Quincy Adams Sawyer (Hacia el abismo-27/11/1922), Lon asumió el papel de Obadiah Strout, abogado de moral retorcida que manipula a un fornido herrero (nada menos que el tremendo Elmo Lincoln) de oscuro pasado criminal. A su pueblo de Nueva Inglaterra, Manor’s Corner, llega el protagonista Quincy Adams Sawyer, otro abogado, pero joven y limpio, que se propone investigar y cuidar los intereses de una jovencita ciega. A pesar que en 1927, M-G-M la reestrenó para aprovechar el repentino fallecimiento de una de las actrices del filme, Barbara La Marr, Quincy Adams Sawyer es hoy una película perdida en acción y la imposibilidad de visionado actual nos lleva a las críticas de la época. Laurence Reid, en el Motion Picture News (09/12/1922) la comparó con el opus magno de Griffith Way Down East (Allá en el este-1920), con lo que dice mucho. New York Times al ensalzar a Lon nos comenta un cándido detalle del filme: "si hubiera algún actor que pudiera ser más palpable e intencionadamente villano que el sr. Chaney, aún no apareció en los estudios. De seguro que no necesita introducción. Y a pesar de eso, un intertítulo lo presenta diciendo ‘señoras y señores, les presentamos al villano de nuestra obra, un tipo malo, deben creernos, que tiene planes para con la heroína debido a que ha heredado una gran suma de dinero. Vean... Lon Chaney, el villano’".

All the Brothers Were Valiant, otro filme perdido, culminaba con Lon devorado por un tiburón
All the Brothers Were Valiant
, otro filme perdido,
culminaba con Lon devorado por un tiburón

Para el historiador de cine, All the Brothers Were Valiant (Todos los hermanos fueron valientes-15/01/1923) fue una película más de una especie de fiebre de Hollywood por la excitante aventura marítima que durante el primer lustro de la década del veinte tuvo numerosos ejemplos. Pero para nosotros es otra de las desaparecidas en acción de Lon, en la que encarnaba al villano que se redime en la última escena, con la historia de dos hermanos balleneros de violentas pasiones despertadas por la dulce Billie Dove y un tesoro de perlas. Para salvar a su hermano menor, Lon se lanzaba al mar y era devorado por un tiburón, ¡nada más y nada menos! La historia, basada en la novela de Ben Ames Williams, se convirtió en un caballito de batalla de la MGM, que la rehizo en 1928 y 1953 (con Robert Taylor y Stewart Granger).

While Paris Sleeps, el grand guignol perdido de Lon Chaney
While Paris Sleeps, el grand guignol perdido de Lon Chaney

Mirsalis nos comenta de While Paris Sleeps (Mientras París duerme-21/01/1923) que "la historia de su producción es un misterio. Maurice Tourneur la rodó bajo el título de The Glory of Love en 1920 pero, por razones desconocidas, el filme no se estrenó. Tourneur adquirió los derechos al productor original –quienquiera que haya sido– y la estrenó por su cuenta en 1923 bajo el nuevo título". Exhibitors Herald (10/02/1923) insinúa algunos detalles sórdidos que nos dejan la espina de su actual ausencia: "las escenas en la cámara de tortura son espeluznantes y considerable metraje consiste en el recorrido de un museo de cera". Moving Picture World (27/01/1923) agregó otra tentadora impresión: "Sin duda hay un considerable número de espectadores al que le fascina la tensión de lo mórbido. Para ellos esta película será un entretenimiento impostergable". Si a estos comentarios agregamos que Tourneur había incursionado en el grand guignol ya en 1913, la ausencia de While Paris Sleeps engrosa el listado añorado por el amante del fantástico y lo truculento.

While Paris Sleeps, el grand guignol perdido de Lon Chaney
Otro fotograma del grand guignol perdido While Paris Sleeps de Jacques Tourneur