Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 35169)
Fecha de publicación: Marzo de 2004

El monstruo de la laguna negra: una trilogía monstruosa

En medio de una época de temor radiactivo y avidez de monstruos, la Criatura de la Laguna extiende su zarpa.

Fabián Cepeda



Bookmark and Share

Investigador del cine norteamericano: cepedafabian(a)hotmail.com
* Nota publicada originalmente en la revista Terror-mania, Nº 2

Introducción

Creature From the Black Lagoon (1954)La década del ’50 caracterizó al cine por una marcada preponderancia de películas del género de terror y ciencia ficción. El continuo avance de la tecnología permitió filmar todo tipo de extravagancias varias imposibles de realizarse antes, hechas mucho más creíbles utilizando sofisticados efectos especiales, y también gracias a logrados maquillajes. Las tres películas que tuvieron a la Criatura de la Laguna Negra como protagonista dejaron huella imborrable en los espectadores de entonces, fuera ya por sus probados argumentos como por lo original y distintivo de la figura, y, en una gran parte, gracias a la atractiva ayuda otorgada por la entonces novedosa pantalla tridimensional (3-D). Esta propuesta visual, que brindaba a los espectadores una ilusión de profundidad y relieve en las imágenes mediante la utilización de lentes especiales, no duró mucho. Ya a fines de 1953 las continuas quejas de las personas que alegaban fuertes mareos y dolores de cabeza luego de estar expuestos a una proyección de una hora, indujeron un temprano final a esta fascinante novedad cinematográfica. Pero la trilogía que nos ocupa hizo excelente uso de ese jugoso proceso y, sumado al atractivo de sus contenidos, una firme mano directiva, una cuidada producción, la agradable fotografía en brillante Technicolor y un promedio regular de buenas actuaciones, el material alcanzó el éxito esperado, superándolo con creces.

Cómo era la Criatura

La criatura de la Laguna Negra fue el resultado palpable de un experimento científico, y no un sombrío ser sobrenatural como los que abundaban en los argumentos de ese entonces. Aunque ha sido descripta como mitad humano y mitad pez, o un eslabón perdido anfibio, muchos amantes del cine la consideran una especie de saurio. A diferencia de muchos de su antecesores “reptílicos” que aparecieron en, por ejemplo, The Lost World (El mundo perdido, 1925), este nuevo exponente de la creatividad cinematográfica fue un animal atractivamente blindado, e inteligentemente diseñado como una figura de sorprendente arquitectura biológica.

Las garras palmeadas de la criatura le acrecentaban sus habilidades para nadar, a la vez que le permitían capturar pequeños animales, y podía causar severo daño (o matar) a ejemplares más grandes. Una formación dentada que le recorría la espalda y le llegaba hasta los muslos fortalecía su apariencia, a la vez que ensombrecía su aspecto. Esta estructura servía para darle estabilidad en el agua, y al mismo tiempo actuaba como un radiador natural que contribuía a mantener una temperatura corporal constante.

Plano de la criaturaPara su defensa contra ataques, estaba provista de escamas superpuestas que le creaban una especie de escudo flexible en su torso, brazos y piernas. Su cabeza tipo yelmo, cruzada por dos líneas de branquias, le permitía - gracias a su formato aerodinámico- deslizarse rápidamente a través del agua. Respecto de sus pies, éstos también poseían bordes palmeados como sus garras, pero además cada uno estaba provisto de una pequeña ala dentada situada en cada talón, que funcionaba como sensor y la habilitaba para mantenerse balanceada cuando debiera caminar por algún terreno.

Esta abominación era una perfecta fantasía cuyas cualidades estéticas y anatómicas la transformaron en un material óptimo para ser explotado en películas destinadas a pegar fuerte en la taquilla (embellecida por el adecuado uso de la tercera dimensión), y prontamente se transformó en un ser supremo del cine de ciencia ficción, especialmente durante este corto reinado de esta modalidad de cine, munida de anteojos de colores y proyectores estereoscópicos.

La Trilogía

Revenge of the Creature (1955)En la primer película de la trilogía, Creature From the Black Lagoon (El monstruo de la Laguna Negra, 1954), dirigida por Jack Arnold, un paleontólogo desentierra una monstruosa mano prehistórica en la cuenca del Amazonas, por lo que rápidamente se forma una expedición para buscar el resto del fósil. Los exploradores, liderados por el ictiólogo David Reed (Richard Carlson) y el contratista Mark Williams (Richard Denning) se toparán con mucho más de lo que esperaban: un ser lleno de escamas devenido en soberano de un submundo acuático llamado Laguna Negra. La criatura se enfurece al advertir la invasión, pero se obsesiona con una bella mujer, Kay (Julia Adams), miembro del grupo explorador. En una escena que quedó para la posteridad, cuando la mujer nada en las aguas de la laguna, la criatura, debajo de la superficie, imita sus movimientos y la sigue, como tratando de descubrir a una hembra de su especie al emular sus ademanes. Abundan imágenes de gran belleza, sobre todo bajo el agua. En las escenas submarinas, columnas de burbujas y diversas variedades de peces van y vienen continuamente hacia la cara del espectador, aprovechando la magia del 3-D.

