Terror Universal
E mail Nombre

Seccion: Películas (Lecturas: 358135)
Fecha de publicación: Noviembre de 2006

Cine italiano de caníbales: en la selva nadie oirá tus gritos

A todos aquellos de estómago fuerte y gusto por lo bizarro, invitamos a hojear este imprescindible dossier del ciclo de terror caníbal italiano (no incluye recetas).

Página 1Página 2Página 3Página 4Página 5Página 6Página 7 • Página 8 •

Lucio Lagioia



Bookmark and Share

INFERNO EN DIRETTA

(Infierno en Directo, Ruggero Deodato, 1985). AKA: Cut and Run, Straight to Hell, Amazon: Savage Adventure. Producción: Italia.

Una arriesgada periodista estrella norteamericana (Lisa Blount) y su cameraman (Leonard Mann) viajan al Amazonas para indagar acerca de la desaparición del hijo del dueño de la importante cadena de tv para la que trabajan. Ya en la selva, vivirán un autentico infierno, situándose en medio de un sanguinario combate entre dos bandas de narcotraficantes. La más salvaje, es comandada por el ex Coronel Brian Horne, veterano de Vietnam y fanático místico (Richard Lynch) y su bestial lacayo (Michael Berryman) junto a decenas de salvajes aborígenes.

Me vi tentado a comentar este film, a pesar de no pertenecer al género de caníbales en la selva. Sucede que el film tiene varias características del género y considero que será de mucho agrado para quienes gusten de el. Especialmente, debido a la extrema brutalidad del film.

La complicada gestación de Infierno en Directo fue la siguiente: el productor Alessandro Fracassi buscaba hacer un policial dirigido por su amigo Wes Craven que se titulara Marimba. Luego de dos meses de pre-producción, tras desacuerdos con el productor, Wes Craven abandonó el proyecto, el cual fue retomado por Deodato. De acuerdo con el director, Fracassi quería hacer Holocausto Caníbal 2, mientras que él no tenía esa intención en absoluto. De acuerdo con Dardano Sachetti (uno de los guionistas del film), Deodato quería hacer un film al estilo documental de Holocausto Caníbal; Cesare Frugoni (el otro guionista) buscaba plasmar implicancias personales y exponer relaciones de poder. Y el propio Sacchetti, buscaba hacer un film de aventuras…

Lo cierto es que el resultado final fue una mezcla divertida y ultraviolenta de todo lo mencionado, con elementos de los films de caníbales en la selva tales como la figura de los periodistas que darían la vida por una primicia (al estilo Holocausto Caníbal, sin llegar al delito), la presencia de salvajes y sanguinarios aborígenes, la ambientación selvática (ahora, Venezuela) y la presencia de violencia sexual y gore extremo. Solo faltó el canibalismo y la violencia de y contra animales… Infierno en Directo se benefició de una importante producción, mayor de lo habitual, y de un reparto interesantísimo y querible para los fans del cine de terror made in Usa y del cine de género italiano: Richard Lynch, Michael Berryman, Karen Black, John Steiner, Gabriele Tinti, Leonard Mann…

Pero, especialmente, lo que se disfruta en el film es la mano hábil de Deodato, perfectamente capaz de estimular al espectador tanto desde el punto de vista de la acción trepidante como de la truculencia más impactante.

Como es habitual en el cine italiano, en Infierno en Directo se buscó impactar visualmente al espectador, bombardeándolo con violentos movimientos de cámara, una trepidante edición, una banda sonora potente y con muchísimo ritmo (cortesía del ex Goblin Claudio Simonetti), mucha acción y escenas gore explícitas y sádicas. El guión y los diálogos no importaron demasiado y estaban claramente para rellenar la acción.

Así, pareciera que lo que se busca es que el espectador disfrute y se divierta con las muertes (como lo hace el director filmándolas), que las aplauda y las vitoree y no que las rechace. En el cine italiano, la muerte y el sufrimiento es un sádico y apasionante show.

Lo que acaba sucediendo en este tipo de cine, es la fetichización de las inolvidables escenas, transformadas en iconos para los fans. Así, se suele referirse a los films como "el de la escena del ojo" (por Zombi 2 de Lucio Fulci), "el del tipo que se come a si mismo" (por Antropophagous, de Aristide Masacessi alias Joe D´Amato) "el de la mujer colgada de las tetas" (por Cannibal Ferox, de Umberto Lenzi) o "el del empalamiento" (por Holocausto Caníbal). El cine italiano es un cine de imágenes y emociones, no de diálogos complejos. Se cuenta con la imagen, con miradas y símbolos, no con la palabra. He aquí la fascinación que produce en algunos o el rechazo que produce en otros, a los cuales la gramática de estos films les resulta incomprensible y fastidiosa.

