Búsqueda personalizada

 

La primera página de Internet con sabor a frutos del bosque: por favor, lama aquí
* * * * * * * * * CINE BRAILLE * * * * * * * * *
* * * * * 2017 Año II de la Revolución de la Alegría * * * * *

* * * * * * * * * * LAS RECOMENDADAS DEL ARCHIVO DE CINE BRAILLE - OCTUBRE DE 2017 * * * * * ** * * *
LOS PREDECESORES DE COLÓN (Noviembre de 2013)

LOS OTROS 007 (Octubre de 2008)

ACAPULCO BLUES (Octubre de 2007) OCHO PROPOSICIONES ACERCA DEL ROCK (Marzo de 2016)
* * * * * * * * * * * * PERO ¿QUIÉNES SOMOS LOS QUE HACEMOS CINE BRAILLE? * * * * * * * * * * * *

LA GALLINA MECÁNICA: CRÓNICA E ILUMINACIONES

El River Plate de Marcelo Gallardo y sus cuatro meses que conmovieron al mundo: con ustedes, los intérpretes.

28 de julio Consulto mis apuntes y encuentro un tempranero e invernal partido con Ferro Carril Oeste, 0-0 como no podía ser de otra manera con ese rival, y una victoria 6-5 por penales. No me entiendo la letra: ¿partido por Copa qué?

10 de agosto Arranca el Torneo de Transición, un domingo en el muy futbolero horario de las 21:30 (?) y, en su estadio, Gimnasia y Esgrima La Plata le empata en la última jugada al voluntarioso pero triste River de Almeyda, el de Sánchez, Ponzio, Mora, Barovero, Maidana, Funes Mori. (¿Ah, el entrenador era Gallardo? No se notó). Fue un 1-1 tras un primer tiempo de fútbol de outlet y un segundo tiempo aceptable. Ah, el gol lo hizo Teo.

17 de agosto Victoria de local contra Rosario Central, 2-0, con algunos notables momentos de fútbol con elaboración a la vista. Al menos dieron ganas de ver el partido siguiente de River, por primera vez en años.

(Derecha: el plantel de River, festejando la victoria en la Copa Sudamericana. Fuente de la imagen de EFE: aquí).

20 de agosto A mitad de semana, un 0-0 con suplentes con Colón de Santa Fe y un triunfo 4-2 en la definición por penales. Sigo sin entenderme la letra: ¿por Copa qué? Igual, con este partido River ya avisaba que con sus suplentes realmente existentes estaba, con suerte, para medrar en mitad de tabla.

24 de agosto El día en que los sommeliers de buen fútbol aplaudieron exaltados: un 4-0 en Mendoza a un Godoy Cruz con una defensa armada con presidiarios que la integraron en cumplimiento de una probation. ¡Happy Hour de declaraciones rimbombantes para artesanos del macaneo y los mayoristas de humo mediático!

27 de agosto De local, un 3-0 a Defensa y Justicia que desató las primeras críticas idolátricas. (A Defensa y Justicia le costó tanto acercarse al arco de River que dio la sensación de que detrás de Barovero estaban las Puertas del Infierno). Estaba claro que Gallardo había encontrado el equipo, pero los hinchas más serenos decíamos entonces: basta de adversarios Sprayette, para tener en claro de qué se trata este equipo hay que esperar un partido con un rival en serio, tipo El Ciclón, el Campeón de América. Sí, San Lorenzo Campeón de América, sin (?).

31 de agosto Y llegó al fin San Lorenzo en el Bajo Flores, y fue un 3-1 claro y contundente. En El Show del Fútbol se bebía champagne al hablar de River. En Cuatro Gordos Hablando de Fútbol se exaltaba a Los Salieris de Guardiola y se deliraba con el spin-off porteño del Bayern Munich. Mientras tanto, el Muñeco Gallardo mantenía el equilibrio, aún en las entrevistas peripatéticas o solamente patéticas de Tití Fernández y los cronistas de campo del Fútbol Para Todos.

3 de setiembre En Mendoza, por la Copa Sudamericana y con un equipo mixto de titulares y suplentes, llegó una nueva victoria sobre Godoy Cruz. Fue un 1-0 sobre la hora gracias a un cabezazo oportuno de Pezzella, y tras un encuentro de fútbol tántrico, en el sentido de que el objetivo parecía ser demorar la culminación todo lo que se pudiera.

7 de setiembre Por el torneo local, 2-0 a Tigre, tranquilos. ¿El mejor equipo de River de la historia, como los medios declararan que afirmara el presidente de River? Ya lo decía don Jorge Luis, mientras urdía diestros y procaces cantitos de cancha junto a Fito Bioy Casares en la popular del Viejo Gasómetro (?): “el modo superlativo es una imprudencia, ya que propende menos a la persuasión que a la mera y vana polémica”.

