Búsqueda personalizada

 

La primera página de Internet con sabor a frutos del bosque: por favor, lama aquí
* * * * * * * * * CINE BRAILLE * * * * * * * * *
* * * * * 2016 Año I de la Revolución de la Alegría * * * * *

* * * * * * * * * * LAS RECOMENDADAS DEL ARCHIVO DE CINE BRAILLE - DICIEMBRE DE 2016 * * * * * ** * * *
BAILAR SOBRE ARQUITECTURA: HONESTIDAD BRUTAL Y ZAPATOS DE GOMA (Diciembre de 2013) PAPELITOS DEL PENSAMIENTO, COSECHA 2011 (Diciembre de 2011) DOS MOSCAS EN LA MADRUGADA (Enero de 2009) LA CACERÍA DE LOS ENEMIGOS PÚBLICOS (Febrero de 2008)
* * * * * * * * * * * * PERO ¿QUIÉNES SOMOS LOS QUE HACEMOS CINE BRAILLE? * * * * * * * * * * * *

TRUCO PARA FILME O SERIE DE CIENCIA FICCIÓN DEL SIGLO XXI Estuve siguiendo Westworld, la serie de HBO cuya primera temporada culminó el domingo pasado. Ya había escrito algo sobre ella hace unas semanas, cuando comenzó, bajo la forma de una receta de cocina: módico chiste sugerido por la cantidad de citas directas e indirectas a otras obras, casi como ingredientes de un plato a los que había que saber combinar. Hoy se me ocurrió destacar un truco que es común a muchas narraciones audiovisuales de esta época, y que ayuda a darles densidad conceptual. Que esa densidad a veces sea apenas aparente es la razón por la que hablo de truco.
Éste es la antiquísima idea de que la realidad es sólo una apariencia, detrás de la cual acechan seres malévolos. Formulada así, parece algo demasiado general: puede ser aplicada a la resolución de un enigma policial, al descubrimiento de un complot orquestado por agentes enemigos o a la revelación de que uno está en pareja con un ser execrable. Hay que aclarar entonces que me refiero al entramado mismo de la realidada la condición de simulacro o representación del nivel más fundamental de lo que entendemos por realidad. A personajes que toman por realidad lo que en verdad es un sueño inducido o dirigido: hablo de los humanos esclavizados por máquinas en Matrix, de los replicantes que no saben que lo son en Blade Runner, de los sueños anidados en sueños en Inception, del protagonista inconsciente de un reality show en The Truman Show, del agente de una corporación marciana que se crea una falsa vida que termina imponiéndose a la anterior en El vengador del futuro, de los muertos que desconocen su condición de tales en Lost o Sexto sentido, de los anfitriones que ignoran su condición de meros androides en Westworld.
El atractivo intelectual de esta idea es, por un lado, su larga historia en el campo de la filosofía, la religión y el arte: sin esfuerzo evoca a Platón, al budismo, al gnosticismo, al situacionismo, a la Noche 602 de Las Mil y Una Noches, a la segunda parte del Quijote, a la representación dentro de la representación en Hamlet, a Alicia en el país de las maravillas, a la serie Jerry dentro de la serie Seinfeld. Por otro, la facilidad con que la idea de la realidad como simulacro resuena como clave de lectura política, económica, filosófica, metafísica, estética: en especial en esta época que, de tan desconfiada en la verdad oficial, confía en cualquier rumor. La paranoia se ha convertido en la herramienta de interpretación por omisión. Y por último, la facilidad con que el espectador absobe el cuestionamiento que presencia y lo aplica a sí mismo, por vía de la identificación: ¿qué parte de mi realidad es un engaño? ¿Mi vida familiar? ¿Mi vida laboral? ¿Mi vida sentimental? ¿Mis creencias políticas o religiosas?
El truco mencionado está reforzado en Westworld por una idea muy similar, casi una modulación apenas diferente de la misma idea: la de laberinto, the Maze. Porque todo laberinto es una forma de orden destinada a extraviar, a engañar, a ocultar. Vencerlo es encontrarse a uno mismo: algo que es cierto en Westworld de un modo literal.
Una cuestión adicional que quisiera subrayar de Westworld, antes de relegarla al olvido hasta el comienzo de la segunda temporada, es el poder evocativo de los nombres elegidos para los personajes. El de Dolores, sólo evidente para los que conozcan el castellano. El de Ford, el emprendendor por antonomasia. El del Hombre de Negro, un claro homenaje doble a El Hombre Sin Nombre de las películas de Sergio Leone y al androide de la Westworld original, la de Yul Brynner. El de Bernard Lowe como anagrama de otro nombre importante en la trama, que tal vez no convenga aclarar [06-12-16]