Así, Infierno en Directo resulta un autentico catálogo de escenas brutales y, algunas de ellas, nunca vistas:

-El ataque inicial de las aborígenes al mando de Richard Lynch. Durante el mismo, Deodato ofrece una trepidante catarata de salvajismo, excelentemente filmada. Así, ocurren tiroteos, empalamientos, machetazos en plena cara y una de las mejores escenas del film: para violar a un par de chicas, los aborígenes ¡les clavan las piernas al suelo con puñales!. No contento con esto, Michael Berryman las decapita a machetazo limpio.

-El segundo ataque de los aborígenes: Aun más bestial que el anterior. Se suceden vientres atravesados por machetes, destripamientos en tremendos primeros planos y una decapitación muy lograda. Cuando los periodistas arriban al lugar, vemos decenas de cadáveres descuartizados y devorados por cuervos y buitres. Unos de ellos, picoteando directamente sobre el pecho de muerto… y no es un muñeco.

-El narcotraficante interpretado por John Steiner es atrapado en una trampa indígena: atadas sus piernas con sogas a un árbol y estacados sus brazos al suelo. Cuando la soga se tensa… el pobre es destrozado por la mitad, desparramando todos sus órganos. Los excelentes fx del film fueron realizados por los habituales Paolo Ricci y Maurizio Trani.

Merece la pena destacar el breve pero logrado papel de Richard Lynch el cual nos hace recordar al Coronel Walter Kurtz interpretado por Marlon Brando en Apocalypse Now (1979). En los pocos minutos que aparece, Lynch se roba la película. Realmente hubiese sido interesante que su notable personaje durase mas tiempo en pantalla.

¿Defectos?, si los hay… mientras que los mencionados actores cumplen con creces sus papeles, algunos otros (Willie Aames y Richard Bright) sobreactúan horriblemente. Bright, incluso, no podía contener su problema de alcoholismo el cual le impedía interpretar de manera decente, lo que generó la ira de Deodato.

Un dato interesante: la actriz Valentina Forte (Ana, en el film) era la novia de Deodato, por aquel entonces. Deodato dijo que, en ese tiempo, estaba "muy enamorado de ella", lo que no le impidió hacer que la chica fuese golpeada, abusada sexualmente y asesinada en el film.

Durante décadas, la película no pudo verse en todo su esplendor sangriento, al menos fuera de Italia. Resulta que Deodato armó dos versiones: una, hiperviolenta, para Italia, titulada Inferno en Diretta. La otra, sin casi una gota de sangre, para el resto del mundo, titulada generalmente como Cut and Run. Recién la edición en dvd de Anchor Bay le permitió al resto del mundo visualizar el film en su integridad.

Infierno en Directo generó un nuevo interés del público y de los productores por hacer cine violento en contexto selvático y tribal. Debido a ello tuvieron lugar dos nuevas producciones del género, ahora ya en estado de evidente mutación.

NUDO E SELVAGGIO

(Desnudo y Salvaje, Michele Massimo Tarantini, 1985, AKA: Cannibal Ferox 2-Massacre in Dinosaur Valley-A Baixada dos Dinosauros-Perdidos no Vale dos Dinosauros- Stranded in Dinosaur Valley). Producción: Italia-Brasil.

Como dijimos antes, el género de caníbales en la selva estaba mutando, y el argumento de Desnudo y Salvaje es un ejemplo: Kevin Hall (Michael Sopkiw, el único actor mas o menos conocido del film, el resto son casi todos brasileños por mi ignotos) es un aventurero buscador de huesos de dinosaurios (!) que viaja al Amazonas para tal fin. Allí se encuentra con un divertido y delirante grupo de personas con las que formará parte de una expedición. Sus compañeros son: un antropólogo, su bella hija, un fotógrafo de modelos con sus dos bellísimas modelos femeninas (una rubia y otra morocha, para disfrute del publico masculino) y un veterano de Vietnam junto a su desagradable y borracha mujer. Tras un accidente de avión, caerán en medio de la selva y serán perseguidos por una tribu de caníbales y por un traficante de esmeraldas que mantiene esclavizados a varios lugareños. La selva también les deparará sorpresas naturales muy poco gratas.

Desnudo y Salvaje es en verdad un film de aventuras con tan solo una escena de canibalismo, eso si, muy lograda. El resto del film son aventuras ultraviolentas y erotismo descarado a mas no poder, lo cual configura un divertido film, aunque tremendamente inferior a sus precedentes.

El director Michele Massimo Tarantini (primo de Sergio Martino- es que en el cine de género italiano todo quedaba en familia y entre amigos) venía de dirigir una profusa cantidad de burdas comedias eróticas picarescas italianas hasta que cambió de género a mediados de los 80’, subiéndose a explotations varias como el género de Women in Prision o los films post Conan. De hecho, la primer parte del film es una comedia aventurera por momentos ridícula y pasablemente graciosa. Sopkiw interpreta a una mezcla de Indiana Jones con Trinity, el célebre personaje de la mezcla de Spaghetti Western y comedia interpretado por Mario Girotti, mas conocido como Terence Hill. Sopkiw hace caras de galán (al menos lo intenta), corteja y se acuesta con bellas muchachas luego de trompearse con brasileños gigantescos en escenas de luchas de bar propias de los film de Trinity. Durante todo el film, Tarantini no puede evitar las típicas situaciones de voyuerismo tan habituales en las comedias picarescas italianas, mostrando infinidad de escenas de hombres espiando a bellas mujeres cuando se bañan, viajan en micro o descansan en medio de la selva. Aun cuando estan en medio del peligro, el veterano de Vietnam regocija su vista con las bellas muchachas del film, las cuales tienen la ropa estratégicamente rota, dejando al descubierto sus partes mas interesantes. Si bien estas escenas son agradables para la vista del público masculino, terminan volviéndose tan absurdas que acaban dando risa.