17 de setiembre En el partido de vuelta por la Copa Sudamericana, en el Monumental, victoria sobre Godoy Cruz 2-0, sin brillar, pero nadie se dio cuenta por el envión de elogios con que venía River. Como decía el viejo Borges cuando editaba un libro nuevo: "no me juzgarán por el texto sino por la imagen indefinida pero suficientemente precisa que se tiene de mí”. Y paremos de saquear al Viejo al menos por dos años (?).

21 de setiembre El Día de la Primavera del fútbol: un claro 4-1 a Independiente en el Monumental. O al menos a un equipo que se llamaba así pero que en realidad parecía ser los Danger Four del Rey de Copas, sobre todo sus defensores con capacidades diferentes, entregados a todo tipo de solecismos futbolísticos. Una mala para River: se lesionó de gravedad su mejor futbolista, Kranevitter.

25 de setiembre Un jueves por la noche se juega el partido postergado con Arsenal en Sarandí, suspendido por lluvia el 14 de setiembre. Es un partido luchado, y termina 1-1. Además se le cortó la racha de goles a Teo, que venía marcando al menos uno por partido. En Intragables, el periodismo Sith, el del Lado Oscuro, se pregunta "¿se acabó la mentira Gallardo?"

28 de setiembre Domingo por la noche, visitante del escolta Lanús, y es 1-1 contra el equipo de los Mellorones. El periodismo puro ya habla de la dieta de Gallardo, de River como metáfora de la Argentina posible y le propone al Muñeco una sesión de fotos hot.

5 de octubre Llega el clásico contra Boca en el Monumental, llega la lluvia, llega el 1-1, gracias a una bilardeada del Muñeco: el central Pezzella, a jugar de nueve, y Pezzella marca el gol del empate tras su cabezazo y un rebote en Orión y sus manos con resortes. Es el partido en el cual Vigliano cobró un penal a lo Humpty Dumpty, con injusta expulsión del boquense Gago incluida, y Mora, con un sentido oriental de la justicia, lo tiró a cualquier lado. Rojas, como en el insólito penal en el último minuto del partido contra Racing del torneo anterior, vuelve a demostrar que es hijo de hermanos, o algo así: pierde a Magallán en el gol de Boca.

9 de octubre Mis notas hablan de un partido con Rosario Central, otro 0-0 y derrota por penales 4-5 ¿Por la Copa qué? ¿Copa Argentina puede ser, existe eso? Encuentro para los archivos del polvo, tácitos amigos.

12 de octubre En Rosario, victoria 1-0 sobre uno de los entonces rivales directos, Newell´s Old Boys, que terminó reducido a desafiante boutique. Pareció el árabe que en Los Cazadores del Arca Perdida reta a duelo con la espada a Indiana Jones y se come un balazo.

16 de octubre Partido en Asunción del Paraguay, por Copa Sudamericana: victoria sobre Libertad 3-1, dando vuelta el resultado con autoridad y bancándose dos suspensiones momentáneas por sendos corte de luz y un penal en contra, 0-1 abajo, que no fue gol. En las redes sociales se dice que los jugadores paraguayos son el resultado de un experimento militar para crear supersoldados que salió muy mal, pero realmente muy mal.

19 de octubre De local con Belgrano, 3-0. Los intentos ofensivos del rival, salvo un ratito en el segundo tiempo, fueron tan interesantes como apostar a los caracoles de riña.

22 de octubre Partido de vuelta por la Copa Sudamericana con Libertad de Paraguay: fácil 2-0 contra un equipo que parecía derrotado de antemano. Vía banda ancha medium 30 megas de la Escuela Científica Basilio, nos llega la opinión del escritor y pensador Ernesto Sábato acerca de Libertad: "es atroz, atroz".

26 de octubre Un 2-1 contra Atlético Rafaela, equipo que tuvo una voluntad irrefrenable de derrotar a River, pero primero Pisculichi y luego Rojas se ocuparon de disuadirlo. Ojo: no nos reímos de la Crema, nos reímos con la Crema.

29 de octubre Partido de ida por la Copa Sudamericana, un muy sufrido 2-1 a Estudiantes en La Plata, golpeando en el momento justo a un rival muy duro. Eso sí: de ahí a jugar bien todo el partido hay una mentira de distancia.

6 de noviembre Unos días antes, el domingo 2 de noviembre, se suspendió por lluvia el partido por el torneo local con Estudiantes. Éste es la revancha por la Copa Sudamericana, de local, una peleada victoria 3-2 ante el rival que le jugó mejor a este equipo. Con el triunfo ya se hablaba de una gira del espectáculo River On Ice en el Suplemento Bolazos para Vender Más Diarios de Clarín. Que ocupa la edición entera. Además se viene la semifinal con nada menos que ¡Boca! Sudamericana, ahora, retroceder nunca, rendirse jamás; torneo local... que sea lo que Dios quiera.

9 de noviembre Empate en Liniers con Vélez, 1-1, en un encuentro deslucido, sin que sobrara nada. Eso sí, no, no pibe: no debés decir que el partido no le gustó a nadie, tenés que decir que se jugó un fútbol de culto.