ALFAJORES DE LANGOSTINOS Hoy les ofrecemos una nueva entrega de esta sección de la página, dedicada a los chismes más sustanciosos que nuestros cronistas recogieron la pasada semana en Mar del Plata. Vaya también nuestro recuerdo y homenaje a la inspiradora de estas líneas, la muy añeja sección Dialoguitos en el Asfalto de la página deportiva de La Razón.
"¿Así que vino para desenchufarse, señor intendente? Y dígame ¿para cuándo la enderezamos?". "Calma, joven, ya se sabe que para encontrarse, primero hay que perderse".
(Así le respondía a Zulma Lobato el intendente Carlos Arroyo en la noche del sábado, en un intervalo del show acústico de Guns 'n' Roses en la Plaza del Agua).
"Qué año difícil este, los músculos que estamos sacando de tanto remar en dulce de leche". "Qué te parece. Igual, acordate de lo que decía Nietzsche, 'lo que no te destruye, te fortalece'". "Es una buena frase pero ¿sabés qué me hace dudar? Que su autor pasó los últimos diez años de su vida en un manicomio".
(Así charlaban dos emprendedores locales el martes por la tarde, mientras asaban un roedor en una cueva de la Barranca de los Lobos).
"Tengo una idea para una novela o película, pero yo no la puedo escribir porque no me sale". "Contame y vemos". "Es una idea tipo Tron, nada más que dentro de una máquina para votar, el voto electrónico y todo eso. Sería una batalla entre los hackers que quieren hacer fraude y los que lo quieren evitar, bien de actualidad". "Igual creo que llegaste tarde. De todos modos, te doy un consejo: Luis Majul te puede alquilar los mil monos que le escriben sus libros, después te paso el contacto si querés". "Copado. Ya tenía el título y todo: '¿Sueñan las máquinas de votar con candidatos eléctricos?'".
(Uno de nuestros cronistas fue testigo de esta conversación entre Adrián Suar y Steven Spielberg, el mediodía del miércoles pasado, en el baño de los cines del Paseo Aldrey).
"Ya se ven lo primeros brotes verdes del segundo semestre: es impresionante el boom que vive la actividad del reciclaje de residuos, que otros llaman los cartoneros". "Coincido. ¿Qué andás haciendo por acá?" "Vine a vender ideas para los billetes, una vez que se agoten los animales autóctonos. Con esta inflación, en cualquier momento tenemos que hacer lugar para un lobizón, un curupí o un nahuelito".
(Así conversaban los emprendedores Marcos y Juan - en la imagen de la derecha - en ocasión del Congreso de Economistas Argentinos que se celebró este fin de semana en el Casino) [27-11-16]

CINEMAR 2016 Del 18 al 27 de noviembre de 2016 se celebró el XXXI Festival de Cine de Mar del Plata, y CINE BRAILLE insiste en contarlo como nadie le pidió, como ya sucediera con las ediciones de 2003, 2005, 2006, 2007, 2011, 2014 y 2015. El eventual y acaso inexistente lector de estas líneas no encontrará aquí una cobertura profesional sino impresiones acerca de las siete u ocho películas que pude llegar a ver y algunos datos sueltos que pueden ser útiles. O no. (Para coberturas, la del sitio hermano Cinefania). Como suele decir mi viejo, si gusta, es su casa (Continúa aquí) [27-11-16]