Es que el film por momentos realmente da risa. Los diálogos graciosamente ridículos, las actuaciones exageradas, los grotescos personajes, las situaciones delirantes y absurdas y los profusos desnudos y escenas de sexo, crean un cóctel que genera una comicidad involuntaria. La escena de la caída del avión es increíblemente mala, ya que resulta evidente que es un avión de miniatura deslizándose por el suelo y chocando contra ramitas y charquitos de agua.

A pesar de tanta ridiculez y comicidad absurda, la película contiene variadas escenas gore para amenizar la función, las cuales (aquí no digo "las mejores", porque en verdad tampoco abundan demasiado) son:

-Los resultados de la caída del avión. Una de las modelos acaba con su rostro bastante maltrecho.

-El estado calamitoso en que queda la pierna del fotógrafo tras los mordiscos de pirañas. A pesar del buen fx, el director eligió no mostrar con detalle la pierna herida, siendo esto para mi un defecto.

-La muerte del veterano de guerra: tras dejar morir a su mujer en una arenas movedizas, el veterano es fusilado a cerbatanazos. Su corazón será arrancado y devorado por el jefe de la tribu, en la única escena de canibalismo y la mas gore del film.

-La muerte de la modelo rubia, acribillada lenta y sádicamente a balazos por parte de China, el cruel esclavista y traficante de esmeraldas.

Luego de un ritual de sacrificio humano frustrado a escopetazo limpio y tras escapar de las redes que les tienden (literalmente) los caníbales. Los sobrevivientes caen en manos de los traficantes. En el campamento, se dan lugar escenas típicas de los films WIP, con lesbianismo forzado, violaciones, golpizas, burlas y sadismo cortesía de China y su amante negra. Como verán, Tarantini mezcla géneros que da gusto. Pero eso no es todo, amigos; al final tendremos fuga y masacre de prisioneros, explosiones y Sopkiw luchando mano a mano con China en un duelo delirantemente divertido propio del Spaghetti Western. En la mejor escena del film, Sopkiw ataca a lanzazos a China, quien responde a balazos, hasta que le queda una sola bala. Herido, Sopkiw le arroja una enorme víbora a pocos centímetros suyos y lo condena a una elección: si le dispara a la víbora, el lo ensartará de un lanzazo; si le dispara a el, la víbora lo picará. China elige la víbora, y como consecuencia es empalado en cámara lenta de un certero lanzazo.

Desnudo y Salvaje es un film simpático y agradable que debe ser visto sin demasiadas pretensiones ni exigencias. Ahora bien, los que esperen un film serio y dramático o los que busquen un brutal y horripilante film de Caníbales en la Selva al estilo de Holocausto Caníbal o Canníbal Ferox, se verán enormemente decepcionados.

Actualidad del Cine de Caníbales

Tras 18 años sin realizarse ningún film de Caníbales en la Selva, parecía que no se volvería a realizarse ninguno. El nuevo milenio recibía a una industria cinematográfica italiana apabullantemente disminuida y casi totalmente cooptada por productos televisivos y cinematográficos generalmente de carácter light y mainstream. Tanto la corriente "artística" (entre infinitas comillas) con actores (Gassmann, Mastroiani, etc) y directores (Fellini, De Sica, Bertolucci, etc) estimados y reconocidos por los críticos también "reconocidos", como la masiva industria exploitation y las entusiastas productoras de cine de géneros tales como acción, suspenso, terror, aventuras, etc, casi desaparecieron del mapa.

Con respecto al cine de terror, aventuras, etc; los cambios de los gustos de la masa del gran público (mas adepto actualmente a los espectáculos de fx computarizados que a la violencia y sadismo sanguinario), la desaparición de la mayoría de las productoras independientes, la falta surgimiento de nuevos directores y la imposibilidad de explotar y/o competir con los nuevos productos del exterior, hicieron que los géneros italianos por excelencia, desaparecieran. Italia quedó muy desfasada con respecto a tecnología e infraestructura. Imagínense a los italianos compitiendo con El Señor de los Anillos, o con Harry Potter... Los nuevos films basados en altísima y carísima tecnología computarizada se hicieron imposibles de recrear o reelaborar para los productores italianos. Inclusive, a ellos y a los distribuidores les cuesta mas barato importar films de segura rentabilidad que producirlos y arriesgarse. Debido a todas esas causas, los dos films de caníbales de Bruno Mattei rodados en el 2003 sorprendieron enormemente, como también lo hizo el deseo manifiesto de Ruggero Deodato de hacer un nuevo film del género.