La segunda de las películas, Revenge of the Creature (El regreso del monstruo, 1955) también dirigida por Arnold, tiene un argumento más prosaico, ya que la intención inicial se centra en los preparativos para la captura de la criatura en un afluente del Amazonas, su transportación a un oceanario de Florida, su subsiguiente entrenamiento y tormento en el cautiverio y su posterior escape. Esta vez, la criatura se siente atraída hacia la bella Helen Dobson (Lori Nelson), y debe lidiar con los avances de dos científicos que buscan domesticarla de cualquier forma, Clete Ferguson (John Agar) y Joe Hayes (John Bromfield). Harta de los malos tratos y llena de desilusión, la criatura se las arregla para escaparse de su prisión, y logra adentrarse en el mar. Esta secuela no fue tan exitosa como su predecesora, pero el director Arnold supo imprimirle su inconfundible sello, al plagarla de escenas nocturnas de realismo inquietante y un uso de sombras más que singular. Aunque también filmada en 3-D, la película fue exhibida mayormente en pantalla plana, ya que para 1955, año de su estreno, la tercera dimensión ya había perdido su atrapante encanto.

The Creature Walks Among Us (1956)Y el tercer envío de la serie, titulado The Creature Walks Among Us (no estrenada comercialmente en cines en Argentina pero exhibida en televisión como EL MONSTRUO VENGADOR, 1956) no estuvo a la altura de los que lo antecedieron, aunque, a decir de muchos, fue injustamente criticada. Si bien carecía del atractivo tridimensional, el argumento era débil y las apariciones de la taquillera criatura eran menores en número, se debe rescatar la riqueza de imágenes que abundan por doquier, gracias a la experta mano del director, John Sherwood, un ex-alumno de Arnold. En esta secuela, la criatura sufre graves quemaduras, que debilitan su “caparazón”, y los médicos que la controlan, el Dr. William Barton (Jeff Morrow) y el especialista genético Dr. Thomas Morgan (Rex Reason) descubren asombrados que bajo las escamas existe un frágil animal dolorido y lastimado, que respira con dificultad. En el resto de los 78’, la criatura hará lo imposible para volver a su hábitat natural, el agua, la que él sabe, podrá curar sus heridas y regenerar su capa branquial protectora. Y la escena final, en la que la criatura parece saborear el paisaje acuático al que ha llegado luego de muchas penurias, considerándolo su paraíso particular, ha quedado en los anales de la historia del cine de ciencia ficción.

Conclusión

El gran éxito alcanzado por estas películas motivó, como era de esperarse, innumerables copias del personaje, manteniendo una estructura casi idéntica y con pocas modificaciones. Bastará revisar los argumentos y los monstruos de The Phantom from 10,000 Leagues (El fantasma de las 10.000 leguas, 1956) o los de The Monster of Piedras Blancas (El monstruo de Piedras Blancas, 1958) entre muchas otras para advertir de inmediato de dónde salieron los conceptos y las ideas para filmar esas películas. La popularidad adquirida fue tal que en varias oportunidades se planeó filmar una “remake” oficial de las películas, pero todos los intentos quedaron como proyectos no realizados. Hasta en los ’80 tanto el director Jack Arnold como la productora, Universal, se entusiasmaron con la idea, desistiendo a último momento. Hoy por hoy, la trilogía (y especialmente la criatura) gozan de un merecido culto, explotado en las formas más diversas: existen posters de las películas, muñecos de la criatura, videos de los filmes y documentales acerca de su filmación, libros y revistas especializados en ciencia ficción y hasta kits completos de sus personajes más recordados.

Esta comercialización parece demostrar que, quizás en un futuro no tan lejano, la criatura podrá reencarnarse en algún proyecto de filmación novedoso, y podrá, así, salir nuevamente de su querido pantano para volver a asustarnos -y deleitarnos- una vez más.