FIDEL CASTRO, 1926-2016 Cuatrocientos años de historia de Cuba como colonia española, y medio siglo como protectorado de Estados Unidos. Los recursos limitados de una isla tropical. El culto romántico de la violencia, que podés rastrear desde la Ilíada hasta las historias de los frontsoldaten de la Gran Guerra, de los voluntarios republicanos de la Guerra Civil Española o de la Resistencia al Tercer Reich. Los negocios de los mafiosos ítalonorteamericanos y las corporaciones multinacionales con la dictadura de Fulgencio Batista. La debilidad de la tradición democrática en Cuba. El bloqueo norteamericano, al que casi todas las naciones iberoamericanas adhirieron durante décadas. Medio siglo de sabotajes y acciones encubiertas de la CIA. Una oposición dirigida por enemigos mortales, antes que por adversarios. Los compromisos derivados de una alianza inevitable con la Unión Soviética. La desintegración del bloque soviético a partir de 1989. La herencia racista, machista y homofóbica de la dominación española. La dinámica de toda Revolución: dar un paso para avanzar, o retroceder para mantener las conquistas. Los problemas de un movimiento nacido como fuerza armada irregular para adaptarse a la tarea de gobernar una nación. Las dificultades para discutir errores de la cúpula en una estructura vertical. La ausencia de estímulo a la iniciativa individual en una economía dirigida por comités estatales. La inconsistencia de contar con generaciones de personas bien alimentadas y bien educadas pero que carecen de perspectivas de crecimiento acordes a su formación. La incapacidad de todas las otras naciones iberoamericanas, y aún de algunas desarrolladas, para crear un sistema de salud comparable al cubano. El atractivo de los símbolos de la sociedad de consumo, en especial si no hay manera de acceder a ellos. Las dificultades para ensayar un cambio de rumbo sin provocar una catástrofe social en la transición. El peso de la responsabilidad de tener que tomar una decisión acerca del destino de millones de personas. La naturaleza humana, contradictoria y conflictiva. Mientras uno no sea capaz de valorar en su justa medida todos los aspectos de esta enumeración, creo que conviene abstenerse de formular un juicio terminante y definitivo acerca de Fidel Castro [26-11-16]

LA SELECCIÓN EN LA BOMBONERA Un claro síntoma de que una selección argentina de fútbol perdió el GPS es que se empieza a hablar de dejar de jugar en el Estadio Monumental, el escenario más grande del país y, por fuerza de la historia, el estadio icónico de la selección. (Ganamos nuestro primer Mundial ahí, fin de toda discusión, y para siempre). Ya pasó en época de Diego Maradona como entrenador: fuimos a jugar con Brasil en Rosario (y perdimos). Ya pasó en parte de la anterior eliminatoria, antes de que Alejandro Sabella enderezara el rumbo. Y vuelve a pasar ahora con el Patón Bauza.
Mi crítica no es a la cancha de Boca en sí, sino al recurso casi mágico al estadio que no tiembla, late. Como si un equipo que no tiene personalidad ni fútbol para imponerse en la supuestamente fría cancha de River fuera capaz de sobrellevar el aliento de la Bombonera mejor que el rival o los árbitros. (¿O nunca vieron equipos que se paralizan cuando juegan de locales cuando las cosas tardan en salirle?). Boca viene de quedar eliminado en la pasada Copa Libertadores tras perder en su cancha con ¡Independiente del Valle! Y por cierto, la única vez que la selección argentina fracasó en el intento de clasificar a una Copa del Mundo, fue en cancha de Boca, en 1969 y contra Perú. Ya que quieren hacer sentir la localía ¿por qué no juegan en cancha de San Telmo en la Isla Maciel?
Por otro lado, en las tribunas de los partidos de eliminatorias hay muchas entradas de favor, canjes por publicidad para la selección y arreglos por el estilo. El público futbolero, el que hace sentir la localía, no va a la cancha esos partidos. Basta con ver los paneos de la TV en las tribunas: la gente que va a ver a la selección parece el público de Justin Bieber. Y eso, me temo, no va a cambiar con la cancha elegida. Probablemente encarrilemos la clasificación, al menos para llegar al repechaje con algún equipo insólito de Oceanía, Nueva Zelandia o sino Islas Salomón. Y probablemente lo haremos porque tenemos a Messi, por el resto de orgullo de tipos como Mascherano o Funes Mori o Pratto, y porque casi todos los rivales padecen más o menos las mismas flaquezas que nosotros. Pero permítanme dudar de que el eventual mérito sea haber cambiado el barrio de Núñez por La Boca [20-11-16]