Al director Bruno Mattei (aquí con el seudónimo de Martin Miller) la crisis del cine italiano parece haberle afectado bastante menos que a otros colegas suyos. Si bien a partir de los 90’ filmó mucho menos y con mayores intervalos que durante los 80’, no puede decirse que no haya tenido trabajo, tal como sus 9 films filmados entre 1990 y 1999 lo atestiguan. Ahora bien, el nuevo milenio parece ser muy fructífero para Mattei, ya que en entre el 2001 y el 2005, filmó... ¡9 películas!. O sea que, en 5 años, filmó la misma suma de films que en la década pasada. Sin duda, Mattei es un caso actual único.

Su nueva producción (con el bajo presupuesto habitual), se encuentra destinada al mercado del dvd y del video sin pasar por la gran pantalla, salvo al menos en los casos de los films de caníbales, que se proyectaron en varios festivales. Incluso, algunas fuentes afirman que Mondo Cannibale se proyectó en Cannes (¡!). Ambos films de caníbales se filmaron en formato de video con una calidad visual realmente buena, aunque inevitablemente inferior al fílmico.

El genero de caníbales en la selva era absolutamente el único que le quedaba por filmar al veterano director. Su extensa carrera se caracterizó por la explotación sistemática de todos los géneros de moda del momento. Mattei hizo Nazi Explotations (KZ9: Lager di Exterminio, 1977), Exploitations de Monjas (La Vera Storia della Monaca de Monza, 1981), Mondos (Sesso Perverso, Mondo Violento, 1980), films de Zombies Caníbales post Dawn of the Dead (Virus, 1980, AKA: Apocalipsis Caníbal, Hell of the Living Dead, Night of the Zombies), films WIP que incluso incluían a la Emanuelle Negra Laura Gemser (Emanuelle Fuga dall’Inferno, 1983), films Post-Conan (I Sette Magnifici Gladiatori, 1983), films de horror con ingredientes Post Apocalípticos a lo Mad Max (Rats: Notte de Terrore, 1983), Spaghetti Westerns ultra violentos (Scalps: Venganza India, 1985), films de acción en la onda Schwarzenegger o Chuck Norris (Strike Commando, 1987), films Post Terminator (Terminator 2, 1990, obviamente no oficial, AKA: Shocking Dark), films al estilo de 8 Milímetros (Snuff Killer: La Morte en Diretta, 2001) y films en la onda Tiburón (Cruel Jaws, 1996). Sus primeros films, tales como Virus o Rats: Notte de Terrore, eran co-dirigidos por su amigo y guionista de entonces, Claudio Fragasso.

Su estilo de filmar le valió la reprobación y repudio de muchos fans, habiendo muy poca gente que defienda sus films. Es que, de todos los directores italianos que explotaron modas del momento, Mattei fue y es el mas descarado de todos. Varios de sus films incluyen fragmentos de imágenes o bandas sonoras de otros films o documentales previos y diálogos, argumentos, personajes y situaciones copiadas literalmente de otras películas.

Sin embargo... el cine de Bruno Mattei (al igual que el de muchos directores italianos) es irrepetible, para bien o para mal. Su estilo es imitativo, derivativo, exagerado, grotesco y ridículo, pero también audaz, osado, divertido y salvaje. Prueba de ello son los films de caníbales que recientemente realizó, los cuales contienen todos los elementos mencionados.

NELLA TERRA DEI CANNIBALI

(En la Tierra de los Caníbales, 2003, Bruno Mattei, AKA: Land of Death). Producción: Italia-Filipinas.

La historia es la siguiente: un grupo de marines norteamericanos, liderados por el teniente Wilson (Lou Randall) viajan al Amazonas (en verdad, la selva filipina) para rescatar a Sara Armstrong (Cindy Jelic Matic), hija de un senador norteamericano, perdida en la selva junto con su expedición. Junto con el avezado guía Romero (Claudio Morales) y su ayudante indio, se enfrentarán a los esperados y sanguinarios aborígenes caníbales.

Inicialmente, En la Tierra de los Caníbales parecía ser un film realmente original. Un enfrentamiento entre marines norteamericanos vs nativos caníbales era algo que nunca se había hecho y que todo fan del cine del género moriría por ver. Lamentablemente, a la hora de abordar el género, el descaro de Mattei llegó al tope.

Es que tanto Mattei como el coguionista y productor Giovanni Paolucci tuvieron la caradurez de... ¡copiar Holocausto Caníbal escena por escena, y diálogo por diálogo!. Aún mas, Mattei y Paolucci dividieron la historia del film de Deodato en dos, ¡y pusieron una mitad en cada película que realizaron!.

