MOONSTONE, THE (1934)

Dirigida por:
Reginald Barker
Protagonizada por:
David Manners
Phyllis Barry
Gustav Von Seyffertitz
Jameson Thomas
Herbert Bunston
Estudios: Paul Malvern Productions (Prod.) Monogram (Distr.)
País: EE.UU.
Estreno: 20 de Agosto de 1934
Duración: 62'
Género: Intriga

 Reseña Cinefania.com
Reseña crítica:  Los 46 minutos de la copia públicamente disponible de éste film (cuyo reloj originalmente marcaba hora y dos minutos) implican que habrá algunos diálogos y secuencias ausentes así que, al redactar esta reseña, consultamos la sinopsis de AFI para estar al tanto de los tramos ausentes. El directivo de Scotland Yard de turno (el eterno canoso Claude King) explica al inspector Cuff (Charles Irwin) las circunstancias por las que se cree que el invaluable diamante denominado Piedra Lunar porta una maldición. El periódico anuncia que la joven Ann Verinder (Phyllis Barry) acaba de heredar la piedra preciosa de su tío, el finado Coronel Herncastle, y será llevada a su dueña por Franklin Blake, su prometido que vuelve de la India. De ahí pasamos a la ventosa mansión del respetado científico Sir John Verinder (Herbert Bunston), con la llegada de un prestamista, Carl Von Lucker (nombre demasiado alemán para un prestamista, pero interpretado por el siempre efectivo y amenazador Gustav Von Seyffertitz). Desde luego, pasa un rollo hasta que, en medio de la lluvia, llega a la mansión el paladín de la película, el citado Franklin (David Manners, galán de terrores de Universal conocidos por todo aficionado). En ese lapso, cada persona expone a través de miradas, diálogos o conductas, motivos de peso para que, al producirse el robo, sean dignos de considerarse sospechosos. Luego de una velada con corte de luz, desaparición de la joya y hallazgo por parte de la inefable ama de llaves (Elspeth Dudgeon), Ann se va a acostar y oculta la gema debajo de su almohada. Por la noche, alguien se introduce en el dormitorio y la sustrae en medio de los truenos y la lluvia del exterior. Por la mañana, además de la sorpresa del robo, resulta que Sir John aparece desmayado, medio muerto, en su laboratorio. Ante tantos imprevistos, acude el citado inspector Cuff, que interroga prolijamente a cada sospechosos:  
  - La criada (Evalyn Bostock) con antecedentes por robo.  
  - El sirviente hindú de Blake (John Davidson), con móvil religioso.  
  - El citado Von Lucker, con el móvil de la famosa deuda... Pero, ¿por qué atentar contra un deudor solvente?  
  - Ablewhite (Jameson Thomas), playboy con cuantiosas deudas de juego.  
  - El asistente de Sir John (Olaf Hytten), de pasado tenebroso.  
  - La ama de llaves, que siempre está husmeando en todo.  
  Según la sinopsis del imprescindible AFI, la criada aparece muerta en el jardín - aparente suicidio - y en su nota revela haber visto a Franklin caminando dormido. Las tijeras han editado ese macabro hallazgo y nuestra copia salta a la parte en que Sir John, en su lecho, confiesa entre delirios, que había instruído a la criada para administrar un medicamento a Franklin que posibilite el robo (en la novela original era láudano). Así que el inspector y el asistente de Sir John pergeñan un truco: van a dar a Franklin una nueva dosis para comprobar si vuelve a caminar dormido y si repite lo que hizo la noche anterior. Imagínense el cuadro cuando, esa misma noche, Franklin se levanta del lecho y, seguido de cerca por el inspector, vuelve a ingresar al dormitorio de Ann. ¿Probará esta increíble evidencia que Franklin es el culpable? Pero entonces, ¿quién habrá sido el ideólogo del robo? O mejor dicho, ¿quién posee la Piedra Lunar? Considerada la primera novela de detectives en idioma inglés, "La Piedra Lunar" incluye una cuantiosa sucesión de detalles, motivaciones y conductas de cada personaje cuya adaptación fiel a la pantalla (y en un lapso de una hora) constituían tarea imposible para cualquier guionista. Así que, abreviando plazos, muertes y cuestiones del pasado de cada personaje, el realizador Reginald Barker (veterano del silente considerado por Sadoul como "uno de los que hicieron del western un arte mayor") aplica economía y buen gusto en combinar diálogos y secuencias de misterio, siempre bajo el claustrofóbico - y económico - ámbito de la mansión donde sucede el robo. Y si bien se ve que el misterio estilo "whodunnit" no es lo suyo, aplica su oficio cuando la trama requiere mostrar un episodio en vez de recurrir al remanido recurso de hacer que los personajes lo cuenten. [Cinefania.com]
Calificación Cinefania.com: 2,5 Estrellas
Vistanos en nuestro Facebook oficial
 Ficha Técnica
Reparto
Ver créditos
  Photo David Manners
David Manners
(1901-1998)
  ... Franklyn Blake  
  Photo Phyllis Barry
Phyllis Barry
(1908-1954)
  ... Ann Verinder  
  Photo Gustav Von Seyffertitz
Gustav Von Seyffertitz
(1862-1943)
  ... Carl Von Lucker  
  Photo Jameson Thomas
Jameson Thomas
(1888-1939)
  ... Godfrey Ablewhite  
  Photo Herbert Bunston
Herbert Bunston
(1874-1935)
  ... Sir John Verinder  
  Charles IrwinCharles Irwin
(1887-1969)
  ... Insp. Cuff  
  Photo Elspeth Dudgeon
Elspeth Dudgeon
(1871-1955)
  ... Betteredge, el Ama de Llaves  
  Photo John Davidson
John Davidson
(1886-1968)
  ... Yandoo  
  Photo Claude King
Claude King
(1875-1941)
  ... Sir Basil Wynard  
  Photo Olaf Hytten
Olaf Hytten
(1888-1955)
  ... Dr. Ezra Jennings  
  Evalyn BostockEvalyn Bostock
(1917-1944)
  ... Roseanna Spearman, la Criada [acred. como Evelyn Bostock]  
  Photo Fred Walton (2)
Fred Walton (2)
(1865-1936)
  ... Henry, el Mayordomo  
Rubros Técnicos
  Dirección:   Reginald Barker
 Link Externos
English Version
Novedades:
Breviarios de Cinefania
Breviarios de Cinefania
Titanes
del Horror


Libros de Oro Cinefania
Shock TV
Shock TV
Newsletter de Cinefania
E - mail
Nombre



Bookmark and Share




Cinefania Online
  Búsqueda
 Home
 Indice Maestro
 Carátulas
 Postales
 Facebook
 



Registro de marcas