5º Festival de Cine Independiente de Mar del Plata MARFICI 2009

Por Darío Lavia

En noviembre de 2007 realizamos la cobertura in situ de la anterior edición de este festival. 16 meses después, debido al desplazamiento en fechas del Festival de Cine Internacional de Mar del Plata (que de su tradicional marzo volvió a su antiguamente tradicional noviembre), la siguiente edición se produce en mayo de 2009. Merecen destacarse, antes de entrar en tema fílmico propiamente, algunas interesantes charlas ofrecidas en el Hotel Astor. El 5 de mayo el Dr. Jorge Milone habló sobre cine de Taiwán, una de las industrias cinematográficas de Lejano Oriente que se enfila modesta pero valiosamente tras las prolíficas factorías del Japón, Hong Kong, Corea del Sur y Thailandia, generando una producción que no tiene nada que ver con ninguna de las mencionadas; el 6 de mayo, varios documentalistas hablaron sobre los desafíos del documental en el siglo XXI, en tanto que en el Museo del Mar el director Alejo Moguillansky habló sobre Jorge Luis Borges y Hugo Santiago en la elaboración del guión de INVASIÓN (1969) [*]; al día siguiente el cineasta argentino Raúl Perrone habló sobre sí mismo y su carrera; el día 8, a modo de presentación de un documental de Gustavo Mendoza, el investigador y autor Mario Gallina habló de la extensa carrera artística de Narciso Ibáñez Menta [*]; y finalmente el 9 de mayo se programó una charla sobre Cine y Literatura con Gustavo Fontán y Mónica Bueno.

Entre las secciones cinematográficas con material interesante para el aficionado al fantástico, revistió valor la extrañamente titulada "Los Salieris de Narciso" (no se sabe si homenajea o satiriza a León Gieco o a Narciso Ibáñez Menta o a los jóvenes directores que firman los filmes). Se programaron los largometrajes NO MORIRÉ SOLA (2008) de Adrián García Bogliano, THE LAST GATEWAY (2008) de Demián Rugna y CABEZA DE PESCADO (2008) de July Massaccesi. Generaron gran interés las funciones del Cine Inusual (programación habitualmente preparada por Silvia G. Romero y Fabián Sancho), con ¡VIVA LA MUERTE! (1971) de Fernando Arrabal, LA MANSIÓN DE ARAUCAIMA (1986) de Carlos Mayolo, ELLOS ROBARON LA PICHA DE HITLER (2006) de Pedro Temboury, PUNK LOVE (2006) de Nick Lyon y una retrospectiva especial dedicada al canadiense Guy Maddin. Para terminar este resumen no completista, rescatamos las novedades de la sección "Desencuadres", en la que se proyectaron CENTO CHIODI (Cien Clavos-2007) de Ermanno Olmi, GRADIVA (2006) de Alain Robbe-Grillet [*] y TEJÙT (Vía Láctea-2007) de Fliegauf Benedek [*].

A continuación, algunas reseñas sobre lo visto. Para más información: http://www.marfici.com

INVASIÓN (1969) de Hugo Santiago: Aquilea, una ciudad imaginaria, es rodeada por un enemigo superior y en su seno, solo un anciano (Juan Carlos Paz) organiza un núcleo de resistencia impartiendo las órdenes al grupo comandado por Herrera (Lautaro Murúa). Dando golpes puntuales y llevando a cabo acciones en diversos puntos geográficos, la resistencia va cumpliendo sus objetivos, no sin perder algunos efectivos. Con cada misión, observan en los límites y en los horizontes de la ciudad la presencia pasiva de los invasores, ya sea en automóviles enfilados o en multitud de jinetes. Es que la invasión, hasta el momento en ciernes, se desarrollará por tierra, mar y aire. A medida que avanza la trama, vamos ingresando en las vidas de algunos personajes. De Herrera, observamos su conflictuada vida matrimonial con Irene (Olga Zubarry), quien a su vez también opera para un grupo organizado. Cada uno de los miembros de la resistencia es pintado con un trazo particular. Uno (Martín Adjemián) es cobarde hasta que decide probar su valentía en pos del grupo; otro (Daniel Fernández) es irremediablemente mujeriego a pesar de su poco atractivo físico; un tercero (Ricardo Ormello) es aficionado al cine western de clase B... el jefe, Don Porfirio, es un anciano que conversa con su gato y que bebe mate solo. Vista por un público ajeno a sus autores y momento histórico de estreno, la película se expresa como una especie de ucronía despojada de todo elemento de ficción científica, un poco a la manera de la serie THE INVADERS, en que seres extraterrestres eran corporizados por individuos perfectamente comunes y corrientes. El componente fantástico, entonces, reside en la ausencia de explicación de los motivos de cada bando (ambigüedad que promueve elementos de debate en la eventual identificación con los antagonismos que jalonaron la evolución histórica argentina). Personajes que se mueven sobre una ciudad fantástica cuyo pictórico mapa preside cada reunión convocada por Don Porfirio, que recorren cada punto cardinal de la rosa de los vientos, y que van muriendo de maneras cuanto menos fantásticas. Añadiendo el conocimiento literario al análisis, resulta que se trata de un filme con el gran Jorge Luis Borges como coguionista. De su pluma reconocemos el sentido de los diálogos y la épica doméstica de ciertos personajes perfectamente borgeanos. Del otro coautor de la historia, Adolfo Bioy Casares, se rescata el espíritu de la construcción narrativa del héroe colectivo (rasgo que también la asemeja al clásico del cómic "El Eternauta", con quien comparte la confrontación en la cancha del club River Plate). Por último, el aporte cinematográfico de Hugo Santiago, que oscila entre momentos de cine al estilo Jean-Pierre Melville hasta abusos de la cámara rápida para describir secuencias de acción. El grano espeso y el quemado tono del celuloide aportan a la trama una sordidez que carecen posteriores filmes de agresiones fantásticas basados en autores literarios como LA GUERRA DEL CERDO (1975) de Leopoldo Torre Nilsson sobre Bioy y EL PODER DE LAS TINIEBLAS (1979) de Mario Sábato sobre su padre, Ernesto Sábato.

NADIE INQUIETÓ MÁS (2007) de Gustavo Mendoza: Se trata de un documental acerca de la vida de Narciso Ibáñez Menta (1912-2004) en el que se entrevista tanto a actores, técnicos y directores como a estudiosos, aficionados y cinéfilos por igual. A través de varios intertítulos, se va esbozando una carrera multifacética, compuesta por cine, teatro, radio y televisión. Algunos entrevistados aportan testimonios suculentos: Chicho Ibáñez Serrador (hijo director, productor, guionista y actor del gran Narciso), brinda un retrato emotivo de quien fuera su guía y mentor en el Arte; Ricardo Passano y Enrique Talión dan un testimonio imperecedero en relación a las obras teatrales; Sebastián D'Arbó ofrece un prolijo panorama de las películas parapsico-terroríficas en que dirigió al brillante asturiano; Natán Solans, Abel Mario Santa Cruz y Juan Carlos Puppo ofrecen facetas de popularísimas labores televisivas como EL PULPO NEGRO (1985) y EL HOMBRE QUE VOLVIÓ DE LA MUERTE (1969), entre otras, no sin cuotas de humor. Humor eventualmente a destiempo, como en la aparición de José María Langlais o de la especialista y biógrafa Graciela Restelli, que contribuyen a plasmar un collage caótico y ordenado al mismo tiempo, tal y como debió ser la vida de un artista trashumante, ortodoxo y vanguardista, tan tradicional como el folletín y de un profesionalismo pocas veces visto. A efectos de obtener un punto de conflicto, el documental convierte en toda una tesis un temor expresado por Narciso mismo, el de ser olvidado. A los 10 ó 15 minutos del metraje ya nos hemos dado cuenta que se trató de un temor infundado [*]

GRADIVA (C'EST GRADIVA QUI VOUS APPELLE) (Gradiva-2006) de Alain Robbe-Grillet: Un escritor llamado John Locke (James Wilby) investiga en Marruecos la vida del pintor Eugène Delacroix, cuya pasión por el África del Norte le llevara a realizar más de un centenar de dibujos y pinturas. Son particularmente ciertas figuras ecuestres, mezcladas con personajes femeninos, que llevan a Locke a salir de su cómoda estancia, donde es atendido (en todo sentido) por su criada Belkis (Dany Verissimo), para vivir diversas desventuras entre un mendigo ciego que maneja taxis (Lotfi Yahya Jedidi), un aparente proxeneta (Farid Chopel), una atractiva actriz (Marie Espinosa) y, principalmente, una misteriosa mujer rubia (Arielle Dombasle). Gradiva (tal es su nombre), cumple roles tan variados como aparentes, desde escritora que parecería ser la autora de una novela que nos es representada en pantalla, hasta víctima de un asesinato pasando por una simpática ocupación de actriz de sueños (oficio que se revela a partir del minuto 85 aprox. y que agrega un matiz de interés hasta entonces inédito). La película transcurre en el ámbito urbano marroquí, un bar, un cementerio, casas de tolerancia y lugares sórdidos pero refinados. Sus personajes tienen, si tomamos como buena la revelación de la propia Gradiva, la lógica de un sueño en el que permanente se operan cambios de roles. Hay melodrama, erotismo, pasos de comedia y asesinatos, pero ninguno de estos elementos es dominante en el filme. El director, el relevante guionista y novelista Alain Robbe-Grillet, más parece haberse concentrado en las composiciones eróticas de sus cuadros (un aspecto presente también en la obra de Delacroix), prefiriendo insinuar y sugerir en vez de exponer y aclarar.

TEJÙT (Vía Láctea-2007) de Fliegauf Benedek: Insólita evocación de aquel cine primitivo posterior a los Hnos. Lumière y previo al advenimiento del cine narrativo de Méliès, Griffith y sus innumerables discípulos, cuando la última palabra al respecto de una novedad llamada "cinematógrafo" la tenía un tal Ferdinand Zecca. Al igual que el planteamiento del filme más famoso de dicho autor, LA VIE ET PASSION DE NOTRE SEIGNEUR JÉSUS-CHRIST (1904-1907), el cine del director Benedek Fliegauf se compone del equivalente actual de esos antiguos "tableaux": ud. sabe, cámara estrictamente fija durante toda la escena, medida áurea en la composición del cuadro, balance perfecto de luces y sombras, diagramación armónica de los recorridos de las figuras humanas, circularidad y simetría, etc. Alternativamente TEJÚT es también una colección de 9 largas bromas fílmicas que salpimentan el paso del día, compuesto por los siguientes cuadros:
1- Una persona sale de una carpa en el campo, camina unos pasos y hace sus necesidades, regresa y el viento le vuela la carpa.
2- Una mujer y su cochecito de bebé observan a un lejano pescador. El pescador se acerca al muelle y se lleva el carrito.
3- Dos jóvenes ciclistas escalan y bajan de un montículo de piedras, por supuesto, al mejor estilo bicicross, a los saltitos.
4- Una pileta alberga a varios jubilados sedentarios. Uno de ellos se acerca a una mujer y le hace unos atrevidos movimientos amatorios.
5- En el medio de la nada, un par de jóvenes inflan un castillo de goma (entretenimiento de fama en salones de fiestas infantiles); un anciano y su nieta pagan la entrada y se arrojan al interior.
6- Un particular retira de un container (apilado en zona portuaria) un paquete que contiene un ser humano vivo (que se retira caminando).
7- Una anciana trabajosamente se sienta en un banco de plaza. Luego de un rato, se levanta y cae. Un hombre sale de una casa y se la lleva en brazos.
8- De una camioneta bajan un padre y su hijo, que arman emotivamente un muñeco de nieve y se retiran.
9- Sobre el fondo lejano de una ciudad nocturna, un par de jóvenes realizan una animada rutina de bailes modernos.
Cada "sketch" dura unos 9 minutos, con 30 segundos de observación del cuadro al comienzo y 30 segundos al final. El efecto cómico de cada uno es tan sutil como la película misma. Hay un prólogo que realmente preanuncia lo que está por venir: Durante 3 minutos observamos un molino dando vueltas mientras la noche va dando paso al amanecer. El espectador armado de paciencia y para quien el exceso de relajación no atraiga el estado de somnoliencia, encontrará varios hallazgos y algunas sonrisas; el resto se verán enfrentados a un esfuerzo notable: el que requiere naturalmente un cine al límite mismo de la narrativa.

 

Notas:

Desinformados: Es notable como al igual que pasaba en medios escritos, también hay arrastre de errores en medios virtuales. Hace un lustro algún periodista publicó en la obituaria de Narciso Ibáñez Menta que el actor "protagonizó 45 películas en nuestro país". Semejante error garrafal, repetido por cantidad de improvisados del "cortar y pegar", se ha convertido en el más reiterado standard en la mayoría de las semblanzas biográficas publicadas en diarios, revistas y... hasta sitios web, como el del propio Marfici, que incautamente cayó en la trampa al citar la infausta cifra. Para terminar de una vez por todas, digamos que Narciso participó en Argentina en 21 películas (entre 1939 y 1976). Debido a que cumplió roles secundarios en KUMA CHING (1969) y LA CIGARRA NO ES UN BICHO (1963), hizo un cameo para DERECHO VIEJO (1951) y fue maquillador especial para NUESTRA TIERRA DE PAZ (1939), se puede decir que PROTAGONIZÓ SOLO 17 PELÍCULAS.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

English Version
Ya salió el
Libro de Oro Cinefania 2013
dedicado a los Monstruos
Newsletter de Cinefania
E - mail
Nombre



Bookmark and Share




Cinefania Online
  Búsqueda
 Home
 Indice Maestro
 Carátulas
 Postales
 Facebook
 


Sitios Afiliados
Cine y Estrenos
Cine5x
Caronte
Terror-mania.com
VideoTerror.com
Psichotronic Kult Video
Enlaces de Cine
Usabilidad.tv