El comienzo del film es una recreación casi exacta de la primer escena de canibalismo de Holocausto Caníbal. La conversación entre Wilson y un militar "brasileño" es similar a la de el Dr Monroe y el teniente colombiano de Holocausto Caníbal. Lo mismo sucede con la escena en que conocen al guía Romero, la escena en que encuentran el cadáver de un guía, el plano en que drogan al guía aborigen, la escena en que varios caníbales hacen bajar con fuego a una aborigen de un árbol, y así podríamos seguir largamente.

De hecho, toda la primer mitad de Holocausto Caníbal, con las aventuras del antropólogo Monroe y sus guías, esta recreada de modo calcado en el film de Mattei, incluyendo la muerte de una indígena por adulterio, la escena de Romero desnudándose en el lago como lo hacia Monroe, el enfrentamiento de los soldados con una tribu aborigen para ganarse la confianza de otra tribu, el guía al que le amputan una pierna para salvarlo de una picadura de víbora y un larguísimo etcétera. Quiero dejar claro que no es un homenaje o "inspiración", sino la repetición de escenas calcadas tal cual, con las mismas posiciones de los actores, los mismos gestos y los mismos diálogos. Increíble.

Por supuesto, no pueden faltar los clásicos insertos de otros films propio del cine de Mattei. Las contadas apariciones de animales son evidentemente sacadas de otros films, como lo son algunos de los helicópteros militares en los que vuelan los soldados.

Pero lo absolutamente increíble y bizarro es la interpretación de los actores, todos ellos absolutamente ignotos. Realmente, pocas veces vi una cosa así. La exageración y sobreactuación grotesca de la mayoría de ellos es de no creer. Mattei parece pedirle a sus actores que repitan todos los clichés de los soldados de los films norteamericanos que se puedan haber visto. Todo el tiempo, los soldados fruncen el ceño, se dan ordenes, insultan y hacen gestos rudos exagerados y sobreactuados como si fuesen niños que, mientras juegan, imitan las películas que ven en la tv. Las caras que hace Lou Randall son increíbles y la verba de Ydalia Suarez, todo el tiempo enojada y maldiciendo con su spanglish estereotipado es graciosa por lo ridículo y exagerado. Incluso, los soldados y los guias se golpean todo el tiempo los brazos y el rostro para deshacerse de insectos invisibles. Mattei nunca dirigió tan torpemente a sus actores como en esta película, ni contó con actores tan inclasificables. El guión tampoco se queda atrás, con diálogos risibles y reiterativos y escenas mil veces vistas, como la de Ydalia Suarez haciéndose explotar con una granada de modo heroico para detener a los caníbales u otro soldado enloqueciendo, gritando, maldiciendo y disparando hacia todos lados para demostrar su "desesperación". Incluso, el ‘bailecito" de Cindy Jelic Matic durante un ritual aborigen es de una pobreza irrisoria y de un erotismo paupérrimo.

Otro aspecto terrible es la banda sonora. La primer aparición de los soldados es acompañada por una marcha irlandesa totalmente inapropiada, como también lo es el canto coral eclesiástico que acompaña la escena en que Romero se desnuda. El resto de la música, salvo excepciones, es aceptable pero olvidable. En lo referente a escenas de violencia contra animales, tenemos un cerdito acuchillado y destripado y una serpiente muerta a machetazos. Por si esto fuera poco, Mattei incluso recrea algunas escenas de Depredador. Entre ellas, el plano en que los soldados hallan a varias personas despellejadas colgadas de un arbol boca abajo.

Pero como dije antes, el cine de Mattei es osado, audaz, divertido y salvaje y eso también incluye a En la Tierra de los Caníbales. El film nunca aburre y mantiene su ritmo, si uno no se deja llevar por la indignación de ver tantas escenas copiadas y por el apresurado y ambiguo final. La media hora final a puro tiro, flechazo y lanzazo limpio en la selva es francamente divertida. Al menos, los disparos no son efectos de CGI como en la mucho mas costosa King Kong de Peter Jackson. Como es habitual en su cine, Mattei se da el gusto de masacrar a casi todo el elenco, en especial a sus héroes. La muerte de teniente Wilson es sin duda el mejor plano de la película: mientras apunta a un indio que se encuentra agazapado en lo alto de un árbol, otro indígena lo sorprende por detrás y le amputa un brazo. En cámara lenta, el brazo cae al suelo mientras Wilson aúlla de dolor. Este comenzará a disparar a lo loco hasta ser muerto de un lanzazo. Otra interesante (y grotescamente graciosa) muerte involucra la ejecución de un soldado agonizante por parte de Romero. Este, le vuela la cabeza de un certero balazo y los sesos del infortunado manchan el rostro impávido de otro soldado.

Además, varias muertes están filmadas con bastante pericia, incluyendo los shoqueantes zooms tan habituales en el cine de horror italiano. Los FX de Giuseppe Ferranti y C. Consentino son bastante efectivos y la ambientación en la selva tailandesa no esta nada mal... aunque no es la impresionante e impenetrable selva amazónica. Con respecto a Cindy Jelic Matic (¿de donde salió ese apellido?) si la industria italiana fuese la de otros tiempos, a Cindy no le faltaría trabajo. Si bien no es una gran actriz, es bastante correcta y su belleza es resaltable.