12 de noviembre Se juega el partido suspendido con Estudiantes: un 0-1 en cancha de River, mostrando un rendimiento bastante flojo, y sin Teo ni Sánchez, afectados a sus respectivas selecciones nacionales. Vera saca el carnet de enemigo público número uno de River: tercer gol a Barovero en tres partidos, tercer gol en quince días. Con la plata de los jubilados no, uruguayo (?).

16 de noviembre Cuatro días después del la derrota con el Pincha, llega un inesperado empate con Olimpo, 1-1 en el Monumental. El equipo perfeccionaba el cansancio partido a partido; Ramiro Funes Mori, que marcaba el gol de River y cometía el increíble error que permitió el empate de los bahienses, demostraba que para él la bipolaridad no tiene secretos. Mientras tanto, y como si fuera un cover del milagro de Jesús con los panes y los peces, en los medios se multiplican los panqueques. En Intragables ya piden el helicóptero para Gallardo.

20 de noviembre Primera semifinal por la Copa Sudamerica ante Boca: 0-0 en la Bombonera. Del fútbol champagne se pasó al fútbol vino sin soda: porque este River pega más, pega más. Ponzio se lució en su nuevo rol de marcador ninja, preparado incluso para abrazarse a Gago o Meli y detonar su cinturón de explosivos. Y para el fútbol bien jugado, la Doctrina Pasman y a otra cosa.

23 de noviembre Justo en medio de la serie con Boca, viene a caer el partido decisivo del torneo local, con Racing en Avellaneda. Fue 0-1 con un gol en contra insólito, el día en que River presentó un equipo con jugadores pedidos al 2020, algunos tan verdes que, cuanto mucho, tal vez tengan un gran pasado mañana. Se perdió el liderazgo del torneo aunque, si me permiten, creo que el liderazgo se perdió en el empate insólito con Olimpo, uno de los peores equipos del certamen. Y sí: como afirmaba Wimpi, la ilusión no es un pagaré.

27 de noviembre Revancha con Boca por la Copa Sudamericana, 1-0 en el Monumental y ¡que viva el fútbol, Pisculichi! Victoria histórica tras un penal en contra a los 20 segundos (!) provocado una vez más por Rojas, que no se pierde ni una de las macanas grandes, aunque otra vez, como en el caso del inolvidable penal de Saja que detuviera Chichizola en el torneo anterior, lo salvó el arquero. Barovero desvía el remate del Puma Gigliotti, quien en el entretiempo barajó la idea de pedir asilo en el Consulado de Ganímedes en el Cerro Uritorco, para así huir del VIP del cadalso boquense. Es que Gigliotti ama el gol, pero es un amor no correspondido.

30 de noviembre ¿Todavía hay que seguir jugando el torneo local, con esta adrenalina? Así parece. Tras un primer tiempo flojo con los suplentes, entran Sánchez y Cavenaghi y es 3-2 a Banfield en el Monumental. Dos goles del pecetero de Cavenaghi (pecetero, no pesetero, le gusta el morfi más que la guita, muchachos).

3 de diciembre Primera final de la Copa Sudamericana, en Medellín, ante Atlético Nacional: 1-1 tras un primer tiempo flojo y un segundo tiempo mucho mejor, nuevo gol de Pisculichi mediante. El engache hace recordar la vieja frase de Ángel Labruna: "los campeonatos se ganan antes de empezar, cuando se hacen las contrataciones". Se impone la pregunta: ¿por fin harán las paces River y su viejo enemigo, el éxito en las copas internacionales?

10 de diciembre ¡Campeones! ¡Invictos! ¡Primer trofeo internacional en 17 años! Fue un 2-0 en el Monumental a Atlético Nacional de Medellín. Los que vienen por los carteles de "Perdón Muñeco por No Creer Cuando Llegaste" formen fila a la derecha, por favor. La victoria arriba con dos goles de cabeza de los defensores Mercado y Pezzella tras sendos centros de Pisculichi, pero ojo que River bien podría haberse puesto en ventaja antes,y con goles resultado de de fútbol bien jugado, si Teo Gutiérrez hubiera estado más preciso y el arquero Armani un poco menos inspirado. ¿Fútbol ofensivo, toque y además goles de pelota parada? El River del Muñeco, La Gallina Mecánica, vendría a ser un caso de bilardismo pero con derechos humanos.

14 de diciembre No muy lucida victoria 1-0 de visitante sobre Quilmes. golazo de Sánchez tras un cambio de frente de Ponzio que hace que le perdonemos todos los malos pases que dio desde que jugaba con el padre en el patio de la casa. Campeón Racing, sin (?), otro que festejó este año, como Huracán ganador de la Copa Argentina y reciente ascendido a Primera, como Independiente regesado a la categoría máxima y animador del certamen, como San Lorenzo ganador de la Copa Libertadores, si, también sin (?). O sea, festejaron todos los grandes menos Boca. Bueno, ojo, muy meritorio llegar a la semifinal de la Copa Sudamericana y ser eliminado por el luego campeón por un solo gol de diferencia...

 

Volver al inicio

¿Hay algo que quieras decirnos al respecto de esta página? Clic aquí.