2016 Noventa mil millones de dólares de deuda más para financiar la Revolución de la Alegria de una economía estancada, con caída del salario real, duplicación del desempleo y cierre de empresas. Una década de avances en ciencia y técnica tirada a la basura en meses. YPF perdiendo millones. El pago a los fondos buitres de más dinero que el reclamado. El futuro de las jubilaciones y pensiones comprometido. La Justicia en manos de un empresario del juego y presidente de Boca. ¡Y que además usa esas camisas! Lo que queda del programa de obra pública, a merced de personeros de Mauricio Macri como Nicolás Caputo y Ángelo Calcaterra. Un discurso anticorrupción que tropieza con bolsos de dinero sin declarar en la misma noche de la victoria electoral de la fórmula presidencial de Cambiemos. El reclamo por la soberanía en las Islas Malvinas, comprometido para sostener la fallida candidatura de la canciller Malcorra a la secretaría general de las Naciones Unidas. Las garantías del debido proceso suspendidas en Jujuy si sos partidario de Milagro Sala. El ascenso de los discursos xenófobos y punitivistas como válvula de escape del fracaso de la política económica. Las espantosas perspectivas de que de este fracaso colectivo sólo se pueda salir después de un derrumbe muy doloroso e indeseable. El proceso de paz en Colombia en un paréntesis. Venezuela al borde del abismo. México en llamas. El golpe parlamentario de los corruptos en Brasil, que derroca a una presidenta de honestidad incuestionable con argumentos meramente formales. España a merced de la misma camarilla de siempre. Siria envuelta en una guerra civil tan cruel como toda guerra civil. La Unión Europea, herida de muerte por veinte años de sumisión al poder económico globalizado que culminaron en el Brexit. El arsenal nuclear de Estados Unidos en manos de un bufón. Murió Umberto Eco. Murieron David Bowie, George Martin, Prince y Leonard Cohen. Murieron Horacio Salgán, Raúl Garello, Mariano Mores y Hugo González Neira. Charly García enfermo y con problemas de dinero. Murió el Mariscal Perfumo. Murió el Gordo Mesa. Víctor Hugo y Dolina estuvieron a punto de quedarse sin radio. La AFA paralizada, tironeada entre los incapaces y corruptos de costumbre y los escuderos de los negocios oscuros del macrismo. Una Copa América perdida en el único partido en serio que tocó jugar. Una clasificación a la Copa del Mundo de Rusia 2018 convertida en una catástrofe en cámara lenta, muy parecida al descenso de River en 2011. La antorcha del ideal riverplatense, pasando de las manos de Teo Gutiérrez y Rojas a las del Negro Sánchez y Alario, para terminar en las de Bertolo, donde se apagó. Un invierno muy largo, frío, nublado y triste. La certeza de que, dentro de cinco mil millones de años, ni siquera el suelo que algún día cobijará nuestros huesos existirá, porque el Sol moribundo de entonces vaporizará la brasita muerta y olvidada que entonces será la Tierra. Por todo esto y por todo lo que no entró en este resumen apurado y amargo, quien sobreviva a este 2016 tiene todo el derecho a contarlo con orgullo [12-11-16]

ARCHIVO DE ENTRADAS

Enero 2005
Febrero 2005
Marzo 2005
Abril 2005
Mayo 2005
Junio 2005
Julio 2005
Agosto 2005
Setiembre 2005
Octubre 2005
Noviembre 2005
Diciembre 2005
Enero 2006
Febrero 2006
Marzo 2006
Abril 2006
Mayo 2006
Junio 2006
Julio 2006
Agosto 2006
Setiembre 2006
Octubre 2006
Noviembre 2006
Diciembre 2006
Enero 2007
Febrero 2007
Marzo 2007

Abril 2007
Mayo 2007
Junio 2007

Julio 2007
Agosto 2007
Setiembre 2007

Octubre 2007
Noviembre 2007
Diciembre 2007

Enero 2008
Febrero 2008
Marzo 2008
Abril 2008
Mayo 2008
Junio 2008
Julio 2008
Agosto 2008
Setiembre 2008
Octubre 2008
Noviembre 2008
Diciembre 2008
Enero 2009
Febrero 2009
Marzo 2009
Abril 2009
Mayo 2009
Junio 2009
Julio 2009
Agosto 2009
Setiembre 2009
Octubre 2009
Noviembre 2009
Diciembre 2009

Enero 2010
Febrero 2010

Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Setiembre 2010
Octubre 2010
Noviembre 2010
Diciembre 2010

Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
Julio 2011
Agosto 2011
Setiembre 2011

Octubre 2011
Noviembre 2011
Diciembre 2011
Enero 2012
Febrero 2012
Marzo 2012
Abril 2012
Mayo 2012
Junio 2012

Julio 2012
Agosto 2012
Setiembre 2012
Octubre 2012
Noviembre 2012
Diciembre 2012
Enero 2013
Febrero 2013
Marzo 2013

Abril 2013
Mayo 2013
Junio 2013
Julio 2013
Agosto 2013
Setiembre 2013
Octubre 2013
Noviembre 2013
Diciembre 2013

Enero 2014
Febrero 2014
Marzo 2014
Abril 2014
Mayo 2014
Junio 2014
Julio 2014
Agosto 2014
Setiembre 2014
Octubre 2014

Noviembre 2014
Diciembre 2014
Enero 2015
Febrero 2015
Marzo 2015
Abril 2015
Mayo 2015
Junio 2015
Julio 2015
Agosto 2015
Setiembre 2015
Octubre 2015
Noviembre 2015
Diciembre 2015

Enero 2016
Febrero 2016
Marzo 2016
Abril 2016
Mayo 2016
Junio 2016
Julio 2016
Agosto 2016
Setiembre 2016
Octubre 2016
Noviembre 2016
Diciembre 2016

Búsqueda personalizada
Archivo de Notas
Notas sobre temas históricos Notas sobre deportes
Notas sobre literatura y medios gráficos ¡Mondongo a Polonia!
Notas sobre cine y TV Los Hechos del Apóstol Catódico
Notas sobre rock Descalificaciones y spam: cinebraille@yahoo.com.ar

VÍNCULOS PIOLAS, o cómo salir de esta página de cuarta con un solo clic Blog de Abel / El Blog de Jorge Costigliolo / Chequeado / Cinefanía / Congreso Abierto / El Corunio / Il Corvino / Cuento Chino / Deshonestidad Intelectual / El Espectador Imaginario / El Mundo Today / Archivo de Expreso Imaginario / Hache (Realidad Argentina) / John Hawks / Un Hornero / Los Huevos y las Ideas / Jayarava / Lenin y Vos / Mágicas Ruinas / Matemos a las Ballenas / No entiendo nada / Nunca es mucho / Arturo Pérez Reverte / El Poema del Momento / Radio CAFF / The Onion / O qué / Plano Secuencia / Proyecto Anecdotario / Revista Ajo / Revista Anfibia / Revista Barcelona / Revista Dale / Revista Orsai / Rock.com.ar / Rodrigo Estudia Derecho / Daniel Santoro / Ser Escritor / Shakespeer / Taibblog / Televicio Webzine / Tostão / La Venganza Será Terrible (Archivo) / Wu Ming