Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Horrorferix (Lecturas: 4486)
Fecha de publicación: Septiembre de 2003

Criaturas de acetato

Recordando a los más queridos y temidos monstruos de la historia de nuestros miedos nos damos cuenta que... todos están hechos del mismo material.



Bookmark and Share

En todo el mundo ese material resinoso y que endurece al fraguar, ha sido materia prima en diversas aplicaciones comerciales hasta el día de hoy. Ahora bien, en nuestro caso el acetato es la emulsion sobre una placa de celuloide que es herida por un impacto de luz y la convierte en fotografia. Si son muchas esas fotografías, esa placa cobra vida cuando los fotogramas son obturados ante impactos de luz y se convierten en rollos de película. ¡Qué maravilla! ¿Por qué? Esos acetatos albergan desde hace ya más de 100 años a las criaturas que dieron vida al Cine Espeluznante y de Ciencia Ficción, y por más que el día de mañana, las imágenes de un rollo de acetato queden grabadas en un chip, nadie podrá negar algo tan básico como que para que haya un hijo, antes tuvo que haber un padre y un abuelo. Hoy, Siglo XXI, millones de adeptos al cine de Misterio, Fantasía y Ciencia Ficción, siempre tienen el común denominador de "Película". De ahí que las eternas criaturas proyectadas en una pantalla de Cine, han quedado imborrables en la memoria de los cinéfilos mundiales.

Ahora bien, ¿cuáles son esas criaturas? La palabra 'criatura' proviene de "crear", es decir, gestar, y tener vida. Y mucha vida como para mantenerse a través de los tiempos. Y esto da qué pensar que hermoso magnetismo tendrán estos engendros fílmicos que nosotros, los consumidores de la expectativa adrenalínica, siempre nos quedamos con deseos de ver más. En fin, hay muchos para comentar, más, nobleza obliga, voy a nombrar al extraterrestre de THE MAN FROM PLANET X (El Hombre del Planeta X-1950), el Golem, el Jugador de Ajedrez, el Robot Humano, Kronos, los Invasores de Marte, Frankenstein, la Tarántula, las hormigas gigantes de Them, Robby de THE FORBIDDEN PLANET (El Planeta Prohibido-1956), el monstruo vegetal de THE THING (FROM ANOTHER WORLD) (El Enigma de Otro Mundo-1951), el monstruo de la laguna de CREATURE FROM BLACK LAGOON (La Mujer y el Monstruo-1954), y muchos, pero muchos más.

Todos ellos serán siempre bienvenidos, y los que podemos disfrutar aún de algún clásico, lo vemos una y otra vez, acrecentando nuestra simpatía cada vez más. Muchas veces estas criaturas fueron interpretadas por actores en los que casi no se repara. Por ejemplo, ¿usted sabía que en THE MONSTER OF PIEDRAS BLANCAS (El Monstruo-1957) el monstruo fue interpretado por un tal Jack Kevan, el productor de la película? Sí, ya lo se. La película es de medio pelo. Pero seguro que todos la vimos y hoy más de mil quisiéramos tenerla en nuestra videoteca. Ese acetato (alma de la transparencia cinematográfica) nos regaló cientos de fotogramas, y hoy en día, con la Internet de por medio, tenemos la posibilidad de tener mucha información acerca de estas criaturas, cosa que nos pone muy felices. Y le seguimos pidiendo más al genio maravilloso del hombre, que realice más películas. Sigan con esas "criaturas" que cada día son más queridas. Y vuelvan, sí, vuelvan. Nosotros seguiremos sus secuelas... ¿no es así, estimado lector?

Reflexión del Necrodemo:

Me dijeron que existe otra orilla. Quizás existan más cosas que desconozco. También se que podría cruzar hacia ese lado y podría tender mi mano... pero prefiero quedarme con lo que conocí, seguir esperando y no encontrarme con el sabedor de la nada, que le anda buscando anomalías capilares al producto de una gallina. De esto me surge decirle a Mary Shelley, la más encantadora gestora de criatura sempiterna alguna: "señora, señora, lo que usted ha hecho, no tiene un valor calculado... ¿sabe por qué? Nunca muere el primer amor, y miles más quisieron copiarla. Usted fue iluminada por el Universo, el mismo que nos dio las otras criaturas y que comenzaron a plasmarse en un fotograma de acetato de película. ¡Todos los dioses protejan al cine, gloria, gloria, eternis, creadores!