Mención especial merecen los caníbales. Evidentemente, no son indígenas como en Holocausto Caníbal, sino extras filipinos (algunos con el pelo cortado a máquina), los cuales han hecho de todo para el cine italiano: desde soldados vietnamitas hasta zombis caníbales. Para hacer juego con el resto, el nivel de sobreactuación exagerada también los alcanza a ellos. Su brutalidad exacerbada y delirante hacen que los caníbales de Cannibal Ferox u Holocausto Caníbales parezcan refinados lords ingleses. Los caníbales de Mattei, por momentos van pegando saltos, aullando como indios comanches y poniendo caras de desquiciados mientras persiguen a sus víctimas. A la hora del banquete, se abalanzan sobre los cadáveres y los mordisquean desesperados, arrancándose desesperadamente los pedazos de carne de las manos y de las bocas a manotazos y tarascones unos a otros como buitres o hienas hambrientas y salvajes. Una vez mas, increíble y grotesco. En resumen, una película para ultrafanaticos del cine de género italiano de horror y gore en general, y del género de Caníbales en la Selva y del peculiar cine de Bruno Mattei en particular. Otras personas pueden encontrar a este film grotesco, bestial, ridículo y desagradable. He aquí su encanto o defecto, según se mire.

MONDO CANNIBALE

(Mundo Caníbal, 2003, Bruno Mattei, AKA: Cannibal World). Producción: Italia-Filipinas.

La segunda película de caníbales de Mattei es bastante menos ridícula y mejor interpretada. Sin embargo, es igualmente descarada, grotesca, exagerada y divertida. Incluso, es aun mas gore y brutal, si cabe.

Mondo Cannibale relata de historia de Grace Forsyte (Helena Wagner) famosa reportera de la cadena TVN, la cual se encuentra en aprietos: su programa periodístico va a ser levantado del aire por bajo rating (le está ganando la cobertura de la guerra del Golfo). Para salvar el programa, y con apoyo de un ambicioso e inescrupuloso directivo que aspira a ser presidente de la cadena, Grace decide viajar a la selva amazónica (otra vez Filipinas) para rodar un documental sobre tribus caníbales. Acompañada por el famoso periodista Bob Manson (otra vez Claudio Morales) y sus colaboradores (otra vez la bellísima Cindy Jelic Matic) realizan el viaje. Obviamente, no les irá nada bien.

Para Mondo Cannibale (¿a que película les recuerda el titulo?) Mattei utilizó el argumento de la segunda mitad de Holocausto Caníbal. Mas precisamente, la parte de la filmación de los periodistas. Incluso, reutilizó los documentales que insertó en Virus, su film de zombies de 1980 e insertó algunas escenas gore de La Tierra de los Caníbales.

Mattei volvió a plagiar escena por escena y diálogo por diálogo el film de Deodato. Como en Holocausto Caníbal, los inescrupulosos periodistas queman un poblado simulando una guerra tribal, matan nativos, violan nativas y se comportan como criminales, hasta recibir en carne propia la venganza caníbal, también casi idéntica a la de Holocausto Caníbal. La escena del feto, la violación, la quema de la aldea, la castración, y las muertes de los periodistas frente a cámara, son reproducidas de modo casi literal. Casi.

Y digo casi, porque afortunadamente Mattei y Paolucci le buscaron cierta vuelta de tuerca a tanto plagio... Una vuelta de tuerca que hace todo aun mas macabro y con mas mala leche que en Holocausto Caníbal.

No se confundan: Holocausto Caníbal es inmensamente superior en todo sentido (dirección, actuación, guión, etc). Además, la filmación documental de los periodistas de Mondo Cannibale no esta rodada con el realismo y dramatismo de Holocausto Caníbal, ni mucho menos.

Sin embargo Mattei y Paolucci le encontraron una vuelta de tuerca a la historia. Por un lado, exacerbaron la truculencia de algunas escenas, haciéndola mucho mas asquerosas y exageradas que en la película de Deodato y agregándoles ciertos cambios destacables:

-La escena del feto en Mondo Cannibale es menos dramática pero mucho mas gore que la de Deodato. Ahora, vemos en primerísimo y detenido plano como los aborígenes le abren el vientre a la embarazada con una piedra afilada, para luego sacarle el feto (mas grande y crecido que en Holocausto Caníbal). Luego, ¡lo pisotean hasta hacerlo papilla!. En el film de Deodato, la escena se alcanzaba solo a entrever.

-Antes de violar a la chica, Manson decapita a un indio y sostiene grotescamente su cabeza sangrante frente a la cámara, mientras afirma que el crimen fue producto de "cazadores de cabezas".

-Una escena de canibalismo bastante bestial involucra a una pobre indígena que es destripada y decapitada. No contentos con esto, los caníbales destrozan a golpes su cabeza decapitada y devoran sus sesos.

-Durante la venganza final, Cindy Jelic Matic es ensartada por una certera trampa. Los caníbales la desnudan, le abren su vientre, la destripan y devoran.