CREATURE FROM THE BLACK LAGOON
El monstruo de la Laguna Negra
Productora: UNIVERSAL-INTERNATIONAL PICTURES; Estreno USA: 18/02/1954; Estreno Argentina: 30/09/1954; Guión: Harry Essex y Arthur A. Ross; Idea original: Maurice Zimm; Música: Robert Emmett Dolan, Henry Mancini, Milton Rosen, Hans J. Salter y Herman Stein; Fotografía: William E. Snyder y Charles S. Welbourne; Edición: Ted J. Kent; Dirección artística: Hilyard M. Brown y Bernard Herzbrun; Decorados: Ray Jeffers y Russell A. Gausman; Vestimentas: Rosemary Odell; Maquillaje: Bud Westmore, Robert Hickman, Jack Kevan y Chris Mueller; Sonido: Joe Lapis y Leslie I. Carey; Producida por William Alland; Dirigida por Jack Arnold; en 3-D; Technicolor; Duración: 79'.
Intérpretes: Richard Carlson (Dr. David Reed), Julia Adams (Kay Lawrence), Richard Denning (Dr. Mark Williams), Antonio Moreno (Dr. Carl Maia), Nestor Paiva (Lucas, Capitán del Rita), Whit Bissell (Edwin Thompson), Bernie Gozier (Zee), Henry A. Escalante (Chico), Perry López (Tomás), Sydney Mason (Dr. Matos), Rodd Redwing (Louis, capataz de la expedición), Ricou Browning (la criatura, en agua), Ben Chapman (la criatura, en tierra), Ginger Stanley (doble de Julia Adams), Al Wyatt, Sr. (doble de riesgo).

REVENGE OF THE CREATURE
El regreso del monstruo
Productora: UNIVERSAL-INTERNATIONAL PICTURES; Estreno USA: 30/11/1955; Estreno Argentina: 01/06/1956; Guión: William Alland y Martin Berkeley; Música: William Lava, Frank Skinner, Henry Mancini, Milton Rosen, Hans J. Salter y Herman Stein; Fotografía: Charles S. Welbourne; Edición: Paul Weatherwax; Dirección artística: Alexander Golitzen y Alfred Sweeney; Decorados: Julia Heron y Russell A. Gausman; Vestimentas: Rosemary Odell; Maquillaje: Bud Westmore; Sonido: Jack A. Bolger Jr. y Leslie I. Carey; Producida por William Alland; Dirigida por Jack Arnold; en 3-D; Technicolor; Duración: 82'.
Intérpretes: John Agar (Profesor Clete Ferguson), Lori Nelson (Helen Dobson), John Bromfield (Joseph Hayes), Nestor Paiva (Capitán Lucas), Grandon Rhodes (Jackson Foster), Dave Willock (Lou Gibson), Robert B. Williams (George Johnson), Charles R. Cane (Capitán de policía), Perry López (Tomás), Robert Nelson (Dr. McCuller), Brett Halsey (Pete, adolescente asesinado por el monstruo), Robert F. Hoy (Charlie), Bob Wehling (Joe, hombre con linterna), Don C. Harvey (ayudante de Joe), Diane DeLaire (Srita. Abbott, entrenadora de chimpancés), Ned Le Fevre (empleado en Instituto), Clint Eastwood (técnico laboratorista), Jack Gargan (Skipper), Sydney Mason (anunciante), Mike Doyle, Charles Gibb y Charles Victor (agentes de policía), Loretta Agar (mujer en el bote), Ginger Stanley (chica secuestrada por el monstruo), Don House (lugareño), Ricou Browning (la criatura, en agua), Tom Hennesy (la criatura, en tierra).

THE CREATURE WALKS AMONG US
Productora: UNIVERSAL-INTERNATIONAL PICTURES; Estreno USA: 28/12/1956; Guión: Arthur A. Ross; Música: Irving Gertz, Henry Mancini, Heinz Roemheld, Hans J. Salter y Herman Stein; Fotografía: Clifford Stine y Maury Gertsman; Edición: Edward Curtiss; Dirección artística: Alexander Golitzen y Robert Emmet Smith; Decorados: John P. Austin y Russell A. Gausman; Vestimentas: Jay A. Morley Jr.; Maquillaje: Bud Westmore; Sonido: Robert Pritchard y Leslie I. Carey; Producida por William Alland; Dirigida por John Sherwood; Technicolor; Duración: 78'.
Intérpretes: Jeff Morrow (Dr. William Barton), Rex Reason (Dr. Thomas Morgan), Leigh Snowden (Marcia Barton), Gregg Palmer (Jed Grant), Maurice Manson (Dr. Borg), James Rawley (Dr. Johnson), David McMahon (Capitán Stanley), Paul Fierro (Sr. Morteno), Lillian Molieri (Sra. Morteno), Larry Hudson (terrateniente), Frank Chase (Steward), Ricou Browning (la criatura, en agua), Don Megowan (la criatura, en tierra). James Jackson Jr. (doble de Palmer), Al Wyatt Sr. (doble de riesgo).