EL BAFICI & EL FANTÁSTICO

Realizadores como Alex de la iglesia, Jaume Balagueró, Alejandro Amenabar, Guillermo del Toro, entre otros, han triunfado en España a punto tal que hoy se encuentran realizando grandes producciones para grandes estudios.

¿Porque triunfaron? Indudablemente que por su talento; pero también porque España dio apoyo y fomento al cine fantástico desde múltiples puntos, pero esencialmente uno: No discriminarlo.

Los realizadores del cine fantástico argentinos, del cual me siento parte, acostumbramos a autogestionarnos o trabajar para el extranjero haciendo películas en otros idiomas para poder hacer lo que creemos somos capaces.

La ley de fomento del cine argentino discrimina a las películas fantásticas, al menos lo hizo durante 25 años hasta que por fin este pasado mes pudo estrenarse una película de terror co-producida con España.  

Piensen un momento en los grandes realizadores que tiene la historia del cine, ¿Cuantos empezaron haciendo películas cine fantástico?

La respuesta abarca desde Georges Méliès a Alfred Hitchkock, de Steven Spielberg a David Lynch… y ustedes podrán seguir agregando nombres a la lista y sorprendiéndose de que la gran mayoría han empezado a mostrar sus inquietudes a través del cine fantástico. 

Realizadores de cine de género de Argentina solemos autoexcluirnos de festivales y propuestas de fomento. Y yo me pregunto ¿por que?

El Bafici es un claro ejemplo:

Pensar el cine fantástico argentino es pensar en cine independiente.

Pensar en el Bafici como un festival de cine independiente es un absurdo, ya que es un festival que descree del cine fantástico.

Un festival que deja afuera películas de genero locales adosando “no coincidir con el perfil del festival” ya deja de ser un festival de cine independiente para transformarse en un festival con un perfil y un fin determinado.

Como si nada hubiera sucedido luego que Filmatron ganase el premio del público la pasada edición, marcando el tipo de película independiente que la gente quiere ver.

El bafici proyectó casi 450 películas este año de las cuales en ninguna muestra, retrospectiva o charla se pudo ver ni una sola proyección de alguna película de género fantástico argentino!

Lamentablemente quienes realizamos esta clase de cine en nuestro país necesitamos del Bafici para darnos a conocer, generar publico y fomentar el género del cual se desprende la creatividad en estado puro. 

Muchos pensaran que esta carta es producto del despecho de alguien al que su película no se la eligieron. Pero no hay que confundirse! No se trata de competir, ni que pongan en competencia tal o cual y mucho menos de desmerecer ninguna película dentro del festival.

Sino simplemente de apoyar el cine fantástico nacional de alguna manera, ya que no puede ser que dentro de 450 películas no haya ni un solo representante del genero de nuestro país. 

Si cinco de cada diez películas que se estrenan en circuito comercial son de genero fantástico… entonces ¿no creen ustedes que debería el Bafici al menos conceder una mísera proyección de una película representante del cine fantastico local?

Sabiendo lo tremendamente difícil que es conseguir una proyección en cualquier ámbito. 

Posiblemente muchos no coincidan con lo que expreso pero creo estar defendiendo al genero. 

Roguemos que este año regrese la sección  “cerca de lo oscuro” que solía tener el festival de cine de Mar del Plata y que críticos y realizadores no se llenen la boca hablando maravillas de Alex de la Iglesia o de Guillermo del Toro luego de marginar nuestro propio cine fantástico logrando con eso que no pueda desarrollarse.

Gracias por leerme y espero no haber ofendido a nadie, excepto a la gente del Bafici: no inventen vanguardias donde no las hay o mas simple, cambien el nombre al festival sacándole la palabra INDEPENDIENTE. 

Demian Rugna

EL BAFICI Y EL CINE INDEPENDIENTE ARGENTINO

Yo sumo a la carta de Demián no solo en lo que se refiere al género fantástico, sino también al cine independiente, cualquiera sea su género. Me considero un realizador independiente desde hace ya más de diez años.  Amo el cine, y desde el año 94 que construyo, escribo, produzco y realizo, gracias al apoyo de personas que trabajan y confían en mis proyectos, productos audiovisuales realmente independientes, desde cortometrajes hasta inclusive dos largometrajes.

Me considero INDEPENDIENTE en su clara definición, o al menos, a la definición que yo entiendo por independiente. Siempre fui y hasta el día de hoy soy un realizador que produce y dirige sus propios proyectos audiovisuales, sin la ayuda monetaria de ninguna empresa, o inversor.

 Lamentablemente en ninguno de los años en que existió el BAFICI, quiero hacer mención de esto y después cada lector interpretará si esto lo escribo por despecho o no,  nunca este festival  proyectó algún trabajo mío.

Es muy probable que lo que yo haga sea realmente malo, o terriblemente desastroso para la mirada del BAFICI. Puede ser. Pero los que hemos ido al BAFICI cada año, sabemos perfectamente que el nombrado festival tiene una programación ecléctica en lo que se refiere a la calidad de las películas proyectadas.  Y no hablo de calidad técnica, pues al ser independiente entiendo que la calidad de formato puede ser mínima. Hablo de la calidad artística de las películas. Podría afirmar que para los programadores del festival, es mejor pasar una mala película extranjera, que una mala película nacional.  Puede ser que este mejor visto tener un mayor material de películas extrajeras que películas nacionales.

Al vivir en Buenos Aires, una ciudad en la que, como se ha comentado ya mas de una vez, hay muchísimos estudiantes de cine, y ni que decir realizadores, me detengo a pensar nuevamente tras cada BAFICI, acerca de que significan realmente sus siglas. Que es lo que se refiere al llamarse Festival Internacional de “Cine Independiente”?

He trabajado y conozco a muchos realizadores, muchos de ellos realmente muy talentosos,  que trabajan incesantemente en producir sus propios proyectos (a los que llamaría independientes) y jamás he visto (excepto en el caso de Farsa con Filmatrón)  a ninguno de ellos en el catálogo del Bafici.  Y no solo me rodeo de realizadores de género fantástico. No me considero un fanático del género mas allá que me interese el cine fantástico, sino más bien un fanático del cine en general, cualquiera sea su género.

Estamos en Argentina, en donde el arte se autogestiona, en donde los artistas, en muchísimos casos, trabajan sin recibir ayuda económica para sus proyectos (sean proyectos culturales, obras teatrales, o como en este caso obras cinematográficas) y realizan trabajos realmente a pulmón e independientes. Lo que yo le propongo, a un festival de cine en Buenos Aires que se jacta del espíritu independiente, es que inauguren secciones paralelas en donde haya un mayor cine argentino. En donde se puedan ver producciones que avalen el nombre del festival.  Pues es una pena que, un espacio que propone el cine independiente, sea tan sectario y selectivo.

El Festival Internacional de “Cine Independiente” nació y crece en el lugar indicado, en un país en donde la gente trabaja de onda y a pulmón para sus proyectos independientes.

Que haga vista gorda a esto y apueste en su mayoría a las películas extranjeras me parece realmente absurdo.

Fabian Forte

Podes postear si queres en:
http://horrorar.blogia.com/

www.demianrugna.com.ar

www.fabianforte.com.ar

YO ME SUMO!

... Demian Rugna, Fabian Forte,

English Version
Ya salió el
Libro de Oro Cinefania 2013
dedicado a los Monstruos
Newsletter de Cinefania
E - mail
Nombre



Bookmark and Share




Cinefania Online
  Búsqueda
 Home
 Indice Maestro
 Carátulas
 Postales
 Facebook
 


Sitios Afiliados
Cine y Estrenos
Cine5x
Caronte
Terror-mania.com
VideoTerror.com
Psichotronic Kult Video
Enlaces de Cine
Usabilidad.tv