-Durante la venganza final es realmente acertado el plano en que matan al camarógrafo que filma todo. De un certero golpe le parten el cráneo por detrás. La logradísima escena en cámara lenta muestra el sangriento golpe y vemos la imagen que enfoca la cámara del periodista agonizante, mientras esta se suelta de sus manos y vuela por el aire.

Por otro lado, Mattei y Paolucci resolvieron Mondo Cannibale de manera aun mas siniestra y desalmada que Holocausto Caníbal. En el film de Deodato, los directivos del canal veían las atrocidades que hicieron y filmaron los periodistas y decidían no emitir las imágenes.

En Mondo Cannibale, a los directivos de la cadena de tv... les importa todo un cuerno, emiten igual las imágenes (que cuadruplica el rating del canal y atrae montones de auspiciantes) y encima le mienten a sus espectadores, ya que editan el material de manera falaz para que dure mas, mintiendo sobre la conducta de los periodistas y sobre su fin, afirmando que todos están bien pero perdidos y que partirán en su búsqueda. En Mondo Cannibale, los personajes son aun mas inmorales que en Holocausto Caníbal.

Incluso, Mattei se permite un irónico chiste interno, riéndose de su propia caradurez: Mientras Grace mira un documental con una amiga, vemos imágenes documentales reales ya vistas en Virus. La amiga de Grace, dice "estas imágenes me parece haberla visto antes, en una película de zombis".

Los defectos del film vuelven a ser varios, aunque no tan terribles como en la anterior película. La actuación, en general, es bastante mejor, aunque también exagerada y sobreactuada. Todo el tiempo, los periodistas ponen exageradas expresiones de sadismo, haciendo muecas y riéndose como locos. La música es mas correcta, pero tampoco es la gran cosa. Los diálogos ya no son ridículos como en La Tierra de los Caníbales, pero el guión comete un terrible defecto, ya que los personajes, sobre todo Grace y Manson, cambian de personalidad todo el tiempo, pasando de la osadía a la cobardía, de la honestidad al salvajismo criminal, lanzando afirmaciones y ejecutando acciones totalmente contradictorias e incoherentes. Incluso, algo no me queda claro... ¿para qué filmaban las bestialidades que cometían y , por satélite, se las mandaban en bruto y sin editar al canal?. ¿No tenían miedo que se delatarse en su actitud criminal?. Parece que no.

La recomendación de Mondo Cannibale es exactamente la misma que para La Tierra de los Caníbales. El film será solo disfrutable para quienes simpatizamos con el género y con los aciertos de Mattei, tolerando sus enormes defectos.

WELCOME TO THE JUNGLE

(Bienvenidos a la Jungla, Jonathan Hensleigh, 2007). Producción: EEUU.

Dos parejas de jóvenes parten hacia Nueva Guinea para investigar la desaparición de Michael Rockefeller, hijo del multimillonario vicepresidente norteamericano Nelson Rockefeller, ocurrida en 1961 durante una expedición. Los jóvenes ansían buscar indicios de su paradero y sacar rédito económico de ello. Obviamente, acabarán encontrándose con una brutal tribu caníbal.

¿Quién iba a decirlo?. Casi 30 años después, los norteamericanos terminarían copiando a los italianos. Tras la moda de fantasmas al estilo asiático, en estos últimos años el cine de terror gore ha resurgido y, con el, sus subgéneros mas truculentos. Así, volvió el cine de zombis a partir del remake de Dawn of the Dead (Zack Snaider, 2004) y Land of the Dead (George Romero, 2005), volvió el género de familias de psicópatas y/o caníbales (Wrong Turn 1 y 2, el remake de The Texas Chainsaw Massacre, The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning, el remake de The Hills Have Eyes y su secuela, The House of 1000 Corpses y The Devils Rejects de Rob Zombie, etc) e, inclusive, volvieron las series televisivas de terror, como el caso de Masters of Horror, la cual ofreció una buena cantidad de relatos televisivos sorprendentemente sangrientos. Ni que olvidar el impuso que dio Hostel (Eli Roth, 2005) y su secuela y Saw (James Wan, 2004) y sus secuelas.

Todo ello, sumado a la voracidad de los productores norteamericanos por reversionar cuanto clásico del cine de terror exista en el mundo, llevó a que la veterana productora Gale Anne Hurd (The Terminator, Aliens, Armaggeddon) y el guionista y director Jonathan Hensleigh (director de The Punisher versión 2004 y guionista de Jumanji, Armaggeddon y Die Hard 3, entre otras) se dedicaran a plagiar el estilo de cinema verite aplicado por Ruggero Deodato en Holocausto Caníbal.

La totalidad de Welcome to the Jungle esta filmada con cámara subjetiva (digital) en mano. Es decir, en los breves 80 minutos del film, vemos únicamente lo que los jóvenes filman con sus cámaras digitales, desde su punto de vista. Estilo calcado de Holocausto Caníbal y las filmaciones "reales" de los periodistas del film.

Obviamente, surgen varias preguntas: ¿Qué piensan encontrar estos jóvenes inexpertos, después de 46 años?. ¿Cómo van a obtener dinero de lo que difícilmente encuentren?. ¿Por qué viajan sin ningún guía?. Y, sobre todo, ¿Por qué son tan imbéciles?.

El problema de Welcome to the Jungle es que los caníbales recién aparecen… a los 50 minutos de rodaje. Previamente, el espectador deberá soportar (como en Hostel, pero aquí mas tiempo) el show de idioteces de los protagonistas haciendo bromas estúpidas, posando frente a la cámara y peleándose todo el tiempo. Al espectador no le queda otra cosa que rogar que los asesinen, torturen y devoren de la peor manera, por ser tan insufribles. Cosa para la que hay que esperar demasiado.

Al menos, los caníbales los masacrarán de modo bastante bestial: una chica es colgada, desnuda, a través de un grueso poste que atraviesa su nuca y sale por su boca. Escena lograda pero robada del empalamiento anal de Holocausto Caníbal. A uno de los muchachos, le amputan los brazos y las piernas y lo dejan para que agonice. Además, varios trozos de cadáveres son hallados por los jóvenes.

A pesar de los logrados fx y de un final macabro (otra vez, robado de Holocausto Caníbal) el film no pasa de ser un tibio intento de robar/emular/retomar el estilo de los films italianos y, particularmente, del éxito de Holocausto Caníbal. Los personajes son insufribles, la acción se demora demasiado y, cuando llega, tampoco es la gran cosa.

Una pregunta final: ¿Cómo cuernos logramos ver lo que los jóvenes filmaron?. Es decir. ¿Quién se supone que rescató lo que ellos filmaron?.

Lo que se viene de caníbales

Welcome to the Jungle es el último (por ahora) film de caníbales en la selva. Pero en el horizonte podrían avistarse otros.

Por un lado, la compañía estadounidense Relevant Entertainment (responsable del remake de The Amytiville Horror) ha adquirido los derechos para filmar un remake de Holocausto Caníbal, que estaría listo en el 2009. Nada se sabe sobre el director que se encargaría de filmarla.

Durante todo el 2007 se comentó la posibilidad de que el propio Deodato filmase una secuela de Holocausto Caníbal. Uno de los varios proyectos que baraja, es Cannibale Metropolitana, film de caníbales que no sería en absoluto una secuela de Holocausto Caníbal. El film aparentemente no podría encuadrarse en el género de caníbales en la selva, debido a que sería ambientado en Roma. Con respecto a la historia del film (escrita por el propio Deodato) el director afirmó que "es una historia muy fuerte, completamente diferente a la primer película. Esta ambientada en la ciudad y trata acerca de cuan diferente es todo en la actualidad. Antes, en Roma, solo habían romanos, pero hoy en día tambien hay chinos, indios, bangladeshis, rusos y sudamericanos; están todos mezclados, como en Londres. Para los romanos, eso es muy extraño, pero ese cambio es algo bueno. Me gusta. (...) Entonces, escribí una historia acerca de ese cambio cultural." Con respecto a la violencia contra animales, el director dijo "No, terminé con eso, nunca mas. Fui un estúpido al incluir animales".

El problema para Deodato, es que no consigue productores italianos decididos a invertir dinero. Vaya paradoja: durante años, Deodato se rehusó a dirigir una secuela de Holocausto Caníbal, para el director, su mejor film. Las propuestas de productores italianos le llovían, pero el se rehusaba. "Es imposible rodar otra película como esa, ¡imposible!. Tu la muestras a la gente dos, tres, diez veces, y todavía les afecta" afirmó. Ahora, cuando quiere realizarla, no encuentra financiación. Sin embargo, su entusiasmo no cesa, luego de hacer un cameo de caníbal en Hostel 2 de Eli Roth, fan suyo y de Holocausto Caníbal. "El día del rodaje, todos tenían la remera del film" recuerda Deodato. Actualmente, Ruggero Deodato se encuentra paseando por diversos festivales mundiales en donde es aclamado por sus muchos fans, mientras planea, si no puede realizar la secuela, volver de todos modos al cine de terror con otra propuesta. "Desgraciadamente, nuestros jóvenes continúan haciendo films que no pasan de Italia. Tenemos que comenzar a trabajar en géneros internacionales" afirmó.

Si bien resulta extremadamente dudoso que un nuevo film italiano de caníbales reviva el interés por esa temática de manera masiva y abundante (aunque nunca se sabe), al menos podrá sacudirle a Italia la modorra cinematográfica televisiva de carácter light, costumbrista y pseudo intelectualoide que aqueja a un país que supo competir palmo a palmo con la industria norteamericana. La actual moda del género de zombis en EE.UU, si bien de un nivel muy irregular, demuestra que ciertos géneros que parecían olvidados, siempre pueden volver.

Página 1Página 2Página 3Página 4Página 5Página 6Página 7 • Página